Cien mujeres para celebrar cien años de dedicación a la belleza

Cien mujeres para celebrar cien años de dedicación a la belleza

La oficina en Colombia de la multinacional francesa L'Oreal conmemoró su primer siglo de labores con un programa de apoyo a madres cabeza de familia en situación vulnerable.

07 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Hay aniversarios tan importantes que se celebran con mucha pompa: los 25 años con plata, los 50 con oro, los 60 con diamantes, los 75 con brillantes y hasta los 95 con ónix. Y hasta ahí llega la lista. Los 100 años son tan especiales que quedan fuera de concurso según parece.

Cumplir un siglo de actividades podría ser una gran disculpa para hacer una gran celebración. O como dicen, para tirar la casa por la venta.

A esa edad llegó esta año la multinacional francesa de productos de belleza para el pelo L'Oreal y para conmemorar esta fecha, más que fiestas y eventos lujosos y glamorosos, la compañía decidió llevar a cabo proyectos sociales.

"Cada país diseñó el suyo y nosotros elegimos formar a 100 mujeres en condiciones vulnerables en temas de belleza", dijo Jean Pierre Gouttebroze, director general de L'Oreal Colombia.
Y nació 100 años, 100 mujeres belleza por un futuro, que tuvo su ceremonia de graduación el pasado 10 de noviembre.

Estas mujeres que fueron convocadas a través de algunas fundaciones, recibieron 170 horas de capacitación entre el 1° de junio y el 28 de agosto.

"Esto fue intenso, todos los días de 8 a 12 un grupo de 50 y de 2 a 5 las otras 50", cuenta Luz Adriana Rodríguez, madre de dos hijos, uno de ellos con parálisis cerebral, que vive "del rebusque, vendiendo medias, perfumes, lo que salga".

"Eso aprendimos de todo: corte y blower; colorimetría que es el tema de tinturas, decoloración, mechones y todo lo que está de moda como las plumas; manicura, pedicura, faciales que tiene que ver con maquillaje, limpieza, las facciones de las caras de la persona. Aprendimos hasta cómo se hace un champú, que esto tiene su ciencia", agrega entusiasmada Marcela Murillo, madre soltera de un hijo de 18 años, que ya hacía algo de cosmetología.

Sin embargo, lo más difícil, según cuentan estas participantes, fue conseguir los modelos a la hora de hacer las prácticas.

"Como estábamos cerca a la Iglesia del 20 de julio, salíamos a buscar a la gente, les decíamos que si les gustaría hacerse un cambio extremo. También a los familiares y amigos.

Y para las tinturas si fue más entre nosotras, eso sí con la profesora al lado para ayudar por si uno la embarraba", cuenta Luz Adriana, con mucha alegría. Y según Marcela, "nadie salió descontento".

Para este proyecto, L'Oreal se asoció con la Fundación Escala, que opera en el barrio 20 de julio en Bogotá. "Ellos nos permitieron formar profesores para las clases teóricas y prácticas. Y además les dimos un curso de formación en pequeña empresa de 20 horas para que en un futuro puedan montar un salón de belleza", explica Gouttebroze.

Marcela, por ejemplo, aprendió a llevar las cosas de manera organizada. "Uno recibe, por decir, 5.000 pesos y eso se le vuelve plata de bolsillo y no, hay que aprender ahorrar".

Mientras que para Luz Adriana fue importante saber que "a la hora de cobrar hay que pensar cuánto vale el tiempo, la mano de obra, los productos y no decir vale tanto porque sí".

En L'Oreal Colombia están muy contentos con su programa, a tal punto que quieren hacer otra convocatoria para el año entrante y seguir formando mujeres.

Es que a Gouttebroze le gustó lo que vio cuando asistió algunas veces a las clases. "Una mujer me contó que cuando aprendió coloración, una vecina fue y le dijo que le pintara el pelo y lo hizo, y al día siguiente le llevó tres amigas y ya les pudo cobrar.

Esa es la idea, darles un trabajo que les permita ganar algo de dinero para sus familias", comenta el directivo.

Ahora Marcela, Luz Adriana y las otras 98 participantes en este curso están llenas de ilusiones. Ellas ya tienen los elementos básicos como peinillas, cepillos, tijera y máquina de cortar.

"No todas tenemos plancha, así que cuando alguna la necesita la que tiene le presta. Eso fue bonito también, aquí hicimos lazos de amistad grandes, Hay mucha solidaridad, dice Marcela, que al igual que Luz Adriana está haciendo domicilios, pero tiene la ilusión de su propio salón.

Y para que no pierdan el impulso, la empresa les nombró un padrino a cada una de estas cien mujeres. Se trata de unos 30 voluntarios de la compañía que las van a acompañar un tiempo para ayudarles con dudas, tanto de belleza como en administración, y a conseguir los productos de L'Oreal a un precio especial.

La fórmula para dar color

Por este programa en el que se invirtió sobre todo en tiempo y en donar los productos, L'Oreal recibió en estos días el premio en el categoría de Desarrollo Social de Grandes Empresas, que otorga Carrefour a sus aliados.

L'Oreal, una multinacional francesa, fue fundada por Eugene Schueller, quien estudió química y trabajaba en una farmacia; pero preocupado por los problemas de coloración capilar, deja el trabajo para montar su propia empresa en la que él mismo creaba las fórmulas. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.