8.000 policías más para mejorar seguridad en grandes ciudades anunció el Presidente

8.000 policías más para mejorar seguridad en grandes ciudades anunció el Presidente

Tres ajustes a la política de seguridad ciudadana anunció el Gobierno, para disminuir los índices de homicidios en las ciudades como Medellín y Cali.

04 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

En primer lugar, la Policía Nacional iniciará un proceso de "reclutamiento especial" de 3.000 jóvenes, que recibirán formación en oficios técnicos y tecnológicos para que, tras prestar el servicio militar, tengan opciones de trabajo.

"Vamos a hacer ese ensayo para mejorar las posibilidades de los jóvenes, cuyas tendencias de homicidio siguen siendo preocupantes", dijo el presidente Álvaro Uribe, durante la ceremonia de ascenso de seis coroneles a generales, entre ellos los comandantes de Policía de Bogotá (César Pinzón), Barranquilla y Cali.

Se trata, dijo el general Óscar Naranjo, director de la Policía, de ofrecerles a los jóvenes un servicio militar sui géneris, para evitar que los reclute la delincuencia.

"Esto quiere decir que no los vamos a entrenar en el manejo de armas sino básicamente a capacitar como promotores de vida, promotores sociales, líderes comunitarios, y lo que esperamos es que después de año y medio de permanecer con nosotros, de prestar ese servicio obligatorio, estos jóvenes tengan una salida laboral", dijo Naranjo.

La segunda medida es aumentar el pie de fuerza de la Policía Comunitaria, que pasará de 7.000 a 15.000. Este grupo estará trabajando de la mano con los habitantes de las ciudades del país, porque según Uribe la gente "pide el policía de barrio".

Por último, el tercer ajuste a la política de seguridad es conformar una especie de red de cooperantes a la que el Presidente llamó "grupo élite de cooperación ciudadana con la Fuerza Pública", el cuál estará conformado por líderes de los frentes y escuelas de seguridad en el país.

Fuentes de la Policía aseguran que desde ya se trabaja en cómo será la estructuración tanto de los grupos élites como del nuevo énfasis del servicio militar, lo cual estará listo para comienzos del 2010.

En su discurso, el presidente Uribe aseguró que estos ajustes son porque "no se puede vivir en el júbilo del 2002, cuando la Fuerza Pública se volcó a las carreteras para garantizar el derecho de locomoción". No obstante, destacó que en los últimos años el índice de muertes pasó de 68 asesinatos por cada 100 mil habitantes a 32.

También envió el mensaje a cada uno de los nuevos generales de trabajar por mejorar la sensación de seguridad en las ciudades, pues pese a que en las cifras globales de homicidios han disminuido, la percepción es otra.

Ayer, Orlando Páez Barón, director de Seguridad Ciudadana, ascendió de brigadier general a mayor general; y ese mismo rango escaló Rafael Parra Garzón, subdirector General. Recibieron cada uno su segunda estrella.

Los otros que recibieron estrella (la primera) de mando fueron Janio León Riaño, director de la Escuela de Cadetes general Santander; Julio César Santoyo Velasco, comandante de la Regional 2 de Policía; Miguel Ángel Bojacá Rojas, comandante de la Policía de Cali; Ricardo Alberto Restrepo Londoño, director de Carabineros y Seguridad Rural -que en enero próximo asumirá el comando de Cartagena-, y Jorge Miguel Gutiérrez, comandante de la Policía de Barranquilla.

Presidente pide a Generales recuperar percepción de seguridad

El presidente Álvaro Uribe no ocultó su preocupación por el incremento de los homicidios en Cali y Medellín y por la percepción de inseguridad en Bogotá.

"En las dos (Cali y Medellín ) hay un crecimiento del homicidio. En ambas hubo semanas con más de 50; las últimas fueron 28, pero el reto todavía es muy grande", manifestó el presidente Uribe.

Y en el caso concreto de Bogotá, el Jefe de Estado le exigió al general César Augusto Pinzón, comandante de la Policía Metropolitana, recobrar la percepción de seguridad.

"Que los hechos generen una percepción de total tranquilidad, que la ciudadanía de Bogotá sienta en carne propia que es una de las ciudades mas seguras del continente".

En parte, el aumento en el número de homicidios está relacionado con la reorganización de las bandas en ciudades como Medellín y en el intento de los grupos emergentes de volver a reclutar jóvenes para incidir en las grandes ciudades.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.