Ex ministro Juan Manuel Santos y Comandante de Armada defendieron su actuación en caso Arango Bacci

Ex ministro Juan Manuel Santos y Comandante de Armada defendieron su actuación en caso Arango Bacci

El Ministro de Defensa, Gabriel Silva, respaldó también su conducta en ese proceso.

04 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

"El Ministerio de Defensa tiene la convicción de que se actuó dentro de la ley, que se actuó para evitar la omisión de denuncia de acción, y que se cumplió con la ley como era el deber del señor ministro (Juan Manuel) Santos y los oficiales encargados del proceso", aseguró Silva.

El contralmirante (r.) Gabriel Arango Bacci fue declarado inocente por la Corte Suprema de Justicia en el juicio por presuntos nexos con el narcotráfico.

En la misma decisión, la Corte ordenó investigar al ex ministro Santos y al comandante de la Armada, almirante Guillermo Barrera, por supuesta omisión de denuncia.

"En toda investigación, en toda compulsa de copias, hay un proceso de decisión que se inicia", dijo el ministro Silva.

Por su parte, Santos afirmó que en el caso de Arango Bacci cumplió con lo ordenado por la ley.

"Durante la investigación y posterior proceso que se siguió al contralmirante Gabriel Arango siempre manifesté, como ha sido costumbre a lo largo de toda mi vida, el total respeto por cualquier decisión que la administración de justicia adoptara. Con el absoluto convencimiento de haber actuado correctamente, con total apego a la ley, y protegiendo los intereses de la Patria y de sus instituciones, acato el fallo de la Corte Suprema y renuevo mi total disposición para colaborar con la justicia", dijo Santos en un comunicado.

A su vez, el Comandante de la Armada dijo que esa institución "cumplió con su obligación legal y moral de poner en conocimiento de la autoridad competente una presunta irregularidad cometida por un integrante de la institución". Barrera fue citado por la comisión segunda del Senado para que explique su actuación en el caso.

Las pruebas que se cayeron en la Corte

Las declaraciones de tres testigos, pruebas técnicas y pruebas testimoniales fueron la base de la acusación de la Fiscalía contra el almirante (r.) Gabriel Arango Bacci y que después fueron desvirtuadas una a una por la Corte Suprema.

Los tres testigos, Eyssin Matos, Jaime Pérez Charrys y Juvenal Serna, fueron calificados por la Corte Suprema como "delincuentes arrepentidos" que buscaban beneficiarse con una declaración falsa contra el oficial.

"Resulta imposible otorgarle credibilidad, pues, se advierte que este testigo miente y así lo confirman no solo sus progenitores y hermano, sino las personas a las que de alguna forma trató de involucrar para tratar de sustentar su historia. Incluso, admitió que actúa con el ánimo de obtener lucro", dice la Corte al referirse a Matos.

Sobre la prueba técnica, un recibo por 115 mil dólares con la huella de Arango, por un supuesto pago del narcotraficante 'Chupeta', la Corte determinó que la impresión de la huella en el documento se había hecho de forma mecánica y no directamente de la mano del oficial. "Sólo basta con poseer la huella en cualquier documento para de allí tomar la impresión que reproduzca el sello", dijo la Corte.

Finalmente, a través de las pruebas técnico testimoniales, es decir, las declaraciones de expertos en navegación, los magistrados establecieron que en marzo del 2002 el almirante Arango no había dado la orden de mover la fragata almirante Padilla para favorecer a los narcos, como lo afirmaba la acusación contra él.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.