Secciones
Síguenos en:
La orellana, alternativa nutricional en la mesa de los siderenses

La orellana, alternativa nutricional en la mesa de los siderenses

El sabor neutro y transformable de la orellana es uno de los preferidos por la mayoría de los habitantes de La Estrella, sur del valle de Aburrá.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
26 de noviembre 2008 , 12:00 a. m.

Sopa de orellanas, fríjoles con orellanas, orellanas desmechadas con pollo y arepa son algunas de las variadas recetas creadas por los siderenses para incluir este alimento en su dieta.

La orellana es un hongo comestible, similar al champiñón, que empezó a producirse en la localidad hace cuatro años en un cultivo desarrollado durante la administración del alcalde Carlos Alberto Muñoz.

El objetivo del programa es proveer a los restaurantes escolares, el asilo, la cárcel y los sectores más vulnerables de la comunidad de alimento natural.

El hábito ha crecido tanto que, según los cultivadores el 90 por ciento de la población consume este hongo.

Para los mismos siderenses hoy es impensable que la carreta, que se encarga de distribuirles las dos toneladas mensuales de cada cosecha, no circule por las calles del municipio por lo menos una vez a la semana.

"Hay gente que dice que viene por la carne", dijo Juan Diego Sierra, agrónomo encargado de este proyecto.

Aparte de su particular sabor, los hongos se producen de manera fácil y económica. Además, cuentan con beneficios que han reducido la desnutrición crónica, el ausentismo y el dolor de cabeza en los escolares que lo consumen.

"Contiene 34 por ciento de proteínas, todos los aminoácidos esenciales, antioxidantes, todas las vitaminas del complejo B.

También es buena fuente de fósforo y reguladores de la presión arterial", explicó Sierra. La orellana es también una alternativa para la agricultura urbana, pues no requiere de sol o cuidados especiales para su cultivo. Por esta razón es posible producirla en un solar, un patio, un baño e incluso debajo de la cama. Ante tantos beneficios, la idea es aprovechar las facilidades de producción, hacer auto sostenible el proyecto y garantizar la permanencia del cultivo para que los siderenses sigan comiendo orellana sin ningún costo.

La orellana lleva 30 años en el país
Esta variedad de setas u hongos se desarrolla preferiblemente sobre residuos de material leñoso o rico en fibra como troncos, ramas, bagazo de caña y semilla de guayaba. Es carnoso, parecido a una oreja denominada carpóforo (que es la hoja o cuerpo del hongo), con un pie o tallo rudimentario.

REDACCIÓN ADN

MEDELLÍN

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.