Secciones
Síguenos en:
Una persona muerta y ocho policías heridos deja

Una persona muerta y ocho policías heridos deja

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de febrero 2009 , 12:00 a. m.

Al cierre de esta edición sesionaba un consejo de seguridad en Regidor, sur de Bolívar, donde se adoptaban especiales luego que el domingo una turba enardecida atacó con palos, piedras y machetes la estación Policía para sacar de los calabozos y linchar hasta la muerte al presunto homicida de un mototaxista.

Los desórdenes terminaron con una persona muerta, ocho agentes heridos y daños a la estación de la Policía.

La municipalidad, a 425 kilómetros al sur de Cartagena, permanecía ayer militarizada, bajo ley seca, con prohibición del porte de armas y con buena parte del comercio cerrado, por lo que las calles estuvieron solitarias, según testimonios de algunos vecinos.

Ante la ola de violencia, la Gobernación de Bolívar ordenó el envío de 30 policías y soldados de la Quinta Brigada para reforzar a los agentes en servicio en Río Viejo, los cuales no pudieron controlar a unos mil enardecidos pobladores que tomaron la justicia por sus manos y mataron a un joven que estaba detenido, sindicado de haber asesinado a un mototaxista.

El secretario de Gobierno de Río Viejo, José Veleño, deploró los hechos en que desembocaron las primeras investigaciones por el asesinato de Luis Javier Ballesteros Rocha, de 20 años, a quien vieron por última vez el viernes luego de ser contratado para un viaje a una vereda por Amansio Mattos Robles, de 28 años.

Sólo el domingo se volvió a tener noticia del mototaxista, cuando su cadáver fue encontrado en aguas del río Magdalena, mientras en el corregimiento Santa Teresa la comunidad denunciaba que Mattos había sido visto llegar a su casa con la motocicleta de Ballesteros.

Cuando se practicaba el levantamiento del cadáver, un grupo de campesinos condujo a Mattos a la estación de Policía, en el casco urbano. La noticia de la captura del presunto homicida se propagó en el pueblo y en menos de hora una turba llegó a la estación a exigir que les entregarán al prisionero.

Ante la negativa de los uniformados, los iracundos lugareños se metieron con palos, piedras y machete y sacaron al detenido, al que mataron sin compasión en las calles de la población.

El defensor del Pueblo del Magdalena Medio, Marco Antonio García, condenó tanto el crimen del mototaxista como los actos vandálicos y el crimen del presunto homicida a manos de la multitud enardecida.

Tras enterarse de lo ocurrido, el gobernador de Bolívar, Joaco Berrío, pidió ayuda al Ejército y a la Policía, pero los efectivos de las dos instituciones llegaron a Río Viejo cuando la turba ya había superado a los 30 agentes de la estación local. Intentaron disipar la asonada con disparos al aire, pero se vieron disminuidos ante la multitud enardecida.

El alcalde de Río Viejo, Fermín Vásquez Acuña, manifestó que la Sijín inició una investigación para determinar quiénes fueron los promotores de la asonada con miras a judicializarlos.

Mientras tanto, el hecho fue condenado por  el gobernador Berrío, quien llamó a la cordura a los pobladores. "Lamento profundamente el asesinato del mototaxista en Río
Viejo, pero también deploro la acción de quienes intentaron hacer justicia por propia cuenta; para eso están las autoridades", puntualizó el mandatario seccional.

A su turno, el ministro del Interior, Fabio Valencia, calificó la asonada como un hecho bastante grave. "Esto no lo puede tolerar una democracia, pues precisamente para eso está la Justicia. No puede ser que la gente por sus propias manos trate de hacer justicia", dijo.

También se conoció que Giovanny García, presunto cómplice del crimen, estuvo detenido en el cuartel de policía del El Banco (Magdalena), pero ayer recuperó la libertad, pues en su contra no hubo denuncias.

Un historial de desórdenes

Varias poblaciones del sur de Bolívar han sido escenario de desórdenes protagonizados por la población:

- 8 de marzo del 2004. Luego de conocerse el crimen del comerciante Fidel Peña, la población se sublevó quemando 12 vehículos, 12 motos de uso de los paramilitares, así como cinco casas que tenían en arrendamiento y utilizaban como sus cuarteles. Luego la población enardecida procedió a apedrear e intentó el incendio del puesto de Policía del municipio y de la sede de la Alcaldía. En esa oportunidad los pobladores denunciaron el vínculo estrecho entre el Ejército, la Policía y paramilitares del 'Bloque Central Bolívar'.

El alcalde tuvo que ser sacado de debajo de la cama y evacuado junto con los policías hacia Barrancabermeja, para evitar un linchamiento.

-21 de abril del 2005. En San Pablo, más de 500 manifestantes se enfrentaron a la Policía por el asesinato del joven Jesús Pinzón, de 27 años, a manos de un comando paramilitar que lo atacó a escasos metros de la estación policial. Habitantes de Santa Rosa y Simití llegaron a San Pablo a sumarse a la protesta.

-Julio 12 del 2006. Ocurrió una asonada contra la Policía de Santa Rosa del Sur por la desaparición de Adolfo Carrascal, de 25, quien había sido interceptado por un grupo de uniformados que le encontraron en su poder varios kilos de coca. La estación de Policía fue destruida.

-12 de diciembre de 2007. Habitantes de San Rosa del Sur quemaron las motocicletas de los agentes de la Policía, luego de que cuatro agentes de la Sijín se vieron involucrados en la muerte de un vecino de este municipio. El comercio cerró sus puertas y
 la comunidad se volcó al sepelio y lanzó arengas contra la Policía.

BUCARAMANGA Y CARTAGENA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.