Secciones
Síguenos en:
Colombia perdió 2-1 frente a Uruguay en el Suramericano Sub-20 y quedó al borde de la eliminación

Colombia perdió 2-1 frente a Uruguay en el Suramericano Sub-20 y quedó al borde de la eliminación

En el segundo tiempo anotaron por el equipo 'charrúa' Matías Aguirregaray (12' ST) y Jonathan Charquero (33' ST). Hernán Pertúz (9' PT) anotó el gol a favor de Colombia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de febrero 2009 , 12:00 a. m.

Colombia ganaba y jugaba como nunca, pero volvió a perder. El portero Camilo Vargas era una de las figuras del equipo, pero salió a cortar un centro lejos del arco con los brazos abajo y Charquero, en el charquero, anotó el 2-1. Casi eliminados.

Esta derrota duele, y mucho. El 2-1 en contra frente a Uruguay, anoche en el Suramericano Sub-20 de Venezuela, dejó casi sepultada la clasificación de Colombia al Mundial de Egipto, pese a un extraordinario primer tiempo, pero tras un final otra vez entre errores tontos.

Lástima, porque en el inicio del juego, los jóvenes colombianos se hicieron más hombres que nunca y jugaron con gran virilidad, fuerza y amor propio.

De entrada, Colombia agradó a la vista y sorprendió al rival no solo por su temperamento. También con el módulo táctico de 4-2-3-1 flexible, pues Cristian Mejía volanteaba, en la mitad Sherman Cárdenas y Javier Reina intentaban jugar siempre por abajo (a pesar del campo inundado por la lluvia) y detrás suyo Dhawilim Leudo y Julián Guillermo eran unas fieras para recuperar la pelota.

Todo eso, en medio del fango en el que estaba convertida la cancha de Maturín.

Con los 'charrúas' sin poder salir de la sorpresa, y jugando como si estuvieran pisando huevos, Colombia le ganó el pulso y controló el partido. Lo que faltaba era hilar una acción de gol. Esta llegó a los nueve minutos, después de un centro aéreo de Reina desde la derecha.

Hernán Pertuz saltó y metió la pelota con el pecho o el costado para el 1-0. Fue un gol justo, que le sacaba al equipo los demonios de las malas presentaciones anteriores.

En medio del barro, Colombia administró mejor la pelota y supo manejar la ventaja tempranera. Los cuatro cambios en la formación titular (Perlaza, Leudo, Reina y Mejía) funcionaban.

Faltaba esperar que en el segundo tiempo Colombia confirmara que jugaba su mejor partido.

No obstante, a los 12 minutos el uruguayo Matías Aguirregaray echó al traste el objetivo de la victoria y empató el juego, al aprovechar un entrevero en el área colombiana. Fue el resultado de una reacción uruguaya de pelota aérea al corazón de las 18.

Cuando llegó el 1-1, ya estaba en la cancha el defensa Ricardo Chará, en lugar de Mejía, a quien una lesión muscular lo sacó del campo. Colombia, entonces, cambió su módulo táctico (pasó a un 3-5-1-1): era aguantar, tirarla arriba y contragolpear...

Uruguay, en cambio, guapeó cada vez más y equilibró el partido. Hacia la media hora del segundo tiempo, el triunfo estaba más para ellos, aunque Colombia intentaba contragolpes. A ninguno le convenía la paridad.

Pero se aparecieron de nuevo los diablos del reciente pasado. Colombia no supo manejar la ventaja, el carácter se fue agotando y para completar, Jonathan Charquero aprovechó una embarrada tan grande como la cancha del arquero Camilo Vargas para meter el 2-1 que sentenció el partido y, tal vez, la eliminación colombiana del Mundial.

GABRIEL BRICEÑO F.
gabbri@eltiempo.com.co
ENVIADO ESPECIAL DE ELTIEMPO
MATURÍN (VENEZUELA)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.