'No soy de posiciones tibias', dice María Isabel Rueda

'No soy de posiciones tibias', dice María Isabel Rueda

La periodista y columinsta de EL TIEMPO fue galardonada este martes como Mejor periodista del año en el Premio Simón Bolívar 2009.

19 de octubre 2009 , 12:00 a.m.

Una tarde de cafetería, cuando era estudiante de derecho en la Universidad del Rosario, María Isabel Rueda le escuchó decir en voz alta a un compañero suyo que Álvaro Gómez Hurtado estaba conformando un nuevo equipo periodístico para refundar El Siglo.
 '¿Quiénes se le miden?', preguntó el estudiante. Y ella, sin pensarlo dos veces, levantó la mano.

"Desde entonces, jamás en mi vida me devolví al derecho", comenta Rueda.

Sin embargo -afirma con la contundencia que siempre la ha caracterizado- si volviera a nacer estudiaría otra vez derecho antes que formarse en una carrera afín al periodismo. "Tengo una pelea permanente, constante y de fondo contra la carrera de  Comunicación Social y Periodismo. Mi formación de derecho fue definitiva para aprender a pensar".

Al enterarse de la distinción, lo primero que hace es agradecerles a las cuatro personas a las que les debe su formación periodística, esas que le enseñaron los "secretos" del oficio: "Álvaro Gómez, que me enseñó la esencia; Yamid Amat, la reportería;  Felipe López, el olfato, y Julio Sánchez, que me mostró cómo se navega en la noticia".

Hiperactiva e impositiva

María Isabel Rueda Serbousek nació, en Bogotá, el 6 de febrero de 1955. Desde niña, se caracterizó por ser una persona hiperactiva con un carácter fuerte, que terminaba imponiendo sus puntos de vista sobre el resto de sus compañeros.

Quizás, fue ese temperamento radical el que percibió, desde un principio, el ex candidato conservador a la Presidencia para convertirla en su mano derecha en El Nuevo Siglo. Con tan solo 22 años, Rueda se desempeñó como editora Internacional, directora
 de las páginas editoriales y fundadora del suplemento 'Siglograma' de ese diario.

A Gómez, a quien considera su primer maestro, le aprendió que "a un periodista nada le puede ser indiferente".

Luego vinieron los años como editora en la revista Semana (1982), coequipera de Yamid Amat en los programas radiales 6AM - 9AM de Caracol (1985-1999) y Viva FM (1999-2001), directora del Noticiero 24 Horas (1986) y fundadora y codirectora de QAP, al lado de su colega y amiga María Elvira Samper.

Precisamente, su compañera de profesión por tantos años la define como "una persona de profundas convicciones, muy pasional, muy inteligente y creativa. Ella habla al tiempo por dos celulares, escribe y da órdenes. Es una hiperactiva total. Jamás baja la  guardia y cree que no hay imposibles".

Otro de sus amigos, el periodista Ricardo Ávila, destaca su inquietud intelectual y su especial "adicción la información". Cualidad que su colega Yamid Amat complementa con "su capacidad para atreverse a preguntar y generar interrogantes".

Mujer de mil batallas

La misma Rueda es consciente de que por culpa de esa personalidad un tanto impetuosa se ha ganado más de un 'dolor de cabeza' en las múltiples batallas periodísticas que ha librado. Entre ellas, se destacan su enfrentamiento con el narcotráfico y la
 difícil época del Proceso 8.000. "No soy una persona de posiciones tibias y eso me ha traído problemas. Tengo que reconocer que he sido injusta en algunas oportunidades, que me he equivocado, pero jamás me podrán decir que no me he comprometido profundamente con mis convicciones", agrega.

Sin embargo, esa misma vehemencia con la que asume los retos, como lo comenta su amigo el ex fiscal Alfonso Gómez Méndez, ha sido, a la vez, una fortaleza en su faceta como columnista, labor que ha desempeñado por más de 32 años, sin interrupción.

"El buen columnista debe poder escribir desde los temas más profundos hasta los más 'lights'. Debe ser atrevido, con humor, ser valiente y tener mucha, mucha humildad", dice esta apasionada del jazz, la culinaria y el cine.

En la actualidad, Rueda combina su oficio periodístico en EL TIEMPO (donde publica una entrevista semanal titulada 'Cara a Cara con María Isabel Rueda' y una
columna dominical) con la dirección de la revista Credencial, los 'picantes' comentarios de la
 sección '¿Qué se estará preguntando María Isabel?', en el programa radial La W, y el programa dominical 'Sal y Pimienta' en la cadena básica de Caracol.

Y como le aprendió a Felipe López que es posible tener una vida normal y trabajar intensamente en muchos proyectos al tiempo, ha decidido, desde hace algunos meses, explotar su faceta artística como pintora al óleo, actividad que realiza entre Bogotá y Cartagena. 

CARLOS RESTREPO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.