Mañana, un día emblemático para todas y todos

Mañana, un día emblemático para todas y todos

08 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Mañana, 10 de diciembre, se celebrará el Día de los Derechos Humanos para conmemorar la fecha en que la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948.

Aquí en Colombia y en el actual contexto político, este es un día emblemático para avanzar en el cumplimiento y la protección de los derechos de todos y todas. Una vez más, esta fecha nos recuerda la importancia de promover la igualdad y la justicia, de proteger a las mujeres, a los niños y a las niñas, a los trabajadores y a las trabajadoras, a los ancianos y a las ancianas, a los enfermos y a las enfermas, y reconocer que su raza, su sexo, su religión, su condición física o económica no pueden ser más motivo de discriminación. Una utopía en el horizonte, que muchas personas, organizaciones y grupos se esfuerzan en hacer realidad día a día.

Y hoy quiero transcribir apartes del pronunciamiento de organizaciones de mujeres que demandan la protección de sus derechos y muy específicamente de sus derechos sexuales y reproductivos ante declaraciones del Procurador General de la Nación en las cuales ha expresado sus claras resistencias a la realización y garantía de los derechos de las mujeres, jóvenes y personas lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas.

En sus diversas actuaciones ha demostrado una radical oposición al reconocimiento de los derechos sexuales y derechos reproductivos, tales como la interrupción voluntaria del embarazo, el derecho al libre desarrollo de la personalidad y, particularmente, los derechos de las parejas del mismo sexo y los planes de educación sexual para jóvenes que guarden relación con la sexualidad, y, en general, un rechazo a los pronunciamientos y tratados internacionales que reconocen los derechos sexuales y los derechos reproductivos, así como al concepto de salud sexual y reproductiva.

Entre sus actuaciones que evidencian dicha posición solicitó la nulidad de una sentencia de la Corte Constitucional que ordenaba al Ministerio de la Protección Social, al Ministerio de Educación, a la Defensoría del Pueblo y a la Procuraduría General de la Nación diseñar y poner en movimiento campañas masivas de promoción de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, especialmente relacionados con la interrupción voluntaria del embarazo.

Esto, en grave oposición a las funciones constitucionales que tiene su cargo, de ser veedor, garante y promotor de los derechos humanos de las mujeres colombianas. Dichos pronunciamientos y su posición confesional son apoyados por algunos sectores religiosos, entidades privadas y funcionarios públicos que generan equívocas y moralistas interpretaciones respecto a la libre opción a la maternidad y al goce efectivo de los derechos humanos en Colombia.

Para nosotras las mujeres es claro que un Procurador como servidor público, en cumplimiento de las funciones propias de su cargo, no debe realizar injerencias arbitrarias, moralistas y confesionales que atentan contra el goce efectivo de los derechos y la dignidad humana de las personas que tradicional e históricamente han sido discriminadas.

Por esto, mañana 10 de diciembre, organizaciones de derechos humanos, de mujeres, de paz y de jóvenes y la comunidad LGBT expresaremos nuestras voces ante la Procuraduría para exigir el cumplimiento de nuestros derechos.

* Coordinadora del grupo Mujer y Sociedad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.