Encuesta midió las creencias religiosas de los habitantes de Bogotá

Encuesta midió las creencias religiosas de los habitantes de Bogotá

Fue hecha por el grupo de investigadores de la Maestría en Estudios del Hecho Religioso de la Universidad San Buenaventura. En total fueron encuestadas, vía telefónica, 1.800 personas.

23 de noviembre 2008 , 12:00 a.m.

Estas eran de todos los estratos de la ciudad, y su edad iba desde los 18 hasta las 87 años. 

La investigación, que por el tamaño de la muestra ofrece un grado de confiabilidad del 99 por ciento, estableció que para el 92,2 por ciento de los encuestados -que reflejan una tendencia general en toda la población- se considera creyente, sin importar la religión a la que pertenecen.

El 3,8 por ciento se considera agnóstico (no saben o no creen con certeza en la existencia de Dios), y el 3,2 se declaró ateo. Un 8 por ciento dijo no saber, o no respondió.

Ante la pregunta: ¿Es importante la religión en su vida?, el 80 por ciento contestó que sí, ante un 12.6 que respondió que es un tema que no le importa definitivamente. El 6,7 dijo que a veces sí le interesa.

De cada 10, ocho son católicos

Bogotá sigue siendo una ciudad de mayoría católica. El 82,4 por ciento se declaró católico, mientras que el 12,9 por ciento se autodenominó como cristiano. Un 2 por ciento admitió ser pentecostal, y un 1 por ciento, evangélico.

La teóloga Isabel Corpas, quien estuvo al mando de esta investigación, en la que participaron sacerdotes, psicólogos, sociólogos e historiadores -pertenecientes a diversas religiones-, explica que a este último grupo pertenecen todos aquellos que hacen parte de las llamadas iglesias cristianas evangélicas o pentecostales.

El 7 por ciento afirmó ser Testigo de Jehová. Y los mormones, adventistas, judíos y protestantes, cada uno por su igual, alcanzó un uno por ciento dentro de la encuesta.

Aunque defienden su fe, hay muchos 'pecan' con sus compromisos. Solo el 42 por ciento aseguró que asiste una vez a la semana a su iglesia o templo. El 28,2 por ciento va cada mes, mientras que el 11,1 por ciento solo va en ceremonias especiales como matrimonios o funerales.

El 10 por ciento va a misa más de una vez a la semana, el 4 por ciento nunca va y solo el 1,7 acude todos los días.

¿Cambiaría de religión?

También se preguntó si alguna vez han considerado la posibilidad de cambiar la religión, ante lo que quedó en evidencia el tradicionalismo de los capitalinos: el 90,3 por ciento respondió que no le interesa profesar otra fe diferente a la que ya tienen. Ante la misma pregunta, el 7,1 reconoció que lo ha pensado o que lo está pensando.

De este último grupo, el 60 por ciento sostuvo que, de cambiarse de religión, lo haría hacia las iglesias cristianas (evangélicas o pentecostales), lo que dejó en evidencia el auge que estas comunidades religiosas han adquirido en el país. El 7 por ciento se convertiría al catolicismo; el 5,5, en budista; el 4,7, en Mormón; el 3,9, en evangélico; y el 1,6, en judío.

Un porcentaje similar a este último se matricularía en la iglesia adventista. El 87,8 por ciento argumentó que nunca ha sido discriminado por sus creencias religiosas lo que, según el estudio, es un reflejo de la tolerancia hacia la diversidad de credos que se viene reflejando desde la Constitución de 1991.

Desde entonces, se determinó que Colombia sería un país no confesional, pues hasta la fecha, la religión oficial era la católica.

Expertos se sorprenden de que todavía predomine la religiosidad

Para la teóloga Isabel Corpas, lo más sorprendente de este estudio fue evidenciar que en un mundo donde aparentemente no hay lugar para Dios, y donde el dinero, la ciencia y la tecnología se han convertido en nuevos ídolos, las cifras indican que la sociedad sigue siendo mayoritariamente creyente. El sacerdote franciscano Álvaro Cepeda, rector de la Universidad San Buenaventura en Cali y miembro del equipo investigador que hizo el estudio, destaca que, por primera vez, se cuenta con datos reales y académicos que permitirán elaborar el nuevo mapa religioso del país. A Cepeda lo sorprendió que entre los jóvenes predomine la tendencia hacia el ateísmo y el agnosticismo. No obstante, se prevé que el fenómeno de la migración religiosa (personas que pasan de una religión a otra buscando su verdadera fe) crecerá en el país.

JOSÉ ALBERTO MOJICA P.
REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.