'Podemos dar la pelea por el título', afirma el piloto colombiano Juan Pablo Montoya

'Podemos dar la pelea por el título', afirma el piloto colombiano Juan Pablo Montoya

Montoya logró la 'pole' y el récord de pista en el óvalo de New Hampshire, donde mañana se correrá la primera válida del 'chase', fase final de la categoría Nascar.

18 de septiembre 2009 , 12:00 a. m.

Juan Pablo Montoya se convirtió hace una semana en el primer piloto nacido fuera de Estados Unidos en meterse entre los 12 competidores que tienen derecho a pelear por el título de la serie Nascar Sprint Cup del 2009. También es la primera vez que un auto del equipo de Chip Ganassi (ahora el Earnhardt Ganassi Racing) llega a la fase final.

Claro que ser el primer extranjero en lograr esa faena histórica no le 'mueve la aguja' a Montoya: "La verdad nunca he corrido carros para hacer récord o historia, yo corro porque me gusta; para mí es muy importante estar en el chase, más que ser el primer latino en lograrlo", le declaró a PORTAFOLIO.

Si bien para muchos es confuso entender cómo funciona el sistema de puntos y la definición del campeonato Nascar, lo cierto es que el chase es similar a los cuadrangulares de un torneo de fútbol, con la diferencia que clasifican los 12 primeros de la general hasta la carrera número 26 (de 36 que se corren), mientras que los otros 30 competidores que no definen el título siguen en pista durante las 10 válidas restantes, corriendo hombro a hombro con los aspirantes al trofeo.

Ante la posibilidad del primer título para Montoya, el bogotano comenta: "Sabemos que no somos el equipo más fuerte, pero hemos sido uno de los más constantes y podemos dar pelea". Y agrega: "Tenemos un buen carro y hasta el momento ha funcionado. Por eso cumplimos nuestra meta de este año, que era entrar al chase".

El piloto colombiano dice que si logra que el promedio de llegadas esté entre los primeros cinco de cada carrera, las posibilidades de ganar el título serán mayores: "Así pasó el año pasado; aunque Jimmie Johnson ganó algunas carreras, su promedio en el chase estuvo dentro del Top 5 y por eso fue campeón", explica la estrella del volante.

El fin de semana pasado, en la pista de Richmond, Montoya necesitaba un puesto 18 para que su entrada al chase no dependiera de otros resultados, pero cruzó la meta en la casilla 19 porque las cuentas ya estaban hechas para que clasificara y no pasó de un 'susto' para algunos espectadores que no sabían si el número 42 había quedado en el selecto grupo.

El orden de clasificación en el chase varió respecto al de la temporada regular, porque la norma dice que los 12 clasificados deben borrar sus puntajes anteriores y empezar con 5.000 unidades, y se otorgan 10 puntos a cada piloto por cada carrera ganada durante la temporada.

Por tal razón es que Mark Martin movió del primer puesto de la clasificación general a quien ostentó ese escaño durante la mayor parte de la temporada: Tony Stewart. Así las cosas, Mark Martin inicia las 10 últimas carreras con 40 puntos adicionales, pues ganó cuatro válidas durante el año.

El segundo lugar lo tiene Stewart, con 5.030 puntos, mientras que Montoya comienza con 5.000 puntos en el puesto 11, pues no tiene victorias en esta temporada, al igual que los pilotos Biffle, Edwards y Newman. El puesto del colombiano tiene que ver con la media de posiciones que logró durante la temporada.

Según expertos de la Nascar en Estados Unidos, el campeonato está abierto, no se atreven a dar un favorito y coinciden en que "todo puede pasar".

Teniendo en cuenta que hay posibilidades para todos, Juan Pablo podría reducir la distancia que lo separa de Martin mediante resultados sólidos. "Actualmente nos separan 40 puntos, que realmente son unos 10 puestos de diferencia en una carrera; es muy difícil pensar en posiciones porque si en alguna de las próximas válidas yo gano, lo alcanzo; pero si él gana, se abre más la brecha", explica Montoya.

Uno de los atractivos de la Nascar es que los 12 pilotos llamados a llevarse el título deben competir dentro del habitual paquete de 43 autos en la pista, lo que hace que cada carrera sea una lotería, pues siempre están al orden del día los roces y los accidentes.

Montoya dice que la injerencia de los demás autos es mayúscula para el resultado: "Ahora, lo complicado es que los que quedaron fuera del chase no tienen nada que perder y van a ser muy agresivos para ganar; por eso es que nosotros no podemos ceder, ni cometer errores que nos dejen por fuera de competencia", puntualiza el bogotano.

Antes de meterse en la fase final del campeonato, Brian Pattie, jefe de mecánicos de Montoya, no quería opinar acerca de sus planes hasta el final de la temporada, pues su único objetivo para las primeras 26 válidas era clasificar al chase.

Hoy el propósito es distinto, ya que el colombiano y su equipo quieren luchar por el título y en ese cometido pretenden "no perder el enfoque de ganar alguna carrera".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.