¿Venezuela en Mercosur?

¿Venezuela en Mercosur?

Ojalá el Congreso de Brasil apruebe el ingreso de tan incómodo socio antes de que la oposición conservadora gane las elecciones presidenciales.

03 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

Las fechas no sustentan la versión política del retiro venezolano de la CAN por cuenta del TLC: Chávez ya había expresado públicamente su interés en ingresar al Mercosur en abril del 2003, en Moscú, un mes antes de la visita de Uribe a Bush, en donde acordaron que los ministros de Comercio Botero y Zoellick discutirían un eventual TLC con Estados Unidos.

Este interés de vieja data se ha visto frustrado hasta ahora. El ingreso de Venezuela, aprobado por los cuatro gobiernos australes en el 2006, aún está pendiente de la ratificación del Senado paraguayo y Congreso brasileño. La adhesión en curso de Paraguay al Alba traerá consigo incentivos venezolanos ingentes para su gobierno y la oposición del Senado, tendientes a facilitar la ratificación. En Brasil, se conjuga una doble presión considerable: oficial, de Venezuela, y privada, de un sector empresarial brasileño que codicia su muy desabastecido mercado. La 'estrategia endógena venezolana' ha significado una dependencia importadora masiva del capitalismo mundial (Estados Unidos, UE, Brasil, Argentina, China, India, Corea...), al que Chávez llama a substituir las importaciones procedentes de Colombia.

Brasil tendría razones de sobra para no admitir a un Estado belicista, que desprecia la usanza diplomática, desconoce las leyes jurídicas y humanas, violenta su Constitución, priva de garantías legales y derechos fundamentales a su oposición e incumple virtualmente toda la Carta Democrática del Mercosur.

¿Hasta cuándo podrá Brasil anteponer su interés comercial y ansia política de liderar a Suramérica al desconocimiento a la vista, por el régimen chavista, de principios universales y regionales? Será casi tan difícil para Venezuela cumplir las cláusulas económicas de Mercosur. Desde cuando se retiró de la CAN, ha desechado, junto con el Arancel Externo Común, gran parte de la anterior normativa subregional en, inter alia, servicios, propiedad intelectual, normas técnicas, medidas sanitarias y fitosanitarias, y responsabilidad legal del Estado.

Hay retroceso generalizado de la economía venezolana a los años sesenta, fuente de la filosofía bolivariana. En abril del 2007, un episodio grave de fiebre aftosa en el centro y occidente de Venezuela recordó su nueva situación 'premoderna'. Así ocurre también con la corrupción y la violencia homicida, desde mediados de la década, superior a la de Colombia, con su conflicto interno. ¿Qué harán Brasil y Mercosur para 'aconductar' a un Estado que desconoce la disciplina comercial, aduanera, sanitaria, democrática y ética?

Desde el punto de vista colombiano, en cambio, será mejor tratar con una Venezuela formalmente sujeta a las reglas comunes de una agrupación regional, así las incumpla en muchos casos, que lidiar con un Estado delincuente (inglés: rogue State), que sólo obedece las suyas propias.

Los actuales Acuerdos CAN-Mercosur han de conducir con el tiempo a un mercado común birregional, y Venezuela también habrá de tender hacia esa meta. Hay pautas de política exterior común austral que ella buscará influir, pero tampoco podrá doblegar del todo. La dificultad de los controles aplicables es problema brasileño y de Mercosur, antes que nuestro. Ojalá el Congreso de Brasil apruebe el ingreso de tan incómodo socio antes de que la oposición conservadora gane las elecciones presidenciales de octubre del 2010 y archive su candidatura.

tomasuribemosquera@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.