Talibanes prometen devolver en ataúdes a refuerzos militares de E.U. en Afganistán

Talibanes prometen devolver en ataúdes a refuerzos militares de E.U. en Afganistán

Dijeron que los 30.000 nuevos soldados reforzarán su lucha, tendrán una retirada vergonzosa.

01 de diciembre 2009 , 12:00 a.m.

"Obama verá desfilar muchos ataúdes de soldados estadounidenses muertos en Afganistán", auguró el portavoz talibán Qari Yusuf Ahmadi.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que Afganistán es de interés vital para su país y "no es otro Vietnam', al anunciar el envío de 30.000 soldados más a la zona. También aseguró que en julio del 2011 comenzará la retirada de la tropa.

Luego de varios meses de análisis, Obama develó así su nueva estrategia para Afganistán, que busca revertir el avance de los talibanes y erradicar a la red terrorista Al Qaeda

"Afganistán no está perdida, pero por muchos años ha experimentado un retroceso. Como Comandante en Jefe he determinado que es vital para nuestro interés nacional enviar 30.000 soldados adicionales".

Obama afirma que Al Qaeda sigue "planificando ataques en este momento", y contrarrestar la avanzada de los talibanes, dijo Obama.

El despliegue de los soldados se completará antes de que concluya la primera mitad de 2010, prometió el mandatario.

Más importante aún será el entrenamiento de las fuerzas afganas y comenzar a traspasarles responsabilidades y por eso le lanzó una dura advertencia a los líderes de ese país: "Los días de dar un cheque en blanco se acabaron", dijo Obama.

Las nuevas tropas le costarán al país 30.000 millones de dólares. Según el presidente de E.U, estas tropas se desplegarán "al paso más rápido posible", en la primera mitad de 2010.

"Estamos en Afganistán para evitar que un cáncer vuelva a extenderse en ese país", dijo Obama y agregó: "Pero este cáncer también se ha arraigado en la zona de la frontera con Pakistán, es por eso que necesitamos una estrategia que funcione en ambos lados de la frontera", agregó.

Obama dejó claro que su interés no es ocupar Afganistán, ni "librar una guerra sin fin en ese país". "La nación que mas me interesa reconstruir es la nuestra", subrayó.

En su discurso para exponer la nueva estrategia para la guerra, Obama afirmó que apoyará a los líderes "que combatan la corrupción y defiendan a la gente", pero al mismo tiempo dijo que esperan "que los que no sean eficientes o sean corruptos tengan que rendir cuentas".

Indicó que los soldados, que se sumarán a los cerca de 68.000 que EE.UU. ya mantiene en Afganistán, tendrán como misión atajar la insurgencia y proporcionar seguridad a centros de población claves.

Responde la Otan

El Presidente de E.U. hizo un llamado a los aliados de Estados Unidos en la Otan a colaborar también con nuevas tropas. 'Debemos unirnos para acabar con esta guerra de manera exitosa', afirmó.

En una primera respuesta al discurso, el jefe de la Otan, Anders Fogh Rasmussen, dijo que espera "al menos 5.000 soldados más de otros países en nuestra alianza y posiblemente unos pocos miles más (con destino al país asiático).

"Los nuevos efectivos permitirán acelerar la transferencia de responsabilidad a las fuerzas afganas y nos permitirán comenzar el proceso de sacar a nuestras fuerzas de Afganistán en julio de 2011", señaló, y rechazó cualquier comparación de este conflicto con el de Vietnam. Con los nuevos efectivos, el número de soldados estadounidenses en Afganistána llega a casi 100.000.

La guerra en Afganistán se inició a finales del 2001, con la invasión liderada por E.U.


Conversaciones previas

El presidente estadounidense dedicó la noche anterior al discurso cerca de una hora a explicar en una conversación telefónica al presidente afgano, Hamid Karzai, el alcance de su nueva estrategia. Esta mañana se la comunicó también al presidente paquistaní, Asif Ali Zardari.

Antes de partir hacia West Point, Obama se reunió con un grupo de destacados congresistas, entre ellos la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, a los que informó en detalle de su nueva estrategia. Tras el anuncio del presidente está previsto que tanto McChrystal como el embajador de EE.UU. en Kabul, Karl Eikenberry, comparezcan en audiencias ante el Congreso sobre la situación en Afganistán.

También lo harán el secretario de Defensa, Robert Gates, y de Estado, Hillary Clinton, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Michael Mullen, cuyas comparecencias han sido convocadas para mañana.

Las tropas estadounidenses invadieron Afganistán en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Washington y Nueva York.

La invasión se saldó con el derrocamiento del régimen talibán, que había permitido a la organización terrorista Al Qaeda operar desde su territorio.

Los líderes talibanes han vuelto a reagruparse desde entonces en la región montañosa fronteriza con Pakistán.

Se cree que el terrorista de origen saudí Osama Ben Laden y otros líderes de Al Qaeda se esconden en las regiones tribales al norte de Pakistán fronterizas con Afganistán.

WASHINGTON y KABUL (Efe-AFP-Reuters)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.