Caída del precio del petróleo pone en apuros al gobierno de Hugo Chávez en Venezuela

Caída del precio del petróleo pone en apuros al gobierno de Hugo Chávez en Venezuela

Según expertos, con el barril a 60 dólares las cuentas no le cuadran. La inflación interanual suma 36% y se cree que habrá devaluación, grave para un país que importa buena parte de lo que consume.

25 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Del máximo histórico de 140,73 dólares por barril que alcanzó el precio del petróleo venezolano* en julio de este año, se pasó a los 61 dólares con que cerró el viernes. Una caída de más del 55 por ciento, a pesar del recorte de producción anunciado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Esos números quizá no retumban peligrosamente en los oídos de la mayoría de los países, pero en Venezuela -cuya economía depende del petróleo y del cobro de impuestos- el asunto despierta temores de recesión.

Aunque el Gobierno ha hecho estimaciones modestas sobre el precio del crudo en el presupuesto 2008-2009, los expertos estiman que la administración del presidente Chávez entró en una espiral difícil de sortear.

"Definitivamente, la caída de los precios del petróleo va a generar una crisis intensa. Gracias al precio anterior, el gasto público se incrementó enormemente. El Gobierno expandió con recursos el aumento de la demanda, pero la producción no creció al mismo ritmo, lo que presionó la necesidad de incrementar las importaciones", explicó el doctor en Economía y analista financiero, Pedro Palma.

Esa dependencia de la oferta externa se mantiene en un escenario en el que el precio del dólar está oficialmente "anclado" a un valor muy por debajo del mercado real. El restringido acceso al dólar ha creado un mercado paralelo sobre el cual, en la práctica, se establecen los precios casi al doble de lo que marca el índice oficial.

Tanto Palma como el economista y profesor Orlando Ochoa comentaron a EL TIEMPO que, en el corto plazo, lo más lógico es que se produzca una devaluación del bolívar, lo cual generará el correspondiente aumento de precios en la mayoría de los productos que consumen los venezolanos.

Una inflación ascendente

"De septiembre del 2007 a septiembre del 2008 la inflación aumentó 36 por ciento. Y la presión inflacionaria oscilará entre el 30 y el 40 por ciento el año que viene. Eso significa que hay que restar esa cantidad al presupuesto nacional y, con los precios del petróleo como están, el Gobierno no tendrá esta vez los recursos para cumplir con sus obligaciones, que son muchísimas (ver recuadro)", dijo Ochoa.

Ante el difícil panorama, el gobierno venezolano anunció que implementará una política de austeridad en los gastos del Estado. Y para tranquilizar a ciudadanos y acreedores, el presidente Chávez aseguró que Venezuela cuenta con cerca de 100.000 millones de dólares entre reservas internacionales, fondos de desarrollo nacional y fondos de cooperación binacional.

"Nosotros hemos logrado desengancharnos del sistema capitalista mundial, y hemos empezado a construir una sólida economía nacional, un modelo económico propio", aseguró el mandatario, quien destacó hace un par de días que incluso si el precio del petróleo llega a 55 dólares por barril, Venezuela no se vería afectada.

'Las reservas no son eternas'

Pero esas cifras son puestas en tela de juicio por los economistas. "Claro que las reservas y los fondos pueden ayudar, pero por un tiempo limitado. Y uno no sabe de verdad si el Gobierno tiene lo que dice que tiene, porque todo se informa de palabra", señala Palma, quien asegura que las reservas apenas alcanzarían para 7 u 8 meses, con el nivel de gasto actual.

Por su parte, el ex directivo del Banco Central, Domingo Maza Zavala, explicó a la agencia de noticias AFP: "Con un barril por debajo de 70 dólares, las cuentas en la balanza de pagos no salen. Y no se puede dejar de importar alimentos porque la población los necesita, ni materias primas, porque se paralizaría la industria".

Un par de estudios de la firma estadounidense PFC y del Deutsche Bank que señalan a Venezuela como el país más vulnerable ante la caída de los precios del petróleo, dice que para balancear su nivel de ingresos y egresos necesita que el crudo esté por encima de los 97 dólares por barril.

La calificadora Standard & Poor's informó que el panorama económico de Venezuela es "todavía estable", pero expresó preocupación por la alta inflación, déficit financiero y una posible devaluación

El Gobierno hasta ahora ha descartado la devaluación del bolívar o la generación de nuevos impuestos, pero se estima que luego de las elecciones regionales del 23 de noviembre, se produzcan anuncios que vayan en esa línea.

VALENTINA LARES MARTIZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS

*El petróleo venezolano es más barato que el del tipo Texas (gráfico), porque requiere mayor refinación por sus altos contenidos de azufre.

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.