La historia de Unión Peneya, el corregimiento que venció el desplazamiento y regresó a su tierra

La historia de Unión Peneya, el corregimiento que venció el desplazamiento y regresó a su tierra

Esa comunidad de Caquetá ganó, junto con Juanes, el Premio Nacional de Paz, entregado en Bogotá.

30 de noviembre 2009 , 12:00 a.m.

Hace tres años, los habitantes de la Unión Peneya, corregimiento del municipio de Montañita (Caquetá), no imaginaron que gracias a su perseverancia y sus ganas de salir adelante iban a ser este año un ejemplo para Colombia.

En el 2004, debido al conflicto armado y a la fuerte presencia guerrillera y de cultivos de coca en la zona, su comunidad se vio atrapada entre dos fuegos y tuvo que abandonar las tierras.

Tiempo después, y a pesar de las amenazas que recibieron de los grupos armados, volvieron a organizarse y hoy se mantienen unidos trabajando en alternativas de subsistencia económica y social.

"Lo más difícil fue haberlo dejado todo y no tener a donde ir, si hay algo para rescatar es la lucha que hemos tenido para unirnos y sostenernos en dificultades. Así mismo, tenemos claro que el conflicto sigue, pero nosotros también tenemos que seguir adelante", asegura Abelardo Ortiz, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Unión.

Entre las actividades que han desarrollado están los actos culturales y una banda de música conformada por niños de la localidad.

Precisamente, los integrantes de esta comunidad del Caquetá fueron los ganadores del XI Premio Nacional de Paz, entregado anoche en el Centro Cultural del Gimnasio Moderno, en Bogotá, y se convirtieron en un ejemplo para la promoción de paz en el país.

"Están reconociendo el mérito al trabajo realizado durante tres años, en los que estuvimos fuera de nuestras tierras", afirmó.

Y agrega: "Creamos una cultura con los desplazados y el único propósito era vivir en paz. Entre las actividades que realizamos está la creación de una banda musical de niños, con el propósito de crear una cultura donde ellos, que se están levantando, se dediquen a una vida sana y cambiar la mentalidad".

Con los 70 millones de pesos que les entregará el Premio, los habitantes de la Unión Peneya piensan construir una casa de la cultura donde puedan ensayar los niños de la banda musical que, para ellos, son un símbolo de la paz en el pueblo.

'Sin fronteras'

Además de la Unión Peneya, el galardón entregó un Premio Honorífico que reconoció la labor que lleva a cabo el cantante y compositor Juanes a través de la fundación 'Mi Sangre' y los conciertos que él ha llamado Paz sin Fronteras.

Juanes se convirtió así en el ganador del primer reconocimiento honorífico que entregan los promotores del Premio Nacional de Paz.

"Creo que para la paz hace falta mucho trabajo. No es solamente una labor del gobierno sino de muchas personas, se trata de identificar quiénes son los nuestros para poderlos ayudar", señaló Juanes, quien compartió durante la ceremonia con los más de 60 representantes de la Unión.

Las empresas que promueven este galardón son: EL TIEMPO, la revista Semana, El Colombiano, Caracol Radio, Caracol Televisión, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y la Friedrich Ebert Stiftung en Colombia (Fescol).

En sus 10 años de existencia, el Premio ha recibido 1.460 experiencias exitosas. En esta nueva versión fueron evaluadas 101, y la misión de escoger la mejor estuvo a cargo del un jurado integrado por el ex canciller Augusto Ramírez Ocampo, el padre Darío Echeverri, Ana Teresa Bernal, Francisco de Roux, Cristina Lleras, Juan Luis Mejía, Rodrigo Gutiérrez, Jorge Orlando Melo y el General (r) Manuel José Bonett.

"El reconocimiento lo que busca es hacer visible el esfuerzo que hacen, no sólo de ellos, sino de un centenar de organizaciones por lograr la paz en nuestro país", señaló el padre Echeverri, miembro de la Comisión de Conciliación de la Iglesia Católica.

Ganadores del Premio de Paz

1999. Pueblo Soberano de Mogotes, Santander.
2000. Proyecto Nasa de los Cabildos Indígenas del Cauca.
2001. Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio. 2002. Asociación de Municipios del Ariari, Meta.
2003. Colectivo de Comunicaciones de Montes de María, Bolívar.
2004. Comité de Cacaoteros de Remolino del Caguán y Suncillas (Caquetá), y Guardia Indígena del Norte del Cauca.
2005. Diócesis de Quibdó.
2006. Asociación Caminos de Esperanza, Antioquia. Gustavo Moncayo y Yuri Moncayo.
2007. Círculo de Lectores Infantil y Juvenil de San Vicente - Puerto Leguízamo.
2008. 'Las voces del secuestro', y cabo William Pérez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.