Secciones
Síguenos en:
"No pueden decir que admiro a las Farc, porque ellas me estaban jodiendo a mí": Alan Jara

"No pueden decir que admiro a las Farc, porque ellas me estaban jodiendo a mí": Alan Jara

El ex gobernador del Meta, quien recuperó la libertad el pasado martes, habló con EL TIEMPO y condenó a las Farc: "ellas me encadenaron, ellas me 'raponearon' la libertad durante 7 años y medio".

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de febrero 2009 , 12:00 a. m.

EL TIEMPO: Sus palabras del pasado martes generaron mucha controversia ¿Ha cambiado de parecer desde entonces?

Alan Jara: Mis convicciones y conceptos no han cambiado. No hay chance de lograr en la selva un rescate militar. Una operación Jaque II la firmo a ojo cerrado, pero cada que ocurre un hecho de estos, las Farc se blindan más.

¿Qué fue lo que molestó a algunas personas?

Yo dije que la Seguridad Democrática está tan consolidada que debe permitir eso (el intercambio humanitario). Pero alguien tituló que yo no estoy de acuerdo con esa política, lo que es falso, yo no dije eso. Lo que digo es que ella sí permite hacerlo. Luego me preguntaron si yo sentía que el presidente Álvaro Uribe me había ayudado, y yo siento que para mi liberación no hizo lo necesario.

Pero esto generó una polarización...

Es que en la rueda de prensa nadie me preguntó qué pensaba de las Farc.

Bueno, ¿qué piensa de las Farc?

Quienes me secuestraron fueron las Farc, ellas me encadenaron, ellas me 'raponearon' la libertad durante 7 años y medio.

Pero la sensación que quedó fue que llegó con 'síndrome de Estocolmo'...

Todavía tengo aquí en el tobillo la marca de la cadena, que es un depilador de maravilla, y tengo aquí la foto de mi hijo cuando me fui y otra de cuando volví, ese raponazo no lo olvido. No sé cómo de un momento a otro un planteamiento humanitario se convierte en un debate político y se me termina calificando de antiuribista.

¿Y usted es antiuribista?

Me preguntaron si yo apoyo la reelección de Uribe y respondí que estoy de acuerdo con lo que el Presidente dice: que no es bueno perpetuarse en el poder.

¿Se mantiene en que las Farc están bien armadas y con gente joven?

Entre quienes me custodiaban vi muchos jóvenes recién ingresados y también cómo manejan todo el tema de suministros. Y le pongo un ejemplo: un día el Presidente dijo que a la guerrilla la tenía comiendo raíces, y esa misma tarde el comandante del grupo nos llevó medio pollo a cada uno, para que bajáramos las raíces.

¿Esos ejemplos suyos no dejan la sensación de que está magnificando a las Farc?

Magnificando no, estoy contando lo que vi y sorprendido sí estoy. No pueden decir que admiro a las Farc, porque ellas eran las que me estaban jodiendo a mí.

¿Pero es sorpresa o admiración?

Ese es el punto. Se ha confundido mi sorpresa con admiración. Yo no admiro ni un gramo a las Farc.

En el foro del eltiempo.com la gente fue dura con Alan Jara en torno a lo que dijo el día de su regreso. ¿Qué pudo pasar?

A veces uno no oye todo, sino lo que quiere oír. De pronto, a diferencia de otros liberados, yo hablé con absoluta franqueza y hay quienes se sorprenden y opinan sobre algo de lo que solo han escuchado o leído en un titular.

¿Qué percepción tenía de Uribe cuando estaba en la selva y cuál tiene hoy?

La misma. El presidente Uribe siempre es muy claro; uno sabe qué plantea. Él está convencido de que el cerco humanitario puede resultar y yo creo que no. Y lo que traté de mostrarle a la prensa fue que hay otra salida.

¿Se arrepiente de lo que dijo en la rueda de prensa?

No, yo complementaría cuál es mi concepto sobre las Farc, en el sentido de que están golpeadas aunque no derrotadas. Tal vez en lo único que he cambiado un poco de parecer es en que mi esposa tendría la decisión de si vuelvo a la política (risas).

El discurso de Sigifredo López

Otra de los hechos que también llamó la atención en esta última ronda de liberaciones fue el discurso del ex diputado Sigifredo López, quien también clamó por un acuerdo humanitario.

López, quien habló en la plazoleta de San Francisco y en una extensa conferencia de prensa en Cali, criticó el manejo que el Gobierno le ha dado al tema de los secuestrados, pero también le abonó al Presidente algunas de sus políticas.

Sin embargo, López usó un tono más moderado que el empleado por el ex gobernador Alan Jara, quizás porque los hijos del ex diputado,Lucas y Sergio, le advirtieron sobre los efectos que puede producir un discurso más fuerte, como ocurrió en el caso de Jara.

Sigifredo se movió en un discurso de centro: le exigió a las Farc la liberación unilateral de todos los civiles que mantienen secuestrados, y al Gobierno le pidió considerar el intercambio humanitario entre combatientes.

La frase que mejor resume su postura política fue: "No soy uribista ni antiuribista; soy un demócrata".

López dijo que no compartiría jamás la lucha armada, pero también criticó a la oposición en Colombia "por acusar al Presidente de ser paramilitar" y al Gobierno por tildar a la oposición de "ser amigos del terrorismo", mientras que a la sociedad la invitó a seguir marchando contra el secuestro.

JORGE ENRIQUE MELÉNDEZ
SUBEDITOR DE POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.