Por certificados falsos, director del Invías, Daniel García Arizabaleta, fue destituido

Por certificados falsos, director del Invías, Daniel García Arizabaleta, fue destituido

El funcionario fue inhabilitado por la Procuraduría para ocupar cargos públicos por 17 años por 11 faltas disciplinarias, entre ellas incurrir en conflictos de intereses.

12 de noviembre 2008 , 12:00 a.m.

Garcia Arizabaleta es considerado como uno de los funcionarios de mayor proyección en el gobierno.

La Procuraduría comprobó en una investigación disciplinaría que utilizó información falsa para acreditar su experiencia profesional y cambió los requisitos para poder posesionarse en los cargos que ocupó.

La decisión, emitida por el Procurador General, Edgardo Maya Villazón, estableció que el funcionario cometió 11 faltas disciplinarias calificadas como "gravísimas" desde el año 2002, en el que asumió los cargos de asesor en la Presidencia de la República y la dirección de Coldeportes, hasta el 2006 en que se posesionó como director de Invías.

"Las exigencias de requisitos y perfiles para cargos públicos e incluso privados no corresponden a caprichos infundados de quien ostenta el poder", afirma la Procuraduría en la resolución.

Los investigación del Ministerio Público encontró que para posesionarse como asesor presidencial presentó un certificado expedido por García Arizabaleta Asociados, una empresa familiar ya liquidada, en la que relacionaba un vínculo laboral y validaba una experiencia profesional de García desde 1997, año en que aún era un estudiante universitario de Arquitectura.

"La seguridad y garantía de la eficiencia, competitividad, talento e idoneidad, no se predica del documento que lo acredita sino del sujeto que la ostenta siendo entre otras la experiencia capacidades personales e intransferibles", agrega la Procuraduría.

En diciembre del año 2003, siendo aún asesor de la Presidencia, asumió el cargo de Director de Coldeportes "incurriendo, de esta manera, en una evidente violación al régimen de incompatibilidades, pues ocupó simultáneamente más de un empleo público", señaló el fallo de la Procuraduría.

Además, se posesionó sin cumplir con los requisitos y aunque para legalizar su nombramiento él mismo modificó el reglamento de la entidad, y dispuso que los cargos directivos podrían ejercerlos profesionales en cualquier disciplina académica, no logró desmontar la exigencia de experiencia mínima de ejercicio como arquitecto.

Tres años después llegó a la dirección de Invías de la misma forma. Inicialmente ejerció como director encargado y aprovechó el nombramiento para modificar el manual de requisitos de la entidad pero no tuvo en cuenta el tiempo de experiencia. Al año siguiente fue nombrado en propiedad y como no cumplía con lo exigido recurrió a otras certificaciones con información falsa para cumplir con la exigencia y posesionarse.

García Arizabaleta reconoció en una entrevista radial que al llegar a Invías y revisar el manual interno encontró que el director debía ser ingeniero, abogado o administrador de empresas "y le pareció injusto que su carrera no estuviera incluida porque tiene mucho que ver con el sector" y tras consultar con el ministro de Transportes la modificación "estuvo de acuerdo" señaló el Ministerio Público.

Como encargado de Invías, García solicitó las renuncias de todos los funcionarios de libre nombramiento y remoción, congeló procesos licitatorios, exigió relaciones de correspondencias enviadas y resoluciones suscritas y prohibió el ingreso al edificio de las directivas y cualquier funcionario los días sábados y domingos, pasando por alto que no era el director en propiedad y desconociendo a quien se desempeñaba como tal.

Con este comportamiento, aseguró la Procuraduría, García Arizabaleta abusó de su cargo y excedió sus funciones.

"Es un hecho que las actividades arbitrarias que se predican pueden ser el producto de la inexperiencia del investigado pero por eso mismo se ratifica que cada proceso administrativo existen perfiles definidos en la administración pública con lo que se garantiza un mínimo de idoneidad para enfrentar la exigencias de los cargos" concluyó la Procuraduría en el fallo.

Según voceros de Invías, la destitución del Director no afectará los procesos licitatorios que están en plena marcha, como la adjudicación de las obras del túnel de La Línea y la administración de los peajes ubicados en las carreteras a cargo de la entidad.

Solo se conocerán las implicaciones en esas dos licitaciones y otras más que adelanta el Instituto luego de surtirse el proceso de reposición al que puede acudir García.

Entre tanto, el cronograma de actividades del Invías se mantendría. En el caso de la adjudicación de las obras del túnel de La Línea, la audiencia se programó para el 26 de noviembre, mientras que en lo concerniente a la administración y operación de recaudo de las tasas de peaje que se cobran por el uso de las carreteras no concesionadas, la fecha para cerrar el proceso se fijó para el 24 de noviembre. Cabe mencionar que hasta hace una semana el cierre se había fijado, precisamente para este miércoles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.