Abrebocas / Ernesto Calzadilla, el hombre que ha enamorado a Colombia

Abrebocas / Ernesto Calzadilla, el hombre que ha enamorado a Colombia

Sus enormes ojos negros, su mentón partido y unas canas prematuras que se asoman en su cabeza convierten a Ernesto Calzadilla en el George Clooney latino por excelencia.

07 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Hora: 3 de la tarde. Lugar: Parque de la 93, pleno corazón del norte de Bogotá. No nos conocíamos; mi mente solo guardaba unas breves imágenes de su papel protagónico en la telenovela Amor en custodia. De repente a mi lado apareció un hombre de figura imponente y sonrisa de retrato... Sí, era Ernesto Calzadilla, el actor que actualmente se roba los suspiros de más de una colombiana.

Es amable, espontáneo y tiene la alegría propia de los venezolanos. Así, sin más preámbulos, arrancamos esta entrevista que más parecía un encuentro entre viejos amigos.
Fuiste Mister Venezuela en el 98.

¿Qué tal la experiencia?

Maravillosa, divertida y diferente. Gracias a ese concurso obtuve el título de Manhunt International '99 en Manila, Filipinas. Viajé y trabajé como modelo por toda Asia y Oceanía. Fue un hecho inolvidable que ahora después de diez años lo transformo en un Stand Up Comedy que se llamará De cúbito dorsal.

¿Cuándo estará listo?

Muy pronto, cuando Amor en Custodia me lo permita. Es coescrito con Mónica García, periodista y escritora venezolana; lo dirige Matilde Corral y qué mejor espacio para presentarlo que Casa Ensamble.

¿Cómo llegó la propuesta de trabajar en Colombia?

En marzo de este año vine a Bogotá a un taller de realización cinematográfica, ahí conocí a Juan Pablo Félix, director de casting de películas como Satanás, Los viajes del viento y María llena eres de gracia. Inmediatamente comencé un proceso enriquecedor que tomó cerca de dos meses entre ir y venir de Caracas a Bogotá. Una noche de junio recibí la buena nueva de que sería Juan Manuel Aguirre.

¿Has tenido un amor en custodia?

(Risas) Mi primera vez fue acá en Colombia con Alejandra Borrero. Estoy haciendo un doctorado en actuación con ella y el elenco, incluyendo a los directores Juan Carlos Vásquez, 'Vaskeli', y Olga Lucía Rodríguez, todo el equipo técnico, maquilladoras, vestuaristas y los productores Luis Jiménez y Maru Salazar. Cada uno de ellos me ha enseñado a tener un divino amor.

Antes de actor eres biólogo acuacultor. ¿Lo has desempeñado?
No mucho, pero espero en un futuro producir y dirigir un programa de acuacultura y eco-turismo. Sería una manera divertida y entretenida de difundir un tema poco conocido y tan importante para todos nosotros como es la producción de alimentos.

¿Cuál es tu receta para ser feliz?

Reír, reír, reír y si queda tiempo, reír... Paco Fernández-Ocho, un hermano de España, me contó una vez: "Mi padre decía 'Paco, que nadie te gane cuando de reírse se trate". Me pareció una gran receta y la mejor lección de vida.

¿Estado civil? Soltero.

¿Y el estado ideal?

En paz conmigo y en armonía con mis seres queridos. Haciendo lo que más me gusta, divertirme y reír mucho.

¿Pero crees en el matrimonio?

Siempre y cuando sea desde el amor, lo haré. Somos bestias salvajes que necesitamos estar en pareja y enamorados.

¿Cuál ha sido el mejor episodio de tu vida?

El que atravieso ahora, acá en Colombia. Haciendo lo que me gusta, rodeado de un equipo de trabajo maravilloso, de gente tan cálida y hospitalaria. Caminando y disfrutando el delicioso clima bogotano y comiendo 'calentao', `ropa vieja¿ y arepas colombianas.

¿Y el peor?

Hoy en día, a mis 35 años, me siento a pensar y llego a la conclusión de que no hay peor momento sino malos ratos.

¿Y después de Colombia?

Más Colombia. Apenas estoy descubriéndola y me enamoro cada día más de este hermoso país. Creo que no hay mejor cuña que esa expresión tan genuina que dice: 'El riesgo no es venir, el riesgo es que te quieras quedar'.

En un día libre...

- ¿Cocinero? No, me muero de hambre. Pero un par de huevos fritos seguro no se me queman y la pasta puedo hacerla al dente.

- ¿Rumba? La que el cuerpo aguante. Hay ocasiones para un tintito, una comida o unas onces, pero a veces hay que rumbear. Y en Colombia sí que saben cómo es la rumba.

- ¿El plan? Descansar, compartir con mis amigos, películas en casa, comer una pizza y rematar con un brownie.

Sus pistas

Nació el 5 de septiembre en Caracas, Venezuela.  Es el mayor de tres hermanos. Habla inglés. Vino, abundante comida, música y buena compañía, infaltables en su casa .Un jean y los crocs (tipo de zapatos suecos), sus prendas favoritas. En su iPod no puede faltar Caballo viejo, su canción especial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.