60 Abuelos y 20 personas con discapacidad cuidan parques de Pereira

60 Abuelos y 20 personas con discapacidad cuidan parques de Pereira

El programa fue desarrollado por la Alcaldía de la ciudad. Ellos hacen su labor desde las 8 a.m. hasta las 12 p.m.

13 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

"Un negro cuando se ve con canas o arrugas es porque tiene más de 150 años, por eso me rapé para dejar la duda", dice Jesús Esaud Mosquera, y suelta una carcajada que deja ver una dentadura blanca que contrasta con su piel negra.

Este chocoano, que hace 15 años vive en Pereira, dice que a sus 70 se le mide a cualquier oficio y reniega de que no le den un trabajo, ahora que tanto lo necesita por la trombosis de su esposa y el arriendo.

Por eso se emociona cuando acaricia el machete de dotación para limpiar parques, oficio al que dedica las mañanas de lunes a viernes y que le permite recibir 150.000 pesos mensuales como auxilio.

"Pocas veces vienen a vigilarnos o revisar las tareas. Es que no necesitan. Saben que somos muy juiciosos y cumplidos", dice Ofelia Andica Gañán, de 64 años, quien luce orgullosa su chaleco y porta el rastrillo y el machete que les dan como dotación para roces y limpieza de zonas verdes.

Ella, que llegó de Riosucio (Caldas) y vive hace 35 años en Pereira, trabaja en el Parque del Café, junto con Héctor de Jesús Patiño, Luis Aníbal Motato, ambos de 65 años, Óscar Largo Vinasco y Gerardo Suárez Serna, un payanés de 81 años que hace medio siglo llegó a Pereira y se quedó.

Y aunque todos viven en el barrio El Dorado, un sector popular a orillas del río Consota, no se conocían. Los sexagenarios son ahora amigos que, además de labores, comparten la alegría de encontrar una ocupación a su edad.

Otro de los abuelos, José Aldemar Sánchez Echeverri, que nació hace 80 años en Aguadas (Caldas), pero criado en Pereira, dice que estudió en el Instituto Técnico Superior y el Sena y llegó a tener 200 obreros a su cargo; pero ahora nadie lo ocupa en construcción y su herramienta de ebanista se oxida.

Tramitomanía lo demoró

Sentirse útil es quizá, una de las cosas más importantes para estos hombres y mujeres que destacan la vinculación con la Alcaldía a este programa, que se coordina con Comfamiliar Risaralda y son ejemplo de trabajo. "Me igualo con ellos en el trabajo para limpiar y quitar maleza", dice Ofelia y todos asienten.

"Ustedes son nuestros compañeros de trabajo en este propósito de mantener una grata imagen de Pereira. Se demoró seis meses en arrancar, no por falta de plata sino por la tramitomanía. Van a ser representantes de la administración y son parte de nuestro equipo de trabajo", dice el alcalde, Israel Londoño.

Luis Guillermo Mejía, director operativo de la unidad de Parques de la Alcaldía, explica que "ellos hacen lo que son las pequeñas cosas, un borde, un árbol limpio, un parque limpio, que uno a veces no detalla, pero que en su conjunto hacen ver armónica y bonita la ciudad".

La Alcaldía de Pereira destina al mes 12 millones de pesos para el auxilio de las 80 personas vinculadas como 'parqueritos' en las zonas verdes -220 parques en la zona urbana y rural-. Y la mitad de los 9.000 árboles será mantenida por los abuelos.

PEREIRA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.