"El Gobierno colombiano debe comprometerse a proteger los páramos"

"El Gobierno colombiano debe comprometerse a proteger los páramos"

Greenpeace trabaja en Colombia a favor de la conservación de los páramos. CAMBIO habló con Gonzalo Strano, miembro de la organización, sobre los compromisos que debería adquirir el Gobierno.

07 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

La organización mundial trabaja en Colombia a favor de la conservación de los páramos. CAMBIO habló con Gonzalo Strano, miembro de Greenpeace para América Latina sobre los compromisos que debería adquirir el Gobierno para la protección del medio ambiente en el país.

¿A qué se debería comprometer puntualmente el Gobierno colombiano para proteger los páramos?

Los incentivos para proteger estos ecosistemas como reguladores hídricos deben ser típicamente domésticos porque su pérdida afectaría a ciudades y poblaciones puntuales dentro de los países que los albergan. Sin embargo, el incentivo para conservarlos como retenedores de carbono debe ser internacional, dado que la liberación de su contenido a la atmósfera afectaría el sistema global, como indican los estudios recientes. Es absolutamente necesaria la adopción de incentivos para que el beneficio colectivo sea más importante que el beneficio individual.

En algunas regiones no es suficiente con los incentivos para el agua (si los páramos no están protegidos o no surten con agua a una población), por lo que debería existir otro tipo de estímulos que los abarquen en una forma más general.

El páramo con un porcentaje de cobertura tan bajo en el territorio continental colombiano puede funcionar como un gran retenedor de carbono. Si se piensa en crear los mecanismos para conservar el páramo se debe tener en cuenta que esos mecanismos deben generar ingresos que al menos se igualen al costo de oportunidad de quienes transforman estos ecosistemas.

¿A qué se deberían comprometer los colombianos para proteger los páramos?
 
Los colombianos deben exigirle al presidente Álvaro Uribe que todos los páramos ingresen en el sistema de áreas protegidas.

¿Cómo afectaría a Colombia el Cambio Climático?

El Cambio Climático tendrá lugar en un contexto de desarrollo económico desigual, tornando a algunos países más vulnerables que otros. Por ejemplo, por falta de recursos para paliar los efectos del cambio climático, los países menos desarrollados serán los más vulnerables. Todos los países serán afectados por el Cambio Climático, pero los países pobres sufrirán los efectos primero y en forma más intensa.

Aunque Colombia no es uno de los responsables principales de haber causado el problema del cambio climático -su contribución llega a 0,35% del total de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera- los datos de los impactos en el país son alarmantes y respaldan lo anterior: la mitad del país se vería afectada negativamente debido a cambios en el patrón de precipitaciones (lluvias); la infraestructura turística de la Isla de San Andrés sufriría consecuencias negativas al desaparecer 17% de la misma; y casi la totalidad de los nevados y glaciares desaparecerían completamente, así como el 75% de los páramos.

El gobierno colombiano debe pugnar por obtener recursos del fondo que se solicita sea creado en Copenhague para paliar las consecuencias del Cambio Climático.

¿Cuál sería una situación ideal para Colombia?

Que se prohíban las actividades agrícola-ganaderas de gran extensión y la extracción de carbón en los páramos. Además, lo anterior debería estar complementado con un programa nacional de protección de esos ecosistemas de montaña por su función de reguladores del ciclo hidrológico.

¿Qué le reconoce Greenpeace a la gestión del Gobierno colombiano?

La organización apoya e insta al gobierno colombiano para que continúe forjando esfuerzos para permitir que se comprenda y acepte la importante relación que tiene la conservación de estos ecosistemas y la misma supervivencia del ser humano.

Greenpeace también reconoce el esfuerzo pionero que Colombia ha hecho a nivel mundial al invertir recursos de un proyecto de mecanismo de desarrollo limpio (MDL) para la conservación de un páramo tan importante como el de Chingaza, que además fue declarado humedal de importancia internacional Ramsar.

De esta manera Greenpeace espera este mismo nivel de compromiso para todos los páramos que aún se encuentran en el territorio nacional.

¿Qué hace falta para proteger los páramos en Colombia?

El 88% los páramos no pertenecen a las áreas protegidas del sistema de parques nacionales. Por lo tanto existen áreas de páramo sin regulación institucional en donde hacen falta incentivos para su conservación.

Es reconocido que uno de los mayores desafíos que se presenta en este ecosistema es la búsqueda de compatibilizar conservación y desarrollo en un medio donde la fragilidad del ambiente está confrontada con el incremento del uso de la tierra y todo el ecosistema se ve claramente amenazado por los acelerados procesos de transformación y degradación, como explican los estudios realizados en el 2002.

El argumento sobre el que cada país es responsable de proteger sus ecosistemas naturales, no se cumple la medida requerida, como en el caso colombiano cuando se otorgan licencias ambientales para la explotación minera en ecosistemas estratégicos como los páramos. Las políticas y la legislación colombianas no funcionan en la medida requerida y hay un debilitamiento institucional que lo agrava. Por lo tanto es muy difícil que por sí solas las políticas del  Gobierno o de otras instituciones (por ejemplo, las reformas del régimen de propiedad de las tierras, o los incentivos fiscales) puedan establecer unos incentivos para conservar ecosistemas como el páramo.

¿Qué actividades lleva a cabo Greenpeace relacionadas con la protección de los páramos?

Desde el mes de septiembre, Greenpeace y sus voluntarios realizaron diversas actividades para llamar la atención del gobierno y la opinión pública sobre la defensa de los páramos y la cumbre de Copenhague.

Los voluntarios inflaron un reloj de arena gigante en la Plaza de Bolívar, para dar muestra de la urgencia del tema, juntaron firmas en todo el país y promovieron en el sitio web la campaña, www.greenpeacecolombia.org.

Hace unas semanas disfrazados de osos de anteojo, un grupo de voluntarios protestó en la puerta del ministerio de ambiente, y días atrás, ya con más de 50 mil colombianos apoyando la campaña, se desplegó una bandera de 15 metros en la Plaza de Bolívar para exigirle a Uribe que fuera a Copenhague.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.