Ahora Colombia es el país del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María

Ahora Colombia es el país del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María

Aunque sin una 'bendición' oficial del Gobierno, la Iglesia Católica glorificó a María para que ayude a solucionar todos los males que aquejan al país.

12 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Si usted es de los que van a misa todos los domingos, preste atención. De ahora en adelante tendrá que aprenderse un nueva plegaria:

Inmaculado corazón de María, sé la salvación del alma mía.

Eso lo dirá el sacerdote de turno después de la conocida invocación al Sagrado Corazón de Jesús (en vos confío).

Y de esta forma se le rendirá tributo tanto a Cristo como a la mujer que lo trajo a este mundo.

Así quedó escrito ayer en la historia del país, y de la Iglesia Católica, en el acto de renovación de la consagración al Sagrado Corazón de Jesús (que se hace cada año desde 1902) y de consagración, por primera vez, al Inmaculado Corazón de María.

El cardenal Pedro Rubiano, arzobispo de Bogotá y una de las máximas autoridades eclesiásticas de Colombia, fue quien proclamó que la nación tiene, a partir de ayer, dos corazones que atenderán las súplicas del pueblo católico.

Rubiano dijo que la iniciativa busca reconocer que la Virgen hace parte de la identidad patria y rendirle tributo a la fe mariana.

Si en 1902 se consagró el Sagrado Corazón de Jesús para ponerle fin a la Guerra de los Mil Días, en esta ocasión -sostuvo Rubiano- la Virgen se encargará de ayudar a liberar a todos los secuestrados, de llamar a su redil a la guerrilla y a los grupos paramilitares, y de acabar con la corrupción política y la violencia.

Y también de terminar con el paro judicial que, según el Cardenal, está haciendo mucho daño.

El presidente Uribe no fue, pero mandó saludos en una carta leída al comienzo de la homilía. Pero sí asistieron embajadores y altos mandos militares, que se confundían entre los cerca de cinco mil devotos presentes en la Catedral Primada de Bogotá.

En esta ocasión la Virgen no contará con la 'bendición' del Gobierno, como sí ocurrió con su hijo en 1902. Entonces, por iniciativa de monseñor Bernardo Herrera, el vicepresidente de la República de la época, José Manuel Marroquín, consagró la nación a Jesús con todas las de la ley.

Fabián Sanabria, director del Grupo de Estudios de las Subjetividades y Creencias Contemporáneas de la Universidad Nacional, aclaró que por más devotos que sean el mandatario de los colombianos y gran parte de su gabinete, respaldar una iniciativa como estas sería antinconstitucional. Desde la Constitución de 1991 se estableció que Colombia sería un país laico.

Sin embargo, el cardenal Rubiano dijo que "aunque han querido desdibujar la consagración del país al Sagrado Corazón, eso no se borra de un plumazo". Y añadió que la Iglesia es autónoma en tomar este tipo de decisiones y más en un país que, según él, sigue siendo de mayoría católica.

La idea surgió hace más de 20 años por los cerca de cuatro mil grupos marianos que hay en el país. Pero solo logró consolidarse gracias al grupo Colombia en los corazones de Jesús y María, liderado por el estadounidense Rick Miller. Él asegura ser un mensajero de la Virgen. Incluso se reunió con el presidente Uribe para contarle que ella le hizo saber que Colombia será luz ante el mundo, eso sí, si se consagra ante su imagen.

JOSÉ ALBERTO MOJICA P.
REDACTOR DE EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.