Ministro venezolano renuncia para demostrar que no tiene vinculación en escándalo bancario

Ministro venezolano renuncia para demostrar que no tiene vinculación en escándalo bancario

Jesse Chacón, responsable de la cartera de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, dijo que renunció a su cargo "para demostrar que no tiene vinculación" con el caso, que involucra su hermano.

07 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

"Cuando se dicta el auto de detención contra Arné Chacón, que es mi hermano y está vinculado al tema de los tres bancos que de alguna forma entran en problemas en los últimos días, llamé al presidente (venezolano Hugo Chávez) y le dije que en esas condiciones prefería renunciar para que no quede ninguna duda de nuestra transparencia en esta investigación", explicó Chacón.

Según Chacón, "sea lo que sea que arroje la investigación en curso, yo no debo estar ocupando el cargo de ministro".

Así mismo, manifestó su deseo de que "la Fiscalía desarrolle su investigación sin ningún obstáculo y den a conocer la verdad a la población".

"Esa verdad me favorecerá, porque demostrará que ni tengo ni he tenido vinculación alguna con las actividades mercantiles de mi hermano, las cuales son de su absoluta responsabilidad", añadió Chacón, hombre de confianza de Chávez durante sus diez años en el poder y que antes detentó la cartera de Comunicación.

Una vez que la verdad salga "le demostraremos a quien está tratando de mentir sobre esto, que las instituciones del país funcionan", insistió.

A Arné Chacón, presidente de Banco Real, entidad intervenida el pasado viernes por el Estado por irregularidades en sus operaciones, le fue aplicada una orden de captura en su contra el sábado junto a una de sus socias.

En el Aló Presidente dominical, Chávez alertó que "no condena a Arné Chacón" de antemano, pero aclaró que no se explica "cómo él que viene de la Marina, (que es) un pata en el suelo (pobre) como nosotros, es presidente de un banco".

Afirmó que su Gobierno "investiga" si funcionarios públicos ampararon los malos manejos que llevaron al cierre de los siete pequeños bancos privados, que abarcaban en total cerca del 9 por ciento de los depósitos del sistema.

Las siete instituciones afectadas son los bancos Canarias, Pro Vivienda, Bolívar y Confederado, cerrados desde el lunes, y Central Banco Universal, Banco Real y Baninvest, intervenidos el viernes.

El Gobierno decidió liquidar los bancos Canarias y Pro Vivienda debido a la "gravedad de su situación", mientras que rehabilitará los otros cinco, de los cuales dos, el Confederado y el Bolívar, pasarán a manos del Estado.

CARACAS (Efe)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.