Serrano, el arquitecto detrás de los megahospitales de Bogotá

Serrano, el arquitecto detrás de los megahospitales de Bogotá

Fue uno de los hombres que más se interesó por la construcción de grandes edificios dedicados a la atención médica.

30 de octubre 2009 , 12:00 a.m.

Los clásicos hospitales bogotanos tienen el sello personal de Gabriel Serrano Gómez, un enamorado de la arquitectura enfocada al servicio de la salud.

De su lápiz 'mágico' surgieron los diseños de obras tan significativas y conocidas como los hospitales San Carlos (1941), San Juan de Dios (1948), San Ignacio (1950), San Rafael y Simón Bolívar. Eso, sin contar las clínicas David Restrepo, San Pedro Claver y Colsubsidio, en la carrera 11 con calle 67.

En muchos de estos centros hospitalarios nacieron generaciones de bogotanos que ignoran que este arquitecto, oriundo en Sogamoso (Boyacá) en 1909, fue el artífice de estos importantes edificios.

Serrano Gómez estudió Ingeniería Civil en la Facultad de Matemáticas e Ingeniería de la Universidad Nacional, de donde se graduó en 1934. Quince años después obtuvo el título de arquitecto. En 1933, antes de graduarse, ya había establecido, junto a los arquitectos Camilo Cuéllar Tamayo y el ingeniero José Gómez Pinzón, una importante constructora, que recibió el nombre de Cuéllar Serrano Gómez.

Esta firma se caracteriza por un impecable manejo funcional del espacio, la exploración de nuevas posibilidades tecnológicas y el desarrollo de una estética sensible dentro de las posiblidades económicas del momento.

Serrano Gómez tuvo una etapa muy interesante en su obra cuando se asoció a la firma del arquitecto Gabriel Largacha Manrique. De esa época es la sede del Jockey Club, ubicado en la carrera 6a. con calle 15, centro de Bogotá.

Este proyecto fue, en buena medida, la adopción de un modelo de club inglés, pero lleno de detalles propios que lo convirtieron en un referente arquitectónico, que se replicó en Chapinero y en Quinta Camacho, principalmente.

Con la firma Cuéllar Serrano Gómez, este 'Pensador de la ciudad' exploró el campo de la construcción de complejos empresariales. En este aspecto se destacan los edificios Seguros Bolívar (1956), Acción Cultural Popular (1957) y el de Ecopetrol (1957), en la carrera 13 con calle 34.

Este último es catalogado por los especialistas como una de las obras maestras de la arquitectura moderna en Colombia. Con este edificio, Serrano obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura en la primera Bienal Colombiana, celebrada en 1962.

La firma de Serrano Gómez también planeó el Centro Internacional de Bogotá y proyectó varios de sus principales 'rascacielos', entre los que sobresalen la torre del Banco Cafetero, al igual que la cubierta y la torre de control del Aeropuerto Internacional Eldorado.

Como si fuera poco, Gabriel Serrano Gómez patentó, junto a los ingenieros José Gómez Pinzón, Doménico Parma y Andrius Malko, el entrepiso en concreto conocido con el nombre de reticular celulado, uno de los primeros logros en el desarrollo de la industria de la construcción en Colombia.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.