En reunión del G-20, países acuerdan limitar las bonificaciones que reciben los banqueros

En reunión del G-20, países acuerdan limitar las bonificaciones que reciben los banqueros

Los ministros de Economía y Finanzas de ese grupo avanzan en el encuentro de este sábado con la implementación de una serie de reglas para racionalizar los pagos entre empleados del sector bancario.

05 de septiembre 2009 , 12:00 a. m.

Los ministros se reunieron en Londres para preparar la cumbre de
jefes de Estado y de Gobierno de los próximos días 24 y 25 en
Pittsburgh (EEUU), y acordaron también dar mayor presencia a las
naciones emergentes en los organismos financieros internacionales.

"La idea es que las primas se basen en los resultados obtenidos durante varios años", dijo  una fuente próxima a una delegación de un país del G7, este sábado.

Las primas de los banqueros, consideradas como uno de los factores desencadenantes de la crisis financiera que estalló en agosto de 2007, eran uno de los temas que suscitaban más división entre los países del G20.   

Contrariamente a los deseos de Gran Bretaña y Estados Unidos, los otros grandes países europeos, abogaban por limitar este tipo de remuneraciones. "Los franceses no han olvidado la limitación pero dan muestras de una mayor flexibilidad", precisó la fuente.

Primer ministro británico Gordon Brown inaugura el G20

La reunión de ministros de Finanzas del G20 se inauguró este sábado en Londres con un llamamiento del primer ministro británico Gordon Brown a mantener los millonarios planes anticrisis para "construir un crecimiento  duradero para todos".

"La cumbre de Londres (de abril pasado) demostró que el mundo podía unirse y luchar contra la crisis global. Hoy y en Pittsburgh debemos mostrar que vamos a actuar con la misma urgencia y unidad para establecer un camino a largo plazo para un  crecimiento económico, duradero y equilibrado", declaró Brown en un discurso a los ministros de las veinte potencias industrializadas y emergentes.

Brown instó a no caer en "la autosatisfacción y el exceso de confianza" ante las tímidas señales de recuperación económica, y estimó que sería "un grave error" poner fin a los planes de estímulo adoptados desde hace un año para evitar un colapso, a  los que hasta hoy se dedicaron 5 billones de dólares, más de la mitad de los cuales están todavía por gastar.

"Decidir ahora que es el momento de empezar a retroceder y de renunciar a las medidas excepcionales que hemos tomado sería, a mi juicio, un grave error", indicó Brown, precisando que todas las previsiones de crecimiento para 2010 estaban basadas en  la continuidad de estos planes de reactivación.

"Cualquier intento de salida demasiado rápida podría minar las primeras señales de recuperación y conducir a una nueva caída de la confianza de empresas y consumidores", dijo.

Aunque existe consenso sobre su mantenimiento, los ministros empezarán a discutir en Londres "estrategias de salida" coordinadas de estos planes, que están generando importantes déficits en algunos países, para aplicarlas cuando lo consideren  oportuno.

Brown abogó también en su discurso por "una acción decisiva para relanzar el comercio internacional", empezando por la conclusión de la ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que tiene el potencial de inyectar "al menos 150.000  millones anuales a la economía global".

Junto a estos temas, los ministros tendrán sobre la mesa otras cuestiones que suscitan más divergencias en el bloque, como las exorbitantes primas que pagan los bancos a sus ejecutivos y la reforma de las instituciones financieras internacionales  como el FMI.

La mayoría de europeos, liderados por Francia, abogan por limitar estas primas consideradas como uno de los factores desencadenantes de la crisis que estalló en agosto 2007 al considerar que promueven excesivas tomas de riesgo.

"Todos los países del G20 deberían desarrollar juntos y poner en funcionamiento reglas coherentes sobre las remuneraciones de lo banqueros, con sanciones en el ámbito nacional para los bancos que no se atienen a las reglas del juego", declaró Brown,  más partidario de regular que de limitar para defender el atractivo de la City como centro de negocios internacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.