No sólo hay que serlo, sino también parecerlo (Pregúntele a Diana)

No sólo hay que serlo, sino también parecerlo (Pregúntele a Diana)

30 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

En todas las circunstancias de la vida la presentación personal es muy importante, aún cuando se piense que la corbata o la falda están pasadas de moda, en ambientes laborales formales llevarlas es parte fundamental de lo que se denomina el código corporativo.

Los empleados son la imagen de la empresa y la percepción que se tenga de esta depende de su imagen y trato con los demás.

El grado de formalidad o informalidad que la caracterice, la presentación personal de sus funcionarios, la manera de relacionarse con el cliente y también los elementos que conforman su ambiente, como la música y los aromas, deben conjugarse.

Trabajo en una oficina de abogados que tiene negocios con otros países. Últimamente han ingresado jóvenes recién egresados de la universidad cuya imagen es muy informal. Dado el oficio, somos formales, y por esta razón necesitamos saber cómo podemos hacerles entender a los recién llegados el significado de este término. Hernando

Ser joven e informal, van de la mano, sin embargo cuando se empieza a trabajar es preciso asumir ciertos cambios; se trata de observar, para proceder y actuar. La apariencia informal suele dar información confusa; se puede confundir a un practicante con un ejecutivo joven.

Los ejecutivos jóvenes deben fijarse en el entorno e imitar a los directivos o personas que ocupan los cargos destacados de la organización.

En cuanto al vestuario, en el caso de las mujeres, los atuendos que revelen demasiado, como escotes, pantalones o tops ajustados, que exhiben los hombros o permiten apreciar la piel alrededor de la cintura, distraen, y emiten mensajes ambiguos.

Lo mismo se aplica a las vestimentas masculinas, los señores se deben cuidar y mantener las camisas dentro del pantalón, las medias templadas y que impidan ver la piel o los vellos, los deben estar cuellos abotonados, las corbatas bien anudadas y que caigan hasta el borde del cinturón.

Es necesario entender lo que significa la vestimenta casual de los viernes. El trabajo en este día es el mismo, lo que cambia es la apariencia de los empleados, y se les da la oportunidad de usar ciertas prendas informales, como las chaquetas de cuero.

Los jeans, al igual que cualquier otra prenda, deben ir en armonía con el cuerpo, y nunca permitir exhibir partes de piel a través de los rotos del material. Se trata 'no solo ser, sino parecer', según una frase ejemplar.

DIANA NEIRA
CONSULTORA DE IMAGEN.
susombra@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.