Ceniza de un molino 'ahoga' un colegio de Villavicencio

Ceniza de un molino 'ahoga' un colegio de Villavicencio

Al menos cinco profesores y el 50 por ciento de los estudiantes del Colegio Departamental Catumare están siendo afectados por contaminación ambiental en Villavicencio.

07 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.

"Esta es una muerte lenta". Así lo denuncia la profesora de educación física Ruby Castro, al referirse a la delicada situación que padece la institución en su sede campestre, por las cenizas que a diario y desde hace ya varios meses, genera el molino de Arroz Roa.

Según la educadora, aunque históricamente se presentan las emisiones de ceniza, desde Semana Santa se incrementaron a tal punto que cinco maestros, dos de ellos ya trasladados, y cerca de la mitad del estudiantado tienen en este momento problemas respiratorios y de comezón constante en la piel.

Dijo que incluso uno de los maestros se encuentra en tratamiento médico permanente por cuenta de los altos niveles de contaminación que allí se registran, afirmación soportada por registros médicos.

El Secretario de Salud municipal, Hernán Mojica Molinares, sostuvo que inspectores de la Unidad de Saneamiento visitarán el molino para determinar los niveles de contaminación, y de comprobarse niveles elevados de emisiones nocivas, se harán las recomendaciones a fin de minimizar el impacto entre la comunidad.

De no acatarse dichas medidas se tomarán las acciones pertinentes que podrían incluso generar el cierre temporal de la empresa.

Por su parte el gerente general de Molino Roa, Hernando Rodríguez, explicó a Llano 7 días que el aumento en la generación de ceniza se debe a la alta demanda de arroz que afronta en este momento la empresa, ya que en estos meses se recibe cerca del 80 por ciento de la cosecha.

Dijo que pese a que el molino Roa en Villavicencio cuenta con un sistema de filtros de manga, el cual impide las 24 horas del día la contaminación del aire, el aumento en la producción ha incidido en que se generen mayores cantidades de ceniza.

Rodríguez dijo que la empresa hará 'millonarias inversiones' en la zona para continuar con el plan de mejoramiento ambiental, con acompañamiento de la corporación ambiental Cormacarena.

"Es una grave amenaza"

La calidad del aire que respiran los villavicenses, aunque en algunos sectores es buena, en otros se convierte en un serio problema que de no controlarse, podría ocasionar serios problemas para la salud.

Y aunque los niveles de contaminación en buena parte de la ciudad no son tan preocupantes para Cormarena, Nelson Vivas Mora, Presidente de la Federación Cabildo Verde de la Orinoquia y la Amazonia, piensa que la realidad muestra que la calidad del aire en la ciudad es preocupante.

"Podemos ver que en el sector de las Américas y toda el área molinera que hay por la vía a Acacías en donde está Arroz Roa, se acumulan enormes cantidades de cascarilla que al ser quemada genera altos problemas para la ciudadanía.

En algunas partes se ve nublado el firmamento a causa de las enormes cantidades del humo que genera la quema de la cascarilla de arroz", dijo Vivas.

Esa problemática está generando el enrojecimiento de los ojos, tos y afectaciones en la piel.

"En términos generales puede ser válido es estudio de Cormacarena, pero en los sitios en donde queman la cascarilla de arroz no se están cumpliendo con las normas establecidas en la ley", sostuvo el ambientalista. Reiteró que hay que hacer quemas de cascarilla controladas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.