Dos llamadas alertaron sobre presencia del mensajero con las pruebas de supervivencia

Dos llamadas alertaron sobre presencia del mensajero con las pruebas de supervivencia

El sábado, un informante llamó dos veces al Ejército y dijo que un hombre, que viajaba en una motocicleta desde Villavicencio hasta Bogotá, era portador de importante información de las Farc.

07 de septiembre 2009 , 12:00 a. m.

Se trata del mensajero que tenía en su poder las pruebas de superviviencia de 10 secuestrados por las Farc --cuatro militares y seis policías--. Este lunes ese emisario quedó en libertad por orden de un juez de control de garantías que determinó irregularidades en la captura.

Al motociclista lo detuvieron en un retén militar, cerca de Bogotá, el sábado a las 11 de la mañana. Le decomisaron dos teléfonos celulares y una memoria USB, donde tenía archivadas las pruebas de superviviencia.

Según el informe oficial, en ese momento el hombre fue dejado en libertad y los dos celulares y la US  fueron llevadas ante un juez de control de garantías para su judicialización.

Después de legalizar el procedimiento, dice el mismo informe, ante otro juez de control de garantías fue tramitada una orden de captura contra el mensajero. La Fiscalía presentó el contenido de la USB como el principal argumento para pedir la detención.

Cuando el hombre se presentó el domingo en la mañana en el complejo judicial de Paloquemao, con la intención de reclamar los dos celulares, el CTI de la Fiscalía hizo efectiva la orden de captura.

Sin embargo, aún no es claro dónde permaneció el mensajero entre el sábado y el domingo y ese es uno de los factores que tuvo en cuenta la juez de control de garantías para declarar ilegal la captura.

Una fuente cercana al caso le reveló a ELTIEMPO que el hombre de la motocicleta afirmó que no sabía que en la memoria electrónica iban las pruebas de superviviencia y que le habían pedido que la entregara en Bogotá.

Aunque no se ha podido establecer cuál era el próximo destinatario de estas pruebas, el general Freddy Padilla, comandante de la Fuerzas Militares, dijo que "posiblemente iban a ser maquilladas (porque) las Farc nunca entregan videos donde muestran las condiciones que perjudiquen su imagen a nivel nacional o internacional".

Agregó Padilla que las imágenes no se iban a conocer tal como se difundieron este lunes.

"Las pruebas llegan a Bogotá. Normalmente surten una actividad por parte de personas de mayor criterio y rango en las Farc que le dan el visto bueno para saber si estas pueden ser entregadas a sus familiares o pueden ser entregadas también a la opinión", explicó Padilla.

El alto mando militar se abstuvo de pronunciarse sobre la decisión de la justicia de dejar en libertad al emisario, pero indico que deberá tramitarse una nueva orden de captura.

¿Por qué quedó en libertad el mensajero?

Con el argumento de que hubo cuatro irregularidades en el procedimiento de captura del emisario que portaba las pruebas de superviviencia, la Juez 55 Penal de Bogota con funciones de control de garantías lo dejó ayer en la libertad.

Según el mensajero y su abogado, el Ejército lo retuvo en dos ocasiones. Primero le hizo una requisa en la que no le encontró nada, y posteriormente le ordenó que se quitara la ropa para revisarlo. "Con ello violaron su dignidad y su integridad", argumentó el abogado.

El propio detenido afirmó que había sido paseado por varias partes de la ciudad. Dijo que estuvo en Paloquemao, que lo sacaron a la autopista, que lo hicieron devolver e incluso mencionó que había sido llevado a un hotel.

En este último lugar, según se versión, lo sometieron a un interrogatorio y el domingo en la mañana lo volvieron a llevar Paloquemao.  El emisario alegó que en 48 horas estuvo tres veces en los juzgados de la calle 19 con carrera 30.

El abogado que lo defendió explicó que las otras dos arbitrariedades fueron no permitirle que hiciera la llamada a la que tiene derecho para avisar a un familiar o conocido de su detención y que el Ejército se tomo más de 24 horas para notificarle oficialmente de la captura.

"En este momento ya no se le sigue ninguna investigación por la torpeza de los señores de la Policía Judicial y de los señores del Ejército", manifestó el abogado.

Agregó que los miembros del Ejército utilizaron medios donde no hubo respeto por los derechos fundamentales y "fue interrogado sin la presencia de defensor".

Pese a decretar la ilegalidad de la captura, la juez del caso expresó que las pruebas de supervivencia debían ser entregadas a los respectivos familiares por razones humanitarias.

Este lunes, una comisión de fiscales trabajaba para rehacer el caso y pedir la recpatura del mensajero.
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.