Piden liberación de Roman Polanski, quien recibe apoyo del mundo del cine

Piden liberación de Roman Polanski, quien recibe apoyo del mundo del cine

El cineasta franco-polaco, cuya liberación reclamaron sus abogados a la justicia suiza tras rechazar su extradición a Estados Unidos, podría permanecer semanas en prisión.

28 de septiembre 2009 , 12:00 a. m.

El Tribunal Federal Penal de Bellinzona (sur de Suiza), una de las más altas instancias judiciales de la Confederación Helvética, confirmó haber recibido un recurso contra la extradición del cineasta a Estados Unidos.

"En las próximas semanas se adoptará una decisión", indicó el tribunal. Polanski rechazó el lunes "la demanda de extradición de la que es objeto por parte de Estados Unidos", indicó su abogado francés, Hervé Temime. El mismo letrado dijo que había presentado un recurso ante la justicia helvética pidiendo la liberación de su cliente.

"Pedimos su liberación, eventualmente condicional. No hay un plazo legal para esta decisión, pero esperamos que se produzca lo más rápido posible", agregó el abogado de Roman Polanski, de 76 años.

Polanski fue detenido el sábado pasado a su llegada a Suiza, país al que viajaba a menudo porque allí tiene una casa, y donde el domingo iba a recibir un premio a su trayectoria cinematográfica en el Festival de Cine de Zúrich.

La justicia de Estados Unidos lo reclama por haber mantenido "relaciones sexuales ilegales" con una niña de 13 años en Los Angeles en 1977, luego de una sesión fotográfica en la casa de Jack Nicholson.

El cineasta tenía entonces 43 años. Samantha Geimer, que hoy tiene 45 años y es madre de familia, pidió en enero que se abandonaran los cargos contra Polanski.

Estados Unidos tiene 40 días para presentar formalmente a Suiza un pedido de extradición. El lunes pasado, la fiscalía de Los Ángeles (California, oeste de E.U.) confirmó que presentará un pedido de extradición de Roman Polanski.

Mientras tanto, más de un centenar de cineastas y artistas de todo el mundo firmaron una petición internacional en la que denuncian una "trampa policial" y reclaman la liberación de Polanski.

Entre éstos figuran los estadounidenses Woody Allen, David Lynch y Martin Scorsese, el español Pedro Almodóvar, los mexicanos Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, el brasileño Walter Salles, el alemán Win Wenders y el serbio Emir Kusturica.

"Pedimos la liberación inmediata de Roman Polanski", indicaron los firmantes de esta petición internacional impulsada por la Sociedad de Autores y Compositores Dramáticos (Sadc) de Francia.

También expresaron su respaldo a Polanski, que en 2003 obtuvo el Oscar al mejor director por la película 'El Pianista', los cineastas Costa-Gavras, Wong Kar-Wai, Fanny Ardant, Ettore Scola, Marco Bellocchio, Giuseppe Tornatore, Barbet Schroeder, Bertrand Tavernier y la actriz Mónica Bellucci.

Polanski, que en 1977 se declaró culpable de corrupción de menor, y estuvo en la cárcel durante un mes y medio, escapó a París meses después por temor a ser condenado a 50 años de cárcel.

En Francia, donde el cineasta recibió el apoyo de los ministros de Cultura, Frederic Mitterrand y de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, también se levantaron algunas voces discordantes al afirmar que el caso Polanski "es un problema de la justicia" en palabras del eurodiputado verde Daniel Cohn Bendit o que "la justicia es la misma para todo el mundo", según el cineasta Luc Besson.

El sino trágico de Polanski

La vida del cineasta está salpicada, desde su infancia, por tragedias que van desde crímenes, pasando por violaciones, hasta la privación de su libertad.

"Es indefendible que 30 años después de los hechos, pueda pasar un solo día en prisión un hombre de 76 años que ha demostrado que no representa ningún peligro para la sociedad y cuya reputación está bien establecida".

Esto dijo Herve Temime abogado del famoso director de cine Roman Polanski, retenido el pasado sábado, al llegar a Suiza, para participar en el Festival de cine de Zurich.

La petición de extradición es un nuevo episodio en la vida de un hombre marcado por un halo de tragedias desde su infancia, cuando empezó a vivir una ráfaga de situaciones asombrosas. Acontecimientos que, con el tiempo, lo hicieron ver, como él mismo lo escribió en su autobiografía, como "un diablo bajito y libertino".

Y es que pese a que el cineasta se declaró culpable de haber mantenido relaciones sexuales con la menor y de pasar 42 días en prisión bajo evaluación psiquiátrica un día cualquiera, antes de conocer el fallo del juez, se fue del país para nunca más volver.

Carrera de éxitos y desgracias

Polanski comenzó su fama en Europa con una decena de cortometrajes y cintas rodados en Polonia. Luego logró su primera obra maestra: 'Repulsión' (1965), protagonizada por Catherine Deneuve.
Con esa cinta comenzó a consolidar de la mano del guionista francés Gérard Brach su exitosa carrera, con quien también trabajó en títulos como 'Dance of the Vampires', 'Tess' y 'Bitter Moon' (1992).
Estuvo casado por tres años con la actriz polaca Bárbara Lass, de quien se divorció en 1962. Sharon Tate, una hermosa diva de los 60 fue su segunda mujer, pero en 1969 fue muerta, cuando estaba embarazada de su primer hijo, a manos de seguidores de la secta del asesino en serie Charles Manson.

Tras el asesinato de Tate, el director sufrió un receso creativo y decidió volver a Europa. Había pasado un año exacto desde su triunfo con la aún recordada película 'El bebé de Rosemary', protagonizada por Mia Farrow.

Una vez superada la pérdida, Polanski volvió a Hollywood con 'Chinatown' (1974), candidata a 11 estatuillas de la Academia de Hollywood y una de las mejores cintas de esa década, que contó con Jack Nicholson.

Tras el rodaje de 'Tess', en 1976, y ya de vuelta en Francia, todo parecía irle de perlas de nuevo, hasta que fue acusado de violar a Gaimer.

Polanski tardó años en embarcarse en el siguiente rodaje: 'Pirates', una obra menor en comparación con 'Frantic', con Harrison Ford, y 'Bitter Moon', con Hugh Grant y Kristin Scott Thomas, realizadas luego.

Polanksi concluyó el pasado mayo el rodaje de su último trabajo, el thriller policiaco 'The Ghost', para el que reunió en el reparto a actores como Pierce Brosnan, Ewan McGregor y Kim Cattrall.

Pero la tranquilidad sigue esquivándolo con esta retención que parece, más bien, parte de la trama de una de sus películas. Georges Kiejman otro de los abogados del cineasta, podría salvarlo de un desdicha mayor pues busca levantar la orden de arresto, basándose en que el convenio de extradición entre Suiza y Estados Unidos no es muy claro.

Por su parte, reconocidos directores de cine han expresado su preocupación por la forma en que se realizó el arresto. "Es inadmisible que una manifestación cultural internacional, que rinde homenaje a uno de los mayores cineastas contemporáneos, pueda ser transformada en trampa policial", dice una petición, que comenzó a circular el domingo por la noche, firmada por cineastas como Michael Mann, Wim Wenders, Julian Schnabel, Pedro Almodóvar, Alejandro González Iñárritu y Wong Kar Wai.

A este apoyo se suma una carta que los ministerios del Exterior de Polonia y Francia enviarán a la secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton para interceder por el director.

AGENCIAS AFP y Efe

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.