Habitantes de Chaparral se quejan del parque con más historia en el municipio

Habitantes de Chaparral se quejan del parque con más historia en el municipio

El lugar ahora es epicentro de prostitución, droga y depredación social, por lo que ya no es un lugar adecuado para los niños y las familias.

15 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

El parque de Los Presidentes de Chaparral de Los Grandes es hoy un epicentro de prostitución, droga y depredación social.

Los consumidores de alucinógenos se toman cada rincón de este lugar que en otro tiempo fue escenario de grandes eventos culturales y políticos y donde se desarrollaron recordados debates sobre la vida política nacional. Allí, incluso, Darío Echandía solía disertar con sus coterráneos sobre el acontecer diario de la nación.

Pero Virgilio, un lustrabotas que lleva toda una vida en el sector del parque de Los Presidentes, asegura que es triste ver cómo diariamente individuos que "sin ruborizarse", como él mismo dice, se sientan a cualquier hora del día o de la noche a fumar marihuana.

"La escena es cotidiana y aumenta cada día. Vemos como los desadaptados hacen sus necesidades fisiológicas en este lugar, pero si uno llega a decirles algo lo agreden verbalmente e intentan hacerlo físicamente", dijo.

Por su parte Luis Sánchez, un patriarca campesino que recuerda con nostalgia lo que en otro tiempo fue este lugar público, afirma que antes era un lugar obligado para pasear con la familia y sentarse en sus bancas a dialogar.

"Era un espacio para que los niños jugaran y los adultos nos reencontráramos para contar anécdotas de la vida cotidiana, pero ahora no, su ambiente está viciado, uno suele ver parejas sosteniendo relaciones sexuales en las noches, drogadictos y borrachos por todas partes, creo que ya no es el lugar indicado para compartir con nuestro circulo familiar", puntualizó.

Para Henry Moreno, un vecino del sector, la problemática radica en el alto nivel de ventas de bebidas alcohólicas alrededor del parque.

"Está rodeado en su gran mayoría por negocios donde se expide licor y en las noches vemos cientos de nuestro jóvenes sentados en sus alrededores consumiendo toda clase de bebidas y hasta altas horas de la madrugada. Por eso hay toda clase de juergas, peleas y el parque al otro día es un paisaje de desechos y suciedad", sostuvo.

Además, los vecinos del sector denuncian la presencia de trabajadoras sexuales que venden sus cuerpos, según ellas, para superar sus dificultades económicas.

"Muchas veces lo que nuestros padres ganan es muy poco y nosotras tenemos que salir a ver cómo conseguimos algo para aportar", aseguró una menor que no supera los 14 años que accedió a hablar con Tolima 7 días.

Los vecinos también se quejan de la contaminación auditiva que generan los establecimientos nocturnos y que no les permite descansar como ellos quisieran.

Los actos vandálicos están a la orden del día. En el último hecho se presentó la destrucción de avisos que la Empresa de Servicios Públicos había instalado allí dentro de una campaña de concientización que invitaba a los ciudadanos a no botar basura en sus alrededores.

"La idea era que las personas empezaran a cuidar los prados y zonas verdes, pero cuál sería nuestra sorpresa cuando nos dimos cuenta de que en cuestión de días todos habían sido dañados", denunció el gerente de Empochaparral, Óscar Dugarte.

Édgar Quijano
Especial para Tolima 7 días

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.