Secciones
Síguenos en:
Aylín Mujica, la cubana que 'para el tráfico' en México

Aylín Mujica, la cubana que 'para el tráfico' en México

Es de las que más ocupan portadas en las revistas y una de las villanas más reconocidas. Ahora hace lo propio en Colombia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de junio 2009 , 12:00 a. m.

Su curvilíneo cuerpo llama la atención por donde quiera que pase. Se trata de la cubano-mexicana que ha salido siete veces en las portadas de la revista H (para hombres), de México; ha aparecido desnuda en Interviú, de España; ha sido cuatro veces la carátula de TvyNovelas, no solo en edición mexicana sino de Estados Unidos, y, aparte de todo, cada vez que surge un rumor acerca de su vida privada, ocupa páginas centrales en las revistas del corazón.

Sus papeles de villana le han dado tal reconocimiento que Telemundo ya la invitó a hacer parte de dos producciones colombianas.

La primera fue en Sin senos no hay paraíso, en la que interpretó a una proxeneta que conseguía jovencitas para enviar a Estados Unidos con las prótesis de los senos llenas de cocaína.
Actualmente, graba Niños ricos, pobres padres, del colombiano Luis Felipe Salamanca (Pedro, el escamoso), en la que interpreta a la tía mala de una de las adolescentes. "Estoy muy contenta. Es un proyecto maravilloso y me siento honrada de que me hayan invitado a participar", dice.

Hace un mes está en Bogotá y permanecerá otros seis, mientras graba. "Me ha encantado esta ciudad. La siento como yo, apasionada. La gente aquí se expresa duro, con ganas, fuerte; y así soy yo. Soy una mujer que vive cada día como si fuera el último de su vida y así es esta ciudad".

Viajó de su natal Cuba para hacer una presentación de ballet -desde los ocho años estudió ballet clásico- en el D.F. y se quedó. Allí comenzó su carrera como modelo; alguien la vio en un supermercado y le propuso hacer parte de una campaña. "Luego, un amigo argentino me dijo que por qué no hacía televisión y en 1994 me arriesgué".

Al fin y al cabo, las artes escénicas no eran un mundo desconocido para ella. En Cuba alternaba su carrera de ballet con el teatro y ya había hecho parte de la obra Así es, si así os parece, por la que recibió muchos aplausos.

En México, aunque el camino no fue fácil porque la veían como la extranjera, abrió camino y se ganó el cariño de la gente. "Luché mucho al principio. Mucha gente me hizo el feo, pero con esfuerzo y talento me gané su cariño. Hoy, me siento como una mexicana más", asegura.

Ha participado en una docena de telenovelas y en tres ha tenido el papel estelar: Señora, Canción de amor y Yacaranday. En las otras ha hecho de mala.

Por ahora está sola. Y con una sonrisa de oreja a oreja dice que si aparece el hombre de su vida o ese que le haga latir el corazón de nuevo, no le teme al tercer matrimonio. "Creo profundamente en el amor", asegura.

LUZ ADRIANA VELASCO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

En busca del amor

La primera vez que dio el sí tenía 19 años. "Era un roquero que usaba aretes, tenía el pelo largo, tatuajes. Terrible para mis papás". Con él duró cuatro años y le quedó su hijo mayor, que hoy tiene 15.
A los cinco años de su primer matrimonio volvió a casarse, esta vez con el productor mexicano de cine y televisión Alejandro
Gavira, con el que tuvo su segundo hijo, Alejandro; hoy de ocho años.
Hace un año se separó, según ella, porque el amor se transformó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.