Doce hinchas murieron este año en incidentes relacionados con el fútbol

Doce hinchas murieron este año en incidentes relacionados con el fútbol

Aparte de los goles, de las tarjetas, de los penaltis, están los otros resultados: los de los jóvenes que perdieron la vida solo por llevar una camiseta, por amar a un equipo.

22 de diciembre 2008 , 12:00 a.m.

Son 12 muertos en las calles y 175 heridos en vías y en estadios, una cifra que da vergüenza, que duele y que representa a centenares de hogares que no pudieron cantar un gol, sino que lloraron la desgracia del fútbol: la que ocasionan los malos hinchas, esos a los que nadie ha podido controlar.

Estos son los casos:

Por la camiseta que tenía puesta

A las 9:15 de la noche del domingo 17 de febrero, John Sebastián Ossa Bermúdez, de 17 años, murió apuñalado en una tienda ubicada en la carrera 15 con calle 57, en Bogotá.

Un grupo de hinchas de Millos lo atacó, porque tenía puesta una camiseta de América.

En la agresión, un hermano de la víctima, identificado como Cristian Camilo Ossa, resultó herido en un brazo. La justicia procesa a los homicidas.

Batalla campal en el Pascual

Las tribunas del estadio Pascual Guerrero de Cali se convirtieron en escenario de una verdadera batalla campal durante el clásico entre América y Cali, la noche del sábado 8 de marzo.

Los mayores disturbios se registraron en la tribuna sur, ocupada por la barra 'Barón Rojo'. Hubo 83 heridos, entre contusos, cortados, desmayados y asfixiados por gases.

Agonía en cinco días

El sábado 7 de junio, Ronald Anderson Cantor (foto) murió a la salida del estadio Pascual Guerrero de Cali, después del partido de América y Santa Fe. Ronald era el ayudante de un bus que transportó hinchas de Santa Fe desde Bogotá hasta Cali.

Después de que los seguidores del equipo capitalino abordaron el vehículo, seguidores del América atacaron con piedras el automotor.

Ronald murió tras cinco días de agonía en un centro asistencial de la capital del Valle y su muerte no ha sido aclarada.

Por que no le quisieron dar dinero

A John Alexánder Cristancho, de 26 años, líder de la barra Ultra Sur, que apoya a Santa Fe, lo asesinó un adolescente, de 17 años, hincha del América. El crimen ocurrió la noche del domingo 22 de junio en el barrio Galerías, después del partido entre los dos equipos. El homicida también hirió con puñal a Sebastián Prieto.

Lo buscaron hasta que lo hallaron

Juan David Pérez, de 17 años, hincha del Deportivo Cali, murió asesinado por barras bravas del Santa Fe, la madrugada del domingo 27 de julio. El crimen ocurrió cerca del peaje de Chuzacá. La víctima se había escondido entre la maleza y los homicidas lo buscaron en la oscuridad hasta encontrarlo y quitarle la vida.

Degollado en el Tercer Milenio

La tarde del sábado 20 de septiembre, un grupo de hinchas del Nacional se reunió en el parque Tercer Milenio para preparar los cánticos del partido que su equipo jugó al día siguiente con Millos en Bogotá.

Uno de los seguidores del equipo antioqueño acompañó a dos amigas al bus y, en el camino, se encontró con un grupo de barras bravas de Santa Fe. El hincha del Nacional murió degollado.

Corrió y sufrió un infarto

El sábado 20 de septiembre, antes de jugarse el clásico entre Santa Fe y Millos, Henry Andrés Bohórquez, seguidor del equipo rojo, murió cerca del estadio El Campín.

El hincha sufrió un paro cardiaco cuando corría para huir de un grupo de policías que trataban de detenerlo.

Tras el episodio se desató una polémica entre la Policía y los familiares de Bohórquez.

Al final, un dictamen forense del Instituto de Medicina Legal determinó que la muerte del hincha había sido por causa natural.

Hacía fila para la boleta

A las 4:30 de la tarde del martes 23 de septiembre, en las taquillas del estadio El Campín se desató una riña entre hinchas que hacían fila para adquirir boleta para el partido entre Millos y Nacional, que se jugaba al día siguiente.

Un adolescente que trataba de conseguir una de las entradas para el juego, terminó apuñalado en un muslo. A la víctima la atendieron en un centro asistencial.

Se encontraron en la carretera

En Puerto Boyacá, a la 1:30 de la tarde del jueves 25 de septiembre, buses con hinchas del Junior, que regresaban de un partido en Pereira, se encontraron con los que transportaban a los hinchas de Nacional que asistieron al juego en Bogotá. Los dos grupos de hinchas protagonizaron una riña en medio de la vía. Un adolescente de 16 años, seguidor de Nacional, estuvo a punto de morir después de recibir siete puñaladas.

No alcanzó a llegar al estadio de Pasto

Durante 19 días, Víctor Alfonso Bohórquez, de 19 años, hincha del Deportes Tolima, agonizó en un hospital de Pasto (Nariño).

Víctor Alfonso viajó el jueves 25 de septiembre desde Ibagué, con rumbo a Pasto.

Tenía la intención de asistir al partido entre su equipo y el Deportivo Pasto.

No tenía un peso en el bolsillo y se aventuró a hacer el viaje en 'auto stop'.

Bohórquez estaba a punto de cumplir su meta. Después de tres días arribó a territorio nariñense, pero dos puñaladas en su axila derecha acabaron con la ilusión de llegar a las tribunas del estadio La Libertad.

El 28 de septiembre, el conductor de un taxi halló agonizante a Víctor Alfonso en un potrero y lo llevó hasta un centro asistencial.

Allí, por causa de una infección grave, los médicos le amputaron el brazo derecho con la esperanza de lograr salvarle la vida.

La familia del hincha del Tolima tuvo que hacer una colecta para viajar desde Ibagué y visitarlo en el hospital.

El 10 de octubre, Víctor Alfonso Bohórquez perdió su batalla contra la muerte.

Les lanzaron una pedrada

Un niño indigente les lanzó piedra a los 23 buses que transportaban hinchas del América, desde Pereira hacia Cali, y se desató una tragedia.

El pequeño que lanzó las piedras terminó con once heridas de puñal. Álvaro José Gómez, de 23 años, fue herido de un balazo en la cabeza.

En total, 20 personas resultaron heridas. Ocurrió el domingo 5 de octubre.

Tenía una gorra y un saco de Millos

A William Alfredo Rodríguez, de 17 años, le quitaron la vida por llevar puesto un saco y una gorra con el escudo de Millos.

Estaba en una tienda de Patio Bonito, sur de Bogotá, y un grupo de barras bravas del Atlético Nacional entró y lo apuñaló. Un amigo de la víctima, otro menor de edad, de 16 años, resultó herido. William se ganaba la vida como ornamentador. El sábado 27 de octubre, después de salir de laborar, se vistió con un saco y una gorra de su equipo del alma y salió con unos amigos, también adolescentes, a divertirse.

En la madrugada del domingo 28, se encontró con un grupo de hinchas de Nacional, que lo asesinó.

Otros episodios de violencia

Puñalada en el corazón: El 11 de diciembre, hinchas de Millos apuñalaron a Efraín Sánchez, seguidor de Santa Fe, y le quitaron la vida.

Cayó del bus: Carlos Rojas, hincha de Santa Fe, murió cuando se dirigía a Barranquilla y lo atacaron hinchas del Junior.

En el Metropolitano. "De pronto vi a alguien con una camiseta de rayas rojas (hincha del Junior) que me 'puyó' en la espalda. Cuando caí sangrante se fue corriendo", relató Diego Alejandro Ortega Beltrán, integrante de la barra 'La Brutal', que apoya a Millos. El ataque ocurrió en Barranquilla el sábado 13 de octubre.

'Los sanguinarios': El 9 de febrero, en Medellín, a Julián Esteban Giraldo Quiroz, de 18 años, hincha de Nacional, lo asesinaron seguidores del DIM, integrantes de la barra 'los sanguinarios'.

A la salida de El Campín: El 26 de abril, después del clásico entre Millos y Santa Fe, barras bravas seguidores del equipo azul atacaron con piedras el bus del equipo rojo (foto). El arquero Ramiro Sánchez terminó herido.

Por la espalda

"Comenzaron a rodearnos y cuando intenté correr me 'chuzaron'", relató Juan Carlos Gómez, hincha del Deportivo Pereira.

Lo hirieron la tarde del sábado 26 de julio, cerca del estadio Hernán Ramírez Villegas, de Pereira. Ese día se enfrentaron el Deportivo Pereira y el Deportivo Independiente Medellín.

Desde la capital de Antioquia viajó para asistir al encuentro un grupo de seguidores del equipo rojo. "Cuando llegaba al estadio estaban varios aficionados del Medellín, con sus camisetas, que paraban a las personas y les pedían dinero. Se veían muy feos. Vimos que nos estaban encerrando, salimos a correr y nos atacaron", relató Juan Carlos Gómez. La víctima terminó con una herida en el omoplato izquierdo y tuvo que ser llevado a un hospital.

'Nos están provocando'

Todo se originó por la presencia de un bus con hinchas del Atlético Nacional en una zona reservada para seguidores del Atlético Bucaramanga, situación que fue interpretada como provocación y que generó la batalla campal en la que ocho personas resultaron heridas cerca del estadio de la capital de Santander.

A Wilson Muñoz Vélez, de 18 años, lo apuñalaron en el pecho y milagrosamente se salvó de morir. Otro de los heridos, identificado como Sebastián Álvarez, recibió un golpe en el ojo derecho que le dañó la retina.

La batalla campal entre integrantes de barras bravas seguidores del Atlético Bucaramanga y el Atlético Nacional, ocurrió cerca del estadio Alfonso López de la capital de Santander, el domingo 3 de agosto, antes de que se jugara el partido.

Diario HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.