Secciones
Síguenos en:
Entre Poznan y Copenhague

Entre Poznan y Copenhague

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de diciembre 2008 , 12:00 a. m.

Hace apenas un año se conoció que el punto de no retorno en el calentamiento del planeta era de 2º C, con respecto a los niveles preindustriales. En la reunión de Bali (diciembre del 2007) este aumento iba por 0,7º C. Con ocasión de la Conferencia de Poznan, en la que están reunidos esta semana, 192 países, en Polonia, Oxfam International ha revelado que hoy estamos en 0,8º. De manera que si la Tierra continúa calentándose a razón de una décima por año, alcanzaríamos la nefasta meta cerca del 2020. Pero todo parece indicar que la salud del clima mundial puede empeorar.

El informe de Oxfam llama la "última parada" a la reunión de Poznan, y la "última salida", a la de Copenhague. Así de grave es el asunto del clima, y así de cerca está la humanidad de reducirse, como lo escribió James Lovelock, a un 40 por ciento de lo que somos actualmente.

De la reunión de Polonia no se esperan grandes avances, y del nuevo Protocolo que se espera de Copenhague en el 2009, tampoco. Las metas de cumplimiento de los países industrializados indican que no llegaremos a la pequeña meta de 5,2 por ciento de reducción global de emisiones de carbono. No obstante, países como el Reino Unido y Alemania, que cumplirán con Kioto, dan ejemplo de lo que debería ser un compromiso de todos. Alemania se comprometió a reducir en un 40 por ciento hasta el 2020, e Inglaterra en un 80 hasta el 2050. Obama ofreció que su país reducirá un 80 por ciento hasta el 2050. Si Estados Unidos concreta este compromiso en Copenhague, el mundo podría esperar una reducción gradual del calentamiento. Pero ello dependerá, otra vez, del consenso de las naciones, y del compromiso de muchos países que eran considerados pobres en 1992, pero que ya no lo son. Lo que pase con China, India y Japón cobrará en estos años una importancia decisiva.

Entre tanto, la carrera hacia los 2º continúa. Oxfam calcula que se necesitarán 50.000 millones de dólares anuales para apoyar la adaptación de los países pobres, pues el actual calentamiento de 0,8º ya ha causado efectos apreciables.

¿Cómo habrá de repartirse mundialmente la responsabilidad de no llegar a los 2º, de aquí hasta el 2020?, es asunto que ocupa a los think tanks de la adaptación; uno de ellos, el Ecoequity, ha propuesto repartir los esfuerzos con base en los criterios de responsabilidad y capacidad. Proponen los Greenhouse Development Rights, que incorporan el criterio de la equidad y valoran las emisiones per cápita con relación a los niveles de desarrollo de los países. Una herramienta para empezar a pensar en un vínculo que se viene: el de la crisis económica mundial y el cambio climático.

guzmanhennessey@yahoo.com.ar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.