2.500 horas de grabación tiene la Fiscalía de las operaciones del grupo DMG

2.500 horas de grabación tiene la Fiscalía de las operaciones del grupo DMG

Durante un año, la Dijín interceptó las comunicaciones de las cabezas del grupo, por orden de la Justicia. Detención de David Murcia en Panamá es inminente.

18 de noviembre 2008 , 12:00 a.m.

Las autoridades tienen los registros de las llamadas con información de los movimientos financieros del grupo de 120 teléfonos de los miembros del grupo que lidera David Murcia, cuya solicitud de deportación desde Panamá alista el Gobierno.

Las autoridades también señalaron que el empresario posee en Panamá vehículos marca Masseratti, Ferrari, Mercedes Benz, Hummer y motiocicletas Harley Davidson, además de tres yates y dos aviones: un jet de turbinas y un Cessna bimotor.

La Fiscalía colombiana ya le pidió a la Interpol que vigile al dueño de la polémica empresa DMG para que no se escape, mientras que su abogado dijo que su cliente se entrega si le garantizan seguridad.

Sobre Murcia pesa una orden de captura, emitida esta mañana por un juez de garantías, quien además dictaminó otras seis.

El empresario, señaló 'la W' radio, se encuentra recluido en un apartamento de lujo en Ciudad de Panamá por el que paga 8.900 dólares al mes, según relata el diario La Prensa de esa capital.

Su deportación está siendo gestionada por las fiscalías de ambos países, aseguró el Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, quien agregó además que la oficina de Interpol en el vecino país ya fue notificada sobre la orden de captura.

Guzmán estaría dispuesto a entregarse a la justicia colombiana si se le garantiza su seguridad una vez retorne al país, dijo su abogado, Abelardo de la Espriella.

Si bien Guzmán es la presa más codiciada, las autoridades ya capturaron a dos personas: Daniel Ángel, uno de los socios más cercanos de Murcia Guzmán y Margarita Pabón, abogada de la compañía.

Las otras órdenes pesan sobre Johanna Iveth León (esposa de Guzmán), Amparo Guzmán de Murcia (madre de Guzmán), William Suárez y Antonio Bastidas.

Son acusados de concierto para delinquir, lavado de activos, enriquecimiento ilícito y  captación masiva de dinero. En el caso de Bastidas se agregó el delito de cohecho por tratar de sobornar a la Policía.

Si bien el Gobierno y las autoridades competentes fueron acusadas por varios sectores de la ciudadanía de no haber frenado a tiempo el problema de las pirámides, en apenas dos días han desmantelado a DMG, interviniendo sus 60 oficinas en el país.

Según el fiscal Iguarán, DMG fue montada con dinero ilegal y "las personas contra las cuales se ha solicitado las capturas no estaban en capacidad de promover, patrocinar, fundar una empresa de esa naturaleza".

Un día antes, el Gobierno había dicho que grabaciones telefónicas estarían vinculando a DMG con el narcotráfico.

Los abogados de DMG han negado las acusaciones y han señalado que lucharán jurídicamente hasta las últimas consecuencias para demostrara que la empresa es lícita.

Sin embargo, los delitos sobre los que se basan las órdenes de captura complican sustancialmente la situación de DMG.

El Fiscal aseguró que uno de los allanamientos encontraron suficientes pruebas que demuestran el sistema operativo de la empresa de García Guzmán, quien hasta hace cuatro años, según la Fiscalía, no contaba con un capital de 100 millones de pesos para montar DMG.

La investigación a DMG se inició hace 14 meses, comentó el Fiscal. Dijo que las siete personas que están perseguidas por la justicia tenían conocimiento de que el origen del dinero con el que se montó la empresa era ilegal. 

Capturas de Ángel y Pabón

Se produjeron "en un apartamento en el norte de Bogotá", dijo Iguarán.

En el inmueble, propiedad de Juan Carlos Saavedra, abogado de Ángel, se encontraba el Gobernador del Magdalena, Ómar Diazgranados Velásquez.

El propio gobernador, y lo confirmó Saavedra, aseguró que se trató de una coincidencia. Explicó que siempre que viene a Bogotá se queda a dormir en el apartamento de "su amigo".

Ángel fue relacionado la semana pasada con Jerónimo Uribe, el hijo del presidente Álvaro Uribe, por la creación de un programa televisivo que propuso este último, y que fue ofrecido al canal 'Body Channel', propiedad de DMG.

Este episodio dio pie a conjeturas de que Jerónimo Uribe estaba vinculado con DMG, algo que negó por rotundo éste y su padre.

Jerónimo, que admitió haber pedido asesoría de Ángel, como productor de televisión, dijo que nunca se asoció con DMG y que pese a que su proyecto terminó saliendo al aire en el 'Body Channel', jamás recibió un centavo de la polémica empresa.

En tanto, Pabón asesoró a David Murcia desde su oficina ubicada en la calle 72 con carerra octava, donde funciona la firma Pabón Castro y Asociados, de la cual es socia y ofrecía el servicio de acompañamiento jurídico a nivel nacional e internacional.
 
Junto con Ángel, intentaron blindar el negocio de Murcia Guzmán en lo jurídico y en lo financiero.

Gracias a su gestión, DMG cambió su razón social inicial, manteniendo las mismas siglas, para hacerle frente a las denuncias que ya existían en contra de la empresa y eludir las sanciones impuestas a finales de 2007 por la Superintendencia Financiera. En adelante, DMG se comenzaría a llamar Diversidad de Mercadeo Global.

Lavado de dinero y asociación con narcotráfico

En las investigaciones se analizan supuestos nexos de DMG con una casa de cambios de Panamá, aseguró en días recientes el general Oscar Naranjo al confirmar que existía evidencia de posibles operaciones de lavado de dinero por parte de la empresa.
 
Las autoridades colombianas han trabajado junto con la DEA en las investigaciones contra la empresa. En particular, en el seguimiento de varios giros hechos por la empresa y traslados de dinero desde Brasil a Colombia y a Panamá.
 
Según fuentes policiales, es posible que gente cercana a Juan Carlos Ramírez Alias 'Chupeta' haya ingresado al listado de clientes de DMG. Lo que las autoridades tratan de establecer en este caso es si los socios de la empresa sabían de los nexos de estas personas.
 
La policía, incluso, no descarta que exista relación entre el flujo de dinero que manejaba la empresa con las caletas encontradas a 'Chupeta' en varias residencias de Cali. Al parecer, consideran los investigadores, tras el hallazgo del dinero, los recursos se hayan movido hacia DMG.
 
De hecho, en los auditajes que han realizado las autoridades y los organismos de control se han encontrado que algunas personas no han podido justificar la procedencia del dinero que invirtieron en la firma. Estos inversionistas han sido denominados por la Policía como 'clientes fantasmas'.

DMG se defiende

DMG ha rechazado las sindicaciones del gobierno y asegura que el cierre de sus oficinas en 20 ciudades del país afecta a unos 200.000 clientes que invirtieron en la marca, que aseguran sus directivos no es una 'pirámide financiera' ni una captadora ilegal.

El cierre de las oficinas de DMG en Colombia, siguió a la declaratoria de Emergencia Social, un estado de excepción al que recurrió el gobierno para tratar de frenar la estafa de que fueron objeto miles de colombianos por la clausura de las 'pirámides' que habían organizado varias captadoras ilegales.

Según las autoridades, en Colombia operan dos centenares de 'pirámides', un esquema fraudulento que ofrece rentabilidades de hasta 300% en pocos meses, usando el dinero invertido por nuevos clientes hasta que quiebran.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.