Decamerón invirtió más de mil millones de pesos en tres hoteles ribereños sobre lago de Tota

Decamerón invirtió más de mil millones de pesos en tres hoteles ribereños sobre lago de Tota

Los hoteles Camino Real, Refugio Rancho Tota y Refugio Santa Inés, que tienen sus instalaciones en la costa del lago de Tota, hacen parte ahora de la cadena hotelera Decameron.

21 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Los tres se afiliaron a la reconocida firma hotelera, que por primera vez hace presencia en Boyacá con sus servicios.

"Inicialmente se está haciendo una inversión superior a los 1.000 millones de pesos en estos tres hoteles, en mejoramiento de dotaciones, infraestructura y quipos. Esto también va acompañado de una gran promoción nacional e internacional del destino", explicó el director comercial de Decameron, Juan Pablo Franklin.

Agregó que los hoteles seguirán en manos de sus propietarios, pero que Decameron los acompañará en capacitación y en el cumplimiento de los estándares de servicio.

"Con nuestros esfuerzos económicos y profesionales contribuimos para adaptar estos productos a lo que es el turismo nacional e internacional", manifestó el presidente de Decameron, Lucio García. Señaló que existe la posibilidad de que otros hoteles de la región se afilien a Decameron. Julio Aníbal Bernal, propietario del Refugio Rancho Tota, indicó que la comercialización e inventarios la va a manejar Decameron y que los propietarios de los hoteles se encargarán de la parte operativa.

"La inversión promedio de los hoteles estuvo por encima de los 350 millones de pesos", puntualizó. Los tres hoteles afiliados a Decameron generarán cerca de 60 empleos directos, con contratos a término indefinido, con prestaciones de ley y parafiscales. También habría unos 60 puestos de trabajo indirecto.

Temor por la naturaleza

Ante las inquietudes de los ambientalistas por la contaminación que pueda generar al lago de Tota un hotel en la isla San Pedro de Aquitania, el viceministro de Turismo, Óscar Rueda, dijo que le gusta mucho la preocupación de ellos y los invitó a estar al lado del proyecto como celosos guardianes.

"Lo bueno del turismo bien entendido es que consume paisaje y no se lleva nada. En el caso de la isla San Pedro, que ya fue depredada y que viene en un proceso de recuperación, la condición es que sea un hotel ecológico", afirmó el Funcionario del Gobierno nacional.

Agregó que la mejor manera de preservar el medio ambiente es con este tipo de desarrollos.

"Cuando no llegan estos desarrollos es cuando empieza la tala de árboles y los cultivos que usan fungicidas", dijo Rueda.

Así son los tres hoteles que se afiliaron

El hotel El Camino Real, ubicado en el sector de Llano de Alarcón, en el kilómetro 20 de la vía Sogamoso-Aquitania, tiene 18 habitaciones, una cabaña, restaurante para 50 personas, spa, chimenea, bar, salón de eventos para 80 personas y jardines silvestres.

El hotel Refugio Rancho Tota, en el sector de Llano de Alarcón, en el kilómetro 21 de la vía Sogamoso-Aquitania, cuenta con una arquitectura típica de Boyacá, 10 habitaciones (cuatro con chimenea), bar restaurante para 60 personas, spa, chimenea-bar y muelle.

El hotel Refugio Santa Inés, ubicado en el kilómetro 30 de la vía Sogamoso-Aquitania, cuenta con 13 habitaciones, dos cabañas con chimenea (la mitad de las habitaciones tienen vista al lago), restaurante para 40 personas y bar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.