Fanáticos de Judas Priest en Bogotá esperan con ansias su concierto

Fanáticos de Judas Priest en Bogotá esperan con ansias su concierto

La legendaria banda británica, pionera tanto en la estética como en la consolidación musical del Heavy Metal, cerrará el año más importante en conciertos para la historia del género en el país.

17 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Luego de la visita de Iron Maiden, el 28 de febrero, la escena local tendrá a una de las agrupaciones más influyentes del Metal; Judas Priest, exitosa desde 1973, se presentará el próximo 3 de noviembre en el Centro Comercial Bima.

Heredera de una generación inglesa fundamentada en ritmos agresivos y psicodélicos, 'Priest', como es conocida en el medio metalero, fue, junto a Led Zeppelin, Deep Purple y Black Sabbath, uno de los pilares principales para la creación del género más popular del Metal.

Sin embargo, en cuanto a la composición del estilo musical y su posterior expansión, Judas Priest fue la primera agrupación en definir la estructura gramatical en los instrumentos y adoptar una voz líder cuya virtud, aparte de un sonido limpio, fue la capacidad para subir de tono.

"Realmente es un gran evento, de hecho muy esperado, que los abuelos del Heavy vengan por primera vez al país. Yo tengo más edad que Halford (voz e icono del grupo) y llevo treinta años esperando verlos. Muchas veces intenté ahorrar para viajar y verlos en Europa pero los precios son muy elevados. Sé de mucha gente que, al igual que yo, esperó este momento y me complace que puedan verlos el mismo año de Maiden (Iron)", afirma Jorge Francisco Reyes quien, durante más de veinte años, ha trabajado como comerciante de música en distintos pasajes comerciales del centro de Bogotá.

Influencia artística


Además de arraigar el sentido melodioso que sirvió de base a bandas como Iron Maiden, Helloween y Megadeth, 'Priest' desarrolló un sentido cultural, en términos de forma y estética, para el naciente género.

El momento exacto fue en 1978; con el lanzamiento del álbum 'Killing Machine' y  en cabeza de su cantante Rob Halford, crearon un concepto que a la postre se transformó en un ritual imprescindible para aficionados y músicos: aparecieron en escena vestidos, de pies a cabeza, con indumentarias ajustadas, de color negro y decoradas con taches.

"Va a ser como volver a mi adolescencia, aunque debo aceptar que si en mi trabajo lo permitieran, usaría el pelo largo y, de vez en cuando, me pondría una de las camisetas clásicas con las que crecí en la década del ochenta. Igual que la noche de Maiden, colgaré la bata y los pantalones de cirugía por unos taches adheridos a una chaqueta de cuero negro", comenta Julián Chacón, médico cirujano de una conocida clínica del norte de Bogotá.

Cabe resaltar que la primera aparición de la banda con ese tipo de indumentaria fue en la gira 'Stained Glass' realizada en Japón. Su aceptación gozó de éxito dentro del público metalero que, inmediatamente, adoptó la propuesta de sus ídolos.

"Ellos (Judas Priest) son los responsables de que muchos como yo nos vistamos de negro, utilicemos pantalones ajustados y chamarras de cuero con taches por todas partes. Además, las tacheras fueron invento de ellos. Realmente son los creadores de todo el arte, por así llamarlo, que representa el Metal", complementa Reyes.

En febrero de 1992, Halford respondió a una emisora inglesa que "la creación en la vestimenta surgió de una necesidad para el grupo; su sonido era cada vez más fuerte y consideraba que la camisas de seda y los pantalones anchos que utilizaban no eran acordes a su estilo musical".

Entonces, el cantante de Judas Priest encontró en Sr. S., famosa sex shop de Londres, accesorios pertinentes para expresar el poder de su música y su respectiva puesta en escena.

Actualidad


Los asistentes al concierto tendrán la oportunidad de ver la formación más clásica; sus dos fundadores, Ian Hil (bajo) y K. Downing (guitarra rítmica), estarán acompañados por la guitarra de Glenn Tipton, la batería de Scott Travis y, sobre todo, la característica y electrizante voz de Rob Halford.

Giovanni Sircar, propietario de Rolling Disc, una conocida tienda de Metal ubicada en el Centro Comercial Vía Libre, opina sobre la visita de Priest que "para mucha gente representa una oportunidad exclusiva y muy esperada de verlos. Sólo conozco a tres personas que los han visto en Argentina. Sería imperdonable no ir, a excepción del baterista, es la formación más clásica que se puede ver".

Los ingleses llegan luego de una gira en Asia que, a su vez, estuvo precedida por una serie de presentaciones en Norte América junto a Testament, Heaven and Hell, y Motorhead.

Aunque el repertorio es un misterio para los aficionados, se especula que la lista de canciones está compuesta por temas clásicos similares a los encontrados en trabajos como 'Metal Works 73-93' o 'Live at Meltdown'. Así mismo, serán oídos algunos sencillos de 'Nostradamus', su más reciente álbum -lanzado hace dos meses y medio-.

Curiosamente, el día del concierto (lunes 3 de septiembre a partir de las 6:00 p.m.), será el cierre de Rock al Parque, un festival de amplio reconocimiento internacional y gran afluencia de público.

"La relevancia reside en que los seguidores de este género no habíamos tenido la oportunidad de ver representantes grandes y poderosos del Metal. Para la escena es muy importante que vengan y tengan contacto directo con el público; fans de Judas Priest, en Colombia, han existido desde que el grupo se creó. Hace mes y medio viajé y ya vi la gira, llevaba esperando más de 20 años. Puedo afirmar que estará a la altura de las expectativas", asevera Saúl Álvarez, copropietario de Musiteca, conocido por la importación de discos de este género.

Después de la visita de Judas Priest, el público colombiano sigue, en términos generales, a la expectativa de otros dos titanes del rock: AC/DC y Kiss.


"Puede decirse que Judas Priest es la segunda banda en el escalafón de los Heavy metaleros, la primera siempre estará disputada entre Metallica y Iron Maiden. Ojalá mucha gente vea a Judas; a Maiden fuimos más de 40 mil y creo que eso nos abre las puertas para que vengan más bandas clásicas", asegura Sircar.


Boletería


A diferencia de Iron Maiden, que en la primera noche vendió más de 6 mil boletas, Judas Priest, en preventa, lleva un número aproximado a las 8 mil en varios meses.

Tu Boleta, empresa encargada de las entradas, puso a la venta los tiquetes desde hace dos meses. La única localidad agotada hasta el momento es Golden Circle -la más cara-, cuyo costo era de $234.500.

Los otros precios son: Preferencia, $144.500; General, $64.500.

Incluso, en Rolling Disc (Cra. 5 # 18-86,  C.C. Vìa libre Loc. 206), donde aún se consiguen entradas para Golden Circle, los aficionados podrán conseguir boletas sin ningún tipo de recargo.


FELIPE MIRANDA
Especial para TIEMPO UNIVERSITARIO
Pontificia Universidad Javeriana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.