El nuevo líder de AIG quiere hacer las paces con Greenberg

El nuevo líder de AIG quiere hacer las paces con Greenberg

Tras años de hostilidad y litigio, la aseguradora buscará los consejos de su ex presidente ejecutivo

04 de septiembre 2009 , 12:00 a.m.
Luego de haber demandado a su presidente ejecutivo de larga data, Maurice R. "Hank" Greenberg, y evitado cualquier contacto con él, American International Group Inc. tiene un nuevo mensaje para el ejecutivo de 84 años: lo que pasó, pasó.

Robert Benmosche, el nuevo presidente ejecutivo de la aseguradora estadounidense, afirma que quiere consultar al hombre que durante casi 40 años convirtió a AIG en una de las aseguradoras más poderosas y complejas del mundo. La esperanza es entender mejor y revitalizar la compañía, que hace casi un año tuvo que ser rescatada por el gobierno estadounidense. Actualmente, el gobierno es propietario de casi 80% de la aseguradora. La empresa les debe a los contribuyentes estadounidenses más de US$80.000 millones.

"Cuando me tope con una situación complicada, me gustaría poder contar con él. No tendrá ningún problema en decirme lo que piensa", le dijo Benmosche a The Wall Street Journal en una entrevista reciente en su casa junto al mar en esta ciudad en
Europa del Este.

"Debemos respetar lo que hizo. No podemos desestimar sus acciones", afirmó Benmosche, quien se refiere a Greenberg como "el más experimentado estadista de nuestra industria".

Benmosche señaló que no preveía que Greenberg tuviera un rol formal en la empresa, ni como ejecutivo ni como miembro de la junta directiva. Greenberg rechazó un pedido de entrevista.

Sin embargo, los comentarios de Benmosche dejan al descubierto un cambio en la postura de AIG hacia Greenberg. Los dos lados se han trenzado en disputas legales desde que Greenberg se fue de la empresa durante una investigación contable en 2005.

Benmosche afirmó que intenta llegar a un acuerdo en el litigio, que incluye una demanda de US$1.000 millones contra Greenberg y otro ex ejecutivo relacionada a un acuerdo de US$1.600 millones firmado con las autoridades en 2006 para resolver la investigación contable.

El cambio podría tener consecuencias para la estrategia de AIG.

Benmosche indicó que podría retrasar potenciales ventas de activos. Greenberg escribió cartas enérgicas a los líderes de AIG, en las que aboga por mantener a AIG intacta.

Benmosche quiere consultarle a Greenberg sobre un tema que se encuentra en el centro de la estrategia de AIG para devolverles el dinero a los contribuyentes, la cual implica vender grandes unidades de la aseguradora en todo el mundo. En particular, indicó que quiere conocer las opiniones de Greenberg sobre el valor intrínseco de diversas filiales de AIG.

AIG le pondrá una pausa a la planeada venta de su enorme brazo de leasing de aviones, International Lease Finance Corp., afirmaron varias personas al tanto. "Estamos analizando todas las transferencias de propiedad en este momento", señaló Benmosche.

La rama de olivo de Benmosche le ofrece a Greenberg la oportunidad de redimirse luego de un período doloroso. AIG llegó al borde del colapso hace alrededor de un año, en mayor medida debido a inversiones fallidas por parte de una unidad que Greenberg estableció más de una década antes. La aseguradora, cuyo valor de mercado llegó a a alcanzar unos US$200.000 millones, vio su acción desplomarse por debajo de US$1 la unidad. A pesar de que su valor se triplicó durante el último mes, la capitalización de mercado de AIG aún se encuentra en menos de US$7.000 millones.

El ex presidente ejecutivo ha estado combatiendo los cargos civiles relacionados a la investigación contable, algunos de los cuales aún están pendientes. Greenberg niega cualquier irregularidad.

AIG y Greenberg deberán manejar con cuidado la reapertura de su comunicación. Greenberg lidera dos empresas que no cotizan en bolsa; una de ellas, C.V. Starr & Co., es una firma de seguros que compite con el negocio de seguros de propiedad y accidentes de AIG; la otra, Starr International Co. Inc., es el mayor accionista privado de AIG.

Lee Wolosky, un abogado de Greenberg, dijo que los temas de competencia "serán tratados" después de que las disputas jurídicas entre AIG y Greenberg se resuelvan.

Benmosche, ex presidente ejecutivo de la aseguradora rival MetLife Inc., dijo que conoce a Greenberg desde hace una década y que le había consultado cuando decidió cotizar las acciones de MetLIfe en bolsa por primera vez en 2000.

Benmosche fue nombrado presidente ejecutivo de AIG a principios de agosto y se ha estado reuniendo con empleados y desarrollando su estrategia para la aseguradora.

Durante la entrevista, Benmosche agregó que no espera necesariamente concordar con Greenberg en todo. "Tengo claro que necesitamos vender algunas de estas empresas pronto y de forma práctica y reducir la compañía. No sé qué pensará Hank al respecto".

También le hizo un cumplido al ex presidente ejecutivo, al decir que Greenberg probablemente sea la única persona que podría dirigir AIG de la forma en que está estructurada hoy en día. "Tiene que aceptar que es único en cuanto a su conocimiento y su
capacidad", afirmó Benmosche.

El actual presidente ejecutivo agregó que no tiene "ningún problema" con que otros empleados de AIG también hablen con Greenberg. "Sólo tenemos que recordar que le pedimos consejos, no que nos diga lo que tenemos que hacer", señaló.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.