Todavía no se sabe en dónde parará el Tren de Cercanías; hay desacuerdo por costo de intersecciones

Todavía no se sabe en dónde parará el Tren de Cercanías; hay desacuerdo por costo de intersecciones

Hay tres versiones distintas: la carrera 30, la estación de la Sabana y el límite de Fontibón.

18 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Tras haberse definido el trazado de la primera línea del Metro de Bogotá, ahora muchos se preguntan qué pasará con el Tren de Cercanías que promueve el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, y hasta dónde podría llegar.

En el memorando de entendimiento, que firmaron el presidente Álvaro Uribe, el gobernador Andrés González y el alcalde Samuel Moreno el pasado 5 de mayo, se estipula que el tren partirá desde Facatativá y recorrerá la capital hasta llegar a la carrera 30, para empalmar con TransMilenio.

Sin embargo, en las esferas del Distrito prevalece el escepticismo sobre ese trazado.

"Debe llegar a la periferia (el río Bogotá), donde se interconectará y tendrá conexión con el sistema integrado de transporte en Bogotá", insiste el secretario de Hacienda de Bogotá, Juan Ricardo Ortega.

Para el Gobernador, "lo fundamental es que el tren no llegue a un punto ciego", y ese sitio, a su juicio, está en la carrera 30 o mejor aún -dice- "en sana lógica a la Estación de la Sabana".

"Este es un tema que debemos definir fraternalmente con Bogotá, con un acuerdo inteligente, pero que dependerá también de las posibilidades financieras. En principio, el punto mínimo es la NQS (carrera 30)", agrega González.

La manzana de la discordia está en los costos que implicaría adecuar las intersecciones viales que tiene la línea férrea.Según estima la Gobernación, la primera fase del tren, hasta el kilómetro 5 (avenida 68), costará 435 millones de dólares, de los cuales, 70 millones son para adecuar las intersecciones. "Si existe un aporte de la Nación, tenemos una ganancia. Habrá que establecer una solución financiera caso por caso", concluye el Gobernador.

Puentes de ocho carriles

De acuerdo con las cifras que maneja el Distrito, los costos que estima la Gobernación de Cundinamarca para la adecuación de intersecciones distan mucho de los precios en las obras de infraestructura vial.

"Se trata de inversiones muy importantes en intersecciones con las avenidas Ciudad de Cali, Boyacá, TAM y ALO, que podrían costar 80 mil millones de pesos cada una, recursos que no están en los presupuestos de la ciudad", dice el secretario distrital de Hacienda, Juan Ricardo Ortega.

Por ejemplo, en el caso de la avenida Boyacá se necesitaría un puente de ocho carriles. "Es un tema en el que se tendrá que analizar el costo-beneficio. Entendemos la importancia de la relación con la región y el desarrollo de polos alternativos en el entorno", dice Ortega.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.