Historia del 'carcelazo' que ronda a Jefe de DAS

Historia del 'carcelazo' que ronda a Jefe de DAS

23 de septiembre 2009 , 12:00 a. m.

La orden de arresto que tres magistrados de la Corte Suprema ratificaron la semana pasada contra el director del DAS, Felipe Muñoz, porque supuestamente desacató una tutela que le ordenaba revelar por qué fue desvinculado un detective está amarrada al rastreo de la justicia colombiana contra Luis Humberto Angarita Garzón, un presunto narco que terminó extraditado a Estados Unidos.

Con ponencia del magistrado Leonidas Bustos, la Corte ratificó el 'carcelazo' contra Muñoz que había ordenado, apenas 20 días antes, el Tribunal Superior de Bogotá.

La discusión pondrá a prueba hasta dónde llega la facultad discrecional usada por los organismos de seguridad y la Fuerza Pública para retirar a personal sobre el que se tienen dudas.

Tanto el Tribunal como la Corte consideran que el detective, Carlos Arturo Pineda Villanueva, tiene derecho a conocer la información que reposa en el DAS sobre él y las razones de su desvinculación.

El director Muñoz sostiene que cumplió con la orden de justificar las razones de la salida de Pineda y que la recién sancionada Ley de Inteligencia le impide revelar informes confidenciales a particulares, pero ofreció entregar esa información a la Corte.

EL TIEMPO logró establecer que el 27 de junio del 2008, Pineda y Germán Suárez, otro detective de Interpol-DAS que también fue desvinculado, llegaron hasta el conjunto residencial Pinar del Este, en Pereira, en busca de Angarita, quien era requerido por un juez de Nueva York.

Aunque estaba planeado al milímetro, con apoyo del DAS de Risaralda y una URI de Pereira, el procedimiento fracasó y los hombres de Interpol reportaron que no habían encontrado a su objetivo en esa casa.

Varios detalles de ese día, sin embargo, llamaron la atención del mismo DAS. Los detectives estuvieron en el sitio cerca de cuatro horas y uno de ellos, según testimonios en poder de las autoridades, salió durante un largo rato acompañado por la esposa del presunto narco y luego volvió al conjunto residencial.

Semanas después, cuando se intensificaron las operaciones en contra de Angarita, a la Dirección del DAS llegó un correo electrónico en el que una mujer que supuestamente era la esposa del presunto narco se quejaba de la persecución a pesar de que, dijo, había pagado más de 200 millones por resolver los líos judiciales de su marido.

Cuando Angarita fue capturado este año, la esposa de Angarita negó haber escrito ese mensaje y, desde E.U., el supuesto narco dijo que el día en que el DAS llegó a su casa él no estaba. Pero alrededor de la historia hay varias zonas grises que terminaron por cuestionar la actuación de Pineda, quien llegó en 1999 al DAS y en todo ese tiempo no había tenido problemas.

Entre los documentos que el ex dectective pide que el DAS le entregue están los resultados de su prueba de polígrafo. Esta se realizó a finales del 2008 y su resultado fue 'No veraz', es decir, que había 'indicación de engaño' frente a algunas preguntas sobre lealtad y confiabilidad.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.