Ana María Pulido, genio y figura

Ana María Pulido, genio y figura

Es de los nuevos rostros de la pantalla, que además tiene cerebro y mucho qué decir. Una encantadora presentadora que va escalando con rapidez.

31 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

La voz grave y pausada de esta bumanguesa de ojos grandes invade la pantalla del canal Telmex. Al lado de Paula García, Ana María Pulido pasa de los temas más trascendentales a los más lights y lo hace con un dominio que le he valido irse ganando el reconocimiento.

'De La mañana', como se llama el magazín que copresenta hace dos años, de lunes a viernes (de 8 a.m. a 12 m.), salta muchas tardes a La W, donde ahora es una de las habituales locutoras de 'La hora del regreso'.

Inglés, francés y algo de italiano es lo que estudió esta licenciada en lenguas modernas que adora viajar, que tiene alma de mochilera pero cuerpo y gustos de niña rica y con la que conversar sin parar es uno de los planes más deliciosos.

Divorciada y madre de Victoria (12 años), como bella colombiana que se respete, casi fue reina, más por el loco deseo de su abuela paterna, Beatriz, que por convicción propia. Payasita de tiempo completo, en el colegio era la de los actos culturales y las obras de teatro: "Nunca me gustaron las matemáticas", añade. Por eso no fue raro que su rostro apareciera en algunos dramatizados como 'Los de al lado' y 'La alternativa del escorpión'. Y hace poco, bajo la batuta de Ramiro Meneses, estuvo en la comedia teatral 'Las curvas del amor', donde también trabajó la modelo Tatiana de los Ríos.

Presentó un reality de Caracol que nunca salió al aire, junto a Lorna Paz y Luly Bossa  ('El club del despecho') y gracias a Yamid Amat Jr. fue llamada para Telmex.

¿Qué significa ver su cara en TV?

Es un asunto de mucha responsabilidad. Para mucha gente, los que salimos en TV somos ejemplo. Ser público, a veces se vuelve difícil pues la gente siempre espera que uno tenga la misma sonrisa de la pantalla durante las 24 horas del día. Por eso el asunto de la imagen y del comportamiento no son juegos. A la vez, es gratificante pues hay mucha gente que agradece el acompañamiento que uno le hace.

¿Ha cambiado?

Sí, he aprendido lo que quiero ser. Eso significa asumir los retos y las responsabilidades. Me he vuelto más seria.

¿Algo feo tendrá salir en TV?

Que no todos los días se amanece con el pie derecho ni con la misma disposición simpática, y eso a veces no lo entiende la gente.

¿A dónde quiere llegar?

Allá (señala con el dedo el horizonte)... a la radio, a dirigir. Me falta mucho por aprender, pero encontré el norte y para allá voy.

Por Diego León Giraldo S. / Fotografía: Filiberto Pinzón
Maquillaje y peinado: Franklyn Ramos

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.