Secciones
Síguenos en:
Comer granos, un hábito sano y nutritivo

Comer granos, un hábito sano y nutritivo

También conocidas como leguminosas, ayudan a prevenir la obesidad y a tratar enfermedades del corazón, la diabetes y el colesterol. Sin embargo, la ración recomendada no debe ser mayor a un pocillo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de febrero 2009 , 12:00 a. m.

La semana pasada se llevó a cabo un curioso simposio en Canadá que buscaba enseñar fórmulas para lograr que las familias coman más fríjoles, garbanzos y lentejas sin protestar.

Durante el evento fueron presentados una serie de estudios sobre las cualidades nutricionales de este grupo de alimentos, considerados útiles en la prevención y tratamiento de enfermedades como la obesidad, las cardiovasculares, la diabetes y la hipercolesterolemia.

Estos granos son ricos en fibra, componente que atrapa los azúcares y las grasas, absorbe nutrientes y deja de lado los residuos que no sirven al organismo.

También contienen altos niveles de proteínas, carbohidratos, calcio, algunas vitaminas del complejo B y minerales como el hierro, necesarios para que el organismo forme y restablezca los músculos, tejidos y huesos.

De acuerdo con Claudia Angarita, nutricionista clínica, se puede comer leguminosas hasta tres veces por semana; es posible, de hecho, incluirlas en la dieta de los bebés a partir de los 9 meses.

Vale aclarar, que hay que tener cuidado con los excesos. Al servir la ración recomendada por persona no debe ser mayor a un pocillo.

Pese a los beneficios que aportan al organismo, hay personas para las cuales su consumo no está recomendado. Entre ellas se cuentan aquellas que sufren de colon irritable, niveles altos de ácido úrico y problemas gastrointestinales o flatulencia.

Algunas de éstas pueden tolerar los granos, siempre y cuando sea en porciones pequeñas y no más de dos veces al mes. Para ellas va una recomendación: remojarlos en agua por cuatro horas antes de cocinarlos; está demostrado que esto ayuda a reducir las molestias digestivas que causan.

Pueden guardarse cocinados en la nevera en un recipiente limpio. Así pueden conservarse sin problemas hasta por ocho días.

Aquello de que las leguminosas pueden reemplazar las carnes solo es cierto cuando se sirven acompañadas de cereales como el arroz y el maíz o con pan, pues los granos carecen de aminoácidos esenciales sin los cuales se puede retrasar el crecimiento o causar problemas visuales.


¿Qué contienen?

El contenido nutricional de las leguminosas es similar entre sí. En 100 gramos puede se encontrar:

140 calorías
9 gramos proteínas
25 gramos carbohidratos
2,5 gramos de fibra
200 miligramos fósforo
3 miligramos de hierro
120 unidades internacionales de vitamina A

Fríjoles

- La fibra que contienen ayudaría a prevenir el desarrollo de cáncer de colon.
- Por sus propiedades antioxidantes, se le atribuye la capacidad de contribuir con la prevención del cáncer de seno.
- Ayudan a manejar los síntomas de la menopausia y la osteoporosis.

Lentejas

-Son energéticas.
-Se usan para tratar la anemia por su alto contenido de hierro.
-Se recomiendan a mujeres en embarazo, porque tienen muha fibra, hierro y folatos, que ayudan a prevenir malformaciones en el feto.

Garbanzos

-Reducen el colesterol.
-Evitan el estreñimiento.
-Fortalecen el sistema nervioso.


Redacción SALUD

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.