Pardo y Petro, tras unión de la oposición

Pardo y Petro, tras unión de la oposición

El ex ministro Rafael Pardo queda como líder absoluto del liberalismo. Aníbal Gaviria y Alfonso Gómez, fueron segundo y tercero. Seguidores de Carlos Gaviria buscaron a Petro anoche mismo.

27 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

El triunfo poco vaticinado de Gustavo Petro, del ala moderada del Polo Democrático Alternativo, y la mayoría holgada de Rafael Pardo frente a sus competidores del Partido Liberal, se convirtieron en los hechos políticos más significativos de la jornada electoral de ayer.

Al cierre de esta edición y escrutados los votos del 98 por ciento de las mesas, en el Polo, Petro obtenía 223.627 votos y Carlos Gaviria 203.443.

En el liberalismo, con las mismas mesas escrutadas, Pardo obtenía 376.739 votos, frente a Aníbal Gaviria (segundo) con 226.161 sufragios. El tercer lugar era para Alfonso Gómez Mendez, con 203.922.

La elección de Petro y Pardo abre, además, el camino para la unificación de la oposición que podría organizarse para enfrentar al uribismo (probablemente al mismo Álvaro Uribe) en mayo de 2010.

Los discursos de ambos, al proclamar sus victorias, hicieron énfasis en la búsqueda de la unión con otros sectores, lo que hace más viable una eventual consulta interpartidista.

Otro hecho de relevancia fue la escasa presencia de electores en las urnas, lo que puso de manifiesto la mermada capacidad de convocatoria de la oposición, representada por esos dos partidos.

Los candidatos presidenciales del liberalismo y del Polo, sumaron un poco más de 1'46 millones de votos válidos.

Y aunque el uribismo no se jugó en las urnas de manera directa, algunos de sus líderes reclamaron para sí los resultados como una victoria suya.

Se sacude la izquierda

La confirmación de Petro como candidato oficial del Polo a la Presidencia en 2010, por mandato de las urnas, implica un "revolcón" en la izquierda política colombiana actual.

La de Petro es una izquierda moderada, alimentada especialmente por sectores de opinión, dispuesta a entrar en acuerdos con el centro y a ir a una consulta interpartidista, antes de la primera vuelta presidencial en mayo próximo.

La de Carlos Gaviria, derrotada, es una izquierda soportada por partidos como el Comunista, el Moir y la Anapo, y por sindicatos de trabajadores muy fuertes como los de los maestros, negados a transacciones con sectores de centro.

El "revolcón", según Daniel García-Peña (asesor de Petro), llegará también al corazón del Polo.

"Si yo gano la consulta, Jaime Dusán (actual presidente del Polo) se tiene que ir del partido", le dijo Petro a EL TIEMPO, hace una semana.

Petro reprochó que Dussán viajara a Caracas a hablar con el presidente Hugo Chávez para tratar de abrirle atajos a la política exterior colombiana y afirmó que cuando Chávez "amenaza al presidente Uribe, amenaza a todo el pueblo colombiano".

En otras ocasiones Petro le pidió a Gaviria que dejara muy clara su condena a las acciones criminales de las Farc.

Anoche la agencia Efe informaba al mundo que un ex ministro de Defensa y un ex guerrillero buscarán la presidencia por la oposición en Colombia.

Un gran planificador

Este bogotano de 55 años es economista de la Universidad de los Andes. Estudió planeación urbana y regional en La Haya (Holanda) y relaciones internacionales en Harvard.

En 1986 fue designado director del Plan Nacional de Rehabilitación, luego fue consejero presidencial para la Paz, en 1988, y asesor de Seguridad Nacional en el gobierno de César Gaviria, quien lo nombró después Ministro de Defensa, donde se convirtió en el primer civil en ocupar ese cargo. Fue director de noticias de RCN, CM& y columnista de El Espectador.

En 2002 llegó al Senado en representación del Partido Liberal. Ayer, impuso su precandidatura 'roja' bajo la propuesta de 'El siguiente paso', que contempla 20 puntos básicos, centrados en protección social, educación, salud y seguridad.

Un combativo senador

Es economista de la Universidad Externado e hizo un posgrado en Economía y Derechos Humanos en Bélgica. Se vinculó al Movimiento 19 de Abril (M-19), y se desempeñó más en el campo político que en el militar. Durante su militancia, fue procesado por porte ilegal de armas, con una condena de 18 meses, que se redujeron por buena conducta. Cuando se realizaron los indultos al M-19, en 1982, se encontraba libre. En el 2002, obtuvo la más alta votación para la Cámara de Representantes. Ha sido agregado diplomático en Bélgica y Senador, desde el 2006, por el Polo Democrático Alternativo.

EDULFO PEÑA
EDITOR POLÍTICO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.