Estados Unidos se declaró decepcionado por decisión de Congreso de Honduras de no restituir a Zelaya

Estados Unidos se declaró decepcionado por decisión de Congreso de Honduras de no restituir a Zelaya

Sin embargo, catalogó la decisón de legítima y en cumplimiento de los acuerdos entre las partes.

03 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

"Estamos decepcionados por la decisión pues esperábamos que aprobaran su regreso. Nuestra posición ha sido consistente desde que el 28 de junio. Condenamos el golpe y continuamos aceptando a Zelaya como el líder legítimo. Sin embargo la decisión tomada por el Congreso, que se realizó de manera transparente y abierta fue en acuerdo con el mandato del artículo 5 del Acuerdo Tegucigalpa-San José. Tanto Zelaya como Micheleti (gobernante de facto), estuvieron de acuerdo con el Acuerdo el pasado 30 de octubre", dijo Arturo Valenzuela, subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental. 

El Congreso hondureño votó este miércoles, por abrumadora mayoría, en contra de la restitución del presidente Zelaya, depuesto de su cargo tras un golpe de Estado el pasado 29 de junio.

Según el Acuerdo San José Tegucigalpa, que firmaron Zelaya y el gobierno de facto bajo el auspicio de la OEA y Estados Unidos, esta votación era uno requisitos centrales para el proceso de retorno al orden constitucional.

Aunque el acuerdo no exigía la restitución como tal, pues dejaba el tema en manos del Congreso, en la comunidad internacional se esperaba una votación favorable ya que habría servido para aplacar la profunda división que existe en la región en torno al proceso.

Varios países, entre ellos Argentina, Brasil y Venezuela han dicho que no reconocerán el resultado electoral de los comicios del domingo pasado en parte porque se dieron sin que hubiese sustituido a Zelaya, y en ausencia de la conformación de un gobierno de unidad nacional, otro de los puntos estipulados en el Acuerdo de San José- Tegucigalpa.

Aunque Zelaya ya había dado por muerto este acuerdo, su restitución habría dado algún margen de maniobra para salir de la encrucijada, especialmente a países como Estados Unidos, Colombia, Perú y Costa Rica que si reconocieron los resultados pero exigieron el cumplimiento cabal del acuerdo.

La OEA ha convocado para este viernes una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente en la que se piensa evaluar tanto las elecciones como la decisión del Congreso.

Dadas las profundas divisiones que existen entre los países miembros, se espera una encuentro muy agitado y de pocos consensos.

Si bien lo más probable es que se imponga la tesis de que el reconocimiento -o no- es un asunto bilateral, el verdadero escollo está en el eventual retorno de Honduras a la OEA, de donde fue suspendida el pasado 4 de julio.

Dado que su expulsión se decretó a través de una resolución aprobado por sus 33 miembros, sería necesaria una nueva que levante la sanción. Algo imposible en las condiciones actuales. 

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.