Secciones
Síguenos en:
Aguas turbias

Aguas turbias

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
06 de diciembre 2008 , 12:00 a. m.

El admirado profesor Bustillo, excelente académico, hombre leal, culto, alejado de las mezquindades del poder, sólo puso una condición para aceptar que lo postulara el Presidente: cuidado fuera a salir elegido. Si tenía que ser el aspirante light, la comparsa de su buen amigo Alejandro Ordóñez, no había problema, pero de ahí a ganar, ni de vainas.

Y es que esta elección de Procurador es todo menos seria y transparente. En la Corte Suprema había un combo decidido a boicotear hasta el infinito las votaciones. Pretendían forzar la apertura de nuevos candidatos para 'ternar' al emperador Edgardo Maya y que tripitiera mandato. De ahí el lamentable espectáculo de doscientas votaciones, como si no tuvieran mejor cosa que reunirse en plenaria para mamarle gallo al país.

El Consejo de Estado lo tuvo claro desde el principio: a lo que vinimos, esto es, puestos, puestos y cargos. Antes tenían bastanticos, a saber: la esposa de Filemón Jiménez, procuradora en Tunja; la hija de Gustavo Gómez, procuradora judicial en Bogotá; el hijo de Berta Lucía Ramírez ocupa un cargo igual; la hermana de Juan Ángel Palacio, procuradora agraria en Antioquia; la esposa de Rafael Lafont, procuradora judicial en Cundinamarca... Como todo cristiano, querrán mejorar y por eso habrá que ver si conservan o aumentan sus cuotas. Por eso, su candidato Ordóñez va con un cartapacio bajo el brazo asegurando nombramientos. Así que muchos funcionarios eficientes de la Procuraduría que no son cuota de nadie seguirán viendo cómo les pasan por delante los elegidos a dedo.

Mirando el panorama, no sé por qué preocupa tanto si Ordóñez se castiga con cilicios o si sube a Monserrate de rodillas, que será problema suyo. Lo malo son los acuerdos que haya podido alcanzar tanto para la vagabundería de colocar en los 500 puestos de libre designación con salarios altos, a los cónyuges, parientes o amigos de congresistas, gobernadores y magistrados de altas cortes -dados sus principios, no aceptará nombrar a las mozas-, como para tapar aguas pestilentes.

Y es que el nuevo Procurador tendrá que decidir sobre la 'Yidispolítica' o la siniestra reunión con 'Job' en Casa Nariño, que atañen directamente a hombres del Presidente. Y qué mejor para sacarlos de los embrollos en los que andan metidos que el Senado escoja al candidato del Consejo de Estado y no al de Casa Nariño, para demostrar que actúa con independencia y no necesita declararse impedido.

Por eso pienso que en Presidencia esperaron hasta el último segundo para quemar a los aspirantes que aguardaban su elección, como Clara Isabel Vargas, Eduardo Montealegre o Rodrigo Escobar. Y como este último era el que podía ganarle a Ordóñez, echaron mano del abogado del Presidente y del ministro de la Protección Social, Jaime Lombana, ejemplo para las mujeres maltratadas de este país, que hace gratis las vueltas a cambio de una cercanía al poder que resulta muy beneficioso para su bufete.

Tachó de cuasibandido a Escobar y ninguneó a Camilo Gómez, a fin de allanar el terreno a Ordóñez. Y es que a él le debe resultar interesante tener a un Procurador agradecido porque no podemos olvidar que en los juicios penales siempre hay un delegado de esa institución con capacidad de influencia.

Me da pesar que una persona como Ordóñez, quien, a diferencia de otros muchos, sí conoce la ética y la moral, aunque resulte retrógrado, y que podría barrer a los corruptos, se sumerja en la inevitable podredumbre que rodea la elección, porque comenzará su gestión con un pesado lastre. Además, con la nueva administración de Obama y una bancada demócrata crecida, será complejo vender a un Procurador que por sus posiciones ideológicas es rechazado de antemano por la izquierda, los liberales y las ONG que tienen voz en Washington.

NOTA. ¿Cuánto pagó DMG al Festival Vallenato? ¿Qué le costó la reunión de gobernadores a la que asistió Murcia?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.