Siete de cada diez bogotanos sufren de caries, según estudio piloto de la Secretaría de Salud

Siete de cada diez bogotanos sufren de caries, según estudio piloto de la Secretaría de Salud

Además cada ciudadano tiene, en promedio, 2,4 muelas o dientes afectados. En niños menores de 5 años, la cifra de piezas cariadas, extraídas y perdidas es de 2,8 por cada uno.

14 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

"Lo hallado por la entidad es alarmante e infortunadamente un signo de lo que ocurre en el país; sondeos parecidos hechos en otras ciudades muestran prevalencias de caries similares, y peores, a la de Bogotá", dice Jaime Donado, presidente de la  Federación Odontológica Colombiana.

Para Donado, quien asegura que el año entrante se llevará a cabo un estudio nacional para establecer un diagnóstico definitivo de lo que ocurre en materia de salud oral, "todo indica que las EPS no están cumpliendo con las labores de promoción y  prevención, estipuladas por el sistema de salud; de hecho el estudio se hará para medir el impacto de las acciones que, al respecto, deberían estarse desarrollando", explica Donado.

En su informe, la Secretaría concluye que no existe una política nacional que ordene las acciones dispersas que hoy se hacen en este campo.

No basta con seguir a diario una estricta rutina de limpieza

Para mantener los dientes sanos; también es necesaria una dieta balanceada y la visita periódica al odontólogo, "es importante que toda mamá entienda que hay que cuidar la salud oral de  los niños; hay que llevarlos a consulta incluso desde antes de que les salgan los dientes; solo así es posible detectar a tiempo, por ejemplo, deformidades en el paladar o en las encías y que la dentición se da en forma correcta. Es esencial que  incorporen el aseo de la boca a su vida, desde que les sale el primer diente", afirma Sandra Tovar Valencia, odontóloga y epidemióloga de la Federación.

Debe tenerse en cuenta, también, que algunas enfermedades sistémicas (y sus tratamientos) pueden tener efectos negativos en los dientes de las personas. Las infecciones, la osteoporosis, la anemia, la desnutrición, el cáncer y los males degenerativos,  entre otros, alteran y debilitan estructuras del cuerpo, como los huesos y los dientes.

¿Cómo cuidar los dientes?

Tovar asegura que, en promedio, ocho de cada diez personas presentan placa cuando son examinadas por el odontólogo, "esta es la base de la caries; ese porcentaje, en menores de 20 años, es del 95 por ciento.

Recomienda tomar medidas básicas como las siguientes:

  1. Cepillarse tres veces al día, especialmente en la noche, usando seda dental antes del cepillado y utilizando un enjuague bucal libre de azúcares, por lo menos una vez al día; esto disminuye en un 90 por ciento la probabilidad de sufrir caries.
  2.  Es necesario consultar con el odontólogo una vez cada semestre, para detectar problemas en fase inicial (los más comunes son la caries, la gingivitis, la periodontitis y la pulpitis) y hacer los correctivos del caso (ver infografía: 'Los males más  frecuentes de la cavidad oral').
  3. Cualquier dolor, inflamación, molestia o sangrado anormal debe ser consultado; si no lo satisface el tratamiento, acuda donde un especialista en rehabilitación oral, él lo remitirá al profesional indicado de acuerdo con la necesidad.

Crema, seda y enjuague, también para los pequeños

  • A partir de los 3 años los niños pueden usar crema dental, pero con bajo contenido de flúor (0,25 por ciento máximo). La idea es que no sea muy abrasiva, pues puede desgastar el esmalte dental, que es más delgado que el de los adultos.
  • La cantidad de crema en el cepillo no debe exceder la equivalente a un grano de lenteja, pues puede producir demasiada espuma, que el niño acabará tragando.
  • La seda dental debe usarse tres veces al día desde que los dientes salen. El enjuague puede utilizarse desde los 3 años; claro está que si aún no tiene el reflejo de escupir, lo mejor es escoger uno que no contenga flúor. En cuanto a los enjuagues  antisépticos, basta usarlos una sola vez al día, preferiblemente en la noche, antes de acostarse.
  • Es bueno que desde esa edad el niño identifique al odontólogo como la persona que va a cuidar sus dientes y no como al 'coco'. Las primeras citas deben ser cortas y de adaptación. En general, el odontólogo debe hablarles a los niños con términos que  entiendan y asegurarse de que para el nuevo paciente la experiencia sea agradable.
  • Si los papás se han preocupado por enseñar buenos hábitos, a los 6 años estará en capacidad de encargarse de su higiene por sí solo. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.