Secciones
Síguenos en:
La persona que más veces murió en Colombia

La persona que más veces murió en Colombia

Durante toda la historia 'Marulanda' tanto los gobiernos como los medios de comunicación hablaron muchas veces sobre su muerte ateniéndose a rumores.

Si se habla de Pedro Antonio Marín, hay que hablar del hombre que nació en un hogar campesino de Génova, eje cafetero colombiano, en 1930; pero si se menciona a 'Manuel Marulanda Vélez'  o 'Tirofijo' hay que hacer énfasis en el hombre que fundó las Farc en la década de los 60 y que murió de viejo, tras haber escapado a muchas redadas de las autoridades en donde lo dieron por muerto.

Uno de los primeros reportes sobre la "muerte" de 'Tirofijo'  se registró en el periódico EL TIEMPO en el mes de diciembre del año 1950.

La noticia afirmaba que a 'Manuel Marulanda', en ese entonces dirigente obrero, lo habían detenido durante el allanamiento a la bodega donde funcionaban las oficinas de la Federación de Trabajadores de Cundinamarca. 

En el lugar también encontraron propaganda comunista que denunciaba el envío de tropas colombianas a Corea. "Luego de ser detenido, en compañía de sus colegas, fue llevado al servicio de inteligencia colombiano, donde fueron ajusticiados de manera violenta", recordó la sección 'Cápsula de EL TIEMPO', publicada el 22 de septiembre de 1999.

Desde la década de los 50, 'Marulanda' entonces dejó de ser un campesino más, para convertirse en un hombre que acaparaba la atención no solo de los medios que anunciaban su falsa muerte, sino también de escritores que mezclaban la fantasía con matices de esa realidad que iba quedando consignada en la historia colombiana.
    
"Surgían relatos de combates inverosímiles del hombre solo contra batallones enteros, se componían canciones sobre su vida y se especulaba de pactos con el diablo. Incluso la prensa llegó a dar cuenta de su entierro, con fotos y todo, en 1951", señaló el historiador Orlando Villanueva, en su libro "Guerrilleros y bandidos".

De esta forma, la ficción se disfrazaba de realidad y lograba ocupar espacios en periódicos que daban fe que durante hechos verídicos 'Tirofijo' había muerto. Como cuando "en 1964 el ejército ataca Marquetalia (Tolima) y de inmediato empiezan a circular las primeras versiones de que el líder guerrillero Pedro Antonio Marín murió como consecuencia del bombardeo". Así lo reseñó el periódico El Espectador en un artículo publicado el 24 de mayo del 2008.

Ese mismo mes el periódico ADN de España, a través del periodista David Beriain, quien se ha desempeñado como corresponsal de guerra durante más de 6 años, recordó que, "en 1965, Marulanda llevaba ya casi 20 años de guerra como guerrillero liberal. Entonces el Diario del Huila informó que estaba herido de muerte". 

El tiempo pasaba y las versiones sobre la caída del fundador de las Farc iban aumentando. 'Tirofijo' se había convertido en el 'dolor de cabeza' de los gobernantes de turno del estado colombiano, hasta tal punto de hacerlos 'fantasear' con su muerte.  "En los años sesenta y setenta, cuando las muertes de otros grupos armados se multiplicaron, la fuerza pública anunció al menos 17 veces su deceso", dijo la Agencia AFP en mayo de 2008.
 
La revista Semana por su parte, recordó en un artículo publicado también en mayo de ese mismo año, lo que relató el periódico El Espacio en 1970: "'Tirofijo' se había enfrentado a tropas del Ejército que le propinaron una herida mortal en el pecho. Según el periódico El Espacio, Marulanda se arrastraba por la selva como un animal herido y las tropas seguían su rastro de sangre. Aunque era sólo cuestión de tiempo dar con su cuerpo, la verdad es que eso nunca sucedió".

Cuando llegó la década de los 90 el rumor volvió a escucharse y pese a todas las 'falsas alarmas' sobre ese hecho, la noticia volvió a hacer 'eco' en la opinión pública en marzo de 1995. Esa vez la información fue supuestamente confirmada por Iván Márquez, jefe del secretariado de las Farc, a la cadena radial Súper. Su muerte fue atribuida a una falla en su marcapasos en el municipio de Granada, Meta.

Empero, la grabación obtenida a través de la cadena radial dejó dudas sobre la verdadera identidad del portavoz que afirmaba la muerte de 'Tirofijo', confirmándose luego que se trataba de un impostor y que la información divulgada no era cierta.

Muchas historias seguían escribiéndose, 'Marulanda' moría de una y otra forma en cada relato que publicaban los medios, cuando lo único que era realmente cierto, es que este personaje seguía 'en pie' en algún paraje de las montañas de Colombia. 

En febrero de 2004 la 'fantasía' de su fallecimiento volvió a las páginas de los periódicos. Esta vez en una publicación de 'El Nuevo Herald' (de Miami) en donde se reveló que fuentes gubernamentales habían dicho a ese periódico que organismos de inteligencia colombianos estaban examinando indicios y versiones recientes sobre la supuesta muerte de 'Tirofijo'.

Según 'El Nuevo Herald', "analistas de inteligencia suponían que las mismas Farc habían dejado entrever la presunta muerte de su líder cuando el 29 de diciembre de 2003 publicaron en su página de Internet un homenaje póstumo a la memoria de Manuel Marulanda Vélez''. Sin embargo, en ninguna parte del texto se declaraba expresamente que 'Tirofijo' había muerto, convirtiéndose nuevamente en un rumor sin confirmación.

Para hablar de la defunción de Pedro Antonio Marín, no solo bastó con afirmar que el cabecilla subversivo ya había muerto en algún combate imaginario, sino que también se llegó a abrir el espacio para hacer predicciones sobre el futuro y la fecha aproximada de su "verdadera muerte".

Para ese misma fecha (2004), la periodista Patricia Lara, que en palabras de Rodrigo Pardo es una profesional "rigurosa y bien dateada", afirmó en uno de sus escritos, sin revelar sus fuentes, que 'Marulanda' sufría de cáncer de próstata y que podría morir en menos de seis meses.

Sin embargo, "no siempre uno cree en lo que escuchan los oídos, aunque la verdad escuchada tenga arranques de verdadera (...) ya sus nuevas apariciones (las de 'Tirofijo') no serán ciertas y difícilmente podremos escuchar su voz como sus pasos", dijo  el escritor Arturo Alape en su obra "Las muertes de Tirofijo" en donde intentó conciliar el tiempo histórico y el tiempo mítico que giró alrededor de ese hecho.   

Luego de tantas décadas de rumores y especulaciones, el 25 de mayo de 2008, todos esos mitos e historias se acabaron para dar paso a una noticia que ya no hacía parte de la ficción sino de la realidad. Las Farc divulgaron un video en donde Timoleón Jiménez, alias 'Timochenco', confirmaba la muerte del máximo jerarca de ese grupo guerrillero.

El fallecimiento del legendario revolucionario fundador de las Farc se había producido el 26 de marzo de ese mismo año (2008), cuando un infarto al corazón lo obligó a despedirse de este mundo.

'Manuel Marulanda Vélez' no solo dejó un amplio legado de historias acerca de sus "muertes" sino que además se consolidó como un personaje que dejó varias reflexiones. Daniel Samper dijo en una de sus columnas de opinión publicada pocos días después de confirmarse la noticia que, "la enésima muerte de 'Tirofijo' -esta sí la verdadera- debería inspirar a sus compañeros para que corrijan el errado camino de las armas, que solo nos ha dejado dolor y muerte y a menudo sirve de pretexto para consolidar las injusticias que el campesino Pedro Antonio Marín quiso enmendar".

REDACCIÓN POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.