Por negocios con DMG, sanción a empresa de hijo del 'Rey de la papa'

Por negocios con DMG, sanción a empresa de hijo del 'Rey de la papa'

14 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

Los millonarios negocios con David Murcia terminaron por decidir el fin legal de una de las empresas de Luis Eduardo Gutiérrez Robayo,  heredero del poderoso 'Rey de la papa' que tiene su mismo nombre.

Gutiérrez Robayo aparece como uno de los principales socios de Platinium Rentig Ltda., una firma dedicada a alquilar carros blindados. En ellos se movía, en sus visitas al país, David Murcia Guzmán y por eso la Superintendencia canceló definitivamente la licencia a la empresa, con el argumento de que de Platinium "sirvió para que Murcia expandiera su actividad comercial con la captadora ilegal" y pusiera en riesgo la tranquilidad pública.

El pasado 15 de enero, la misma entidad se negó a renovar la licencia que Platinium tenía desde el 2005, pues una indagación arrojó aparentes líos tributarios y procedimientos supuestamente irregulares.

Al resolver el recurso de apelación a esa medida, el superintendente Juan Carlos Portilla mencionó las cerca de 80 interceptaciones que la Policía hizo de conversaciones entre Gutiérrez,  Daniel Ángel, David Murcia y el abogado Juan Pablo Coral.

"Cada vez que el señor Murcia venía de Panamá a Bogotá esta firma le arrendaba los carros blindados-- dijo Portilla--. Que ese personaje pudiera moverse sin ningún inconveniente coadyuvó en el negocio de DMG  y puso en riesgo la confianza pública. Hubo negligencia de la empresa por no averiguar los antecedentes de los clientes, de dónde provienen los activos", agregó el Súper.

La defensa de la empresa de blindados fue la misma de otros que hicieron negocios con la pirámide: que en ese momento no había nada contra Murcia y su emporio y que se limitaron a cumplir contratos legales.

Otro de los líos que enredan a Platinum Rentig Ltda es la presunta intermediación en la compra de un lote donde DMG iba a construir su sede. Ese negocio, por 500 millones de pesos, supuestamente se hizo en efectivo, pero ese detalle no llamó la atención de la blindadora.  En las conversaciones interceptadas se mencionan también negocios entre los de la cúpula de DMG y Gutiérrez para la compra de varias casas en uno de los condominios más lujosos de la sabana.

EL TIEMPO buscó a Gutiérrez Robayo para conocer su reacción a la medida de la Supervigilancia, pero no fue posible ubicarlo en su oficina.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.