Doce artistas calcaron en una tela la iglesia de Cartago

Doce artistas calcaron en una tela la iglesia de Cartago

Utilizando la técnica del fronttage, el grupo liderado por Carlos Tulio Suárez, un maestro en artes plásticas graduado de la Universidad Nacional, realizó esta tarea.

15 de septiembre 2009 , 12:00 a. m.

En una tela, de 12 metros de alto por 2,80 de ancho, quedó calcada este martes la fachada de una de las iglesias más tradicionales de Cartago (Valle del Cauca), la de Nuestra Señora de Guadalupe, reconocida como monumento nacional. 

La tarea la hicieron 12 artistas quienes, desde abril pasado, tenían pactada esta hazaña, según ellos única en el país. Se tardaron tres días para plasmar en una tela aprestada con carbonato de calcio la superficie de esta estructura religiosa, construida a finales del siglo XVIII.

"En abril se cumplió el Segundo Encuentro Nacional de Calcógrafos en Calarcá (Quindío) y un maestro mexicano, Ignacio Ponce León, nos sembró la inquietud de lo que se podía hacer. Yo me vine para Cartago, en donde tengo un taller, y pensé que la iglesia de Guadalupe podría servir para aplicar esta técnica, pues tiene expuesto el adobe lo que la convierte en una superficie agradable para trabajar", comentó el artista, de 60 años.

Con 11 amigos más, de las poblaciones de Calarcá, Buga, Tulúa y Palmira, le pasó la solicitud de permiso al Archivo Histórico de Cartago, a la Alcaldía y a la Diócesis y obtuvo la autorización.

La iglesia es una construcción barroca con influencia criolla, que conserva portales arcos, portales ventanas y grabados de la época. Su torre y campanarios son originales del siglo XVIII.

"Empezamos el sábado a las 6 de la mañana. Instalamos los andamios y apenas hoy (lunes) estamos a punto de terminar", señaló Suárez, quien dijo que el fuerte calor de Cartago les demoró más de la cuenta el trabajo.

El frontagge es una técnica francesa. En pocas palabras, lo que hacen los artistas es lo mismo que hace una persona cuando pone un papel sobre una moneda y le pasa un lápiz.

"Lo que tenemos ahora es una tela con la superficie de la iglesia grabada. Es una obra de arte", dijo Suárez.

Después de tres días de arduo trabajo, bajo un inclemente sol, los 12 artistas aún no saben dónde van a exhibir el reflejo de la tradicional iglesia.

"Pensamos hacer una muestra itinerante. Nos gustaría exhibirla primero acá en Cartago y después, de pronto en Pereira. Es como un sueño cumplido", concluye el pintor.

PEREIRA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.