Tesoro de E.U. se reunirá con líderes de A. Latina tras semana oscura del mercado

Tesoro de E.U. se reunirá con líderes de A. Latina tras semana oscura del mercado

Siete ministros latinoamericanos se entrevistarán este sábado con Henry Paulson para hablar acerca de las repercusiones que la situación en E.U. tiene sobre las economías de la región.

10 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

El Tesoro informó que Paulson, su secretario, hablará con los ministros en la sede de ese departamento, que queda junto a la Casa Blanca, en el centro de la ciudad.

Paulson se reunirá por la mañana con el ministro de Hacienda de
Brasil, Guido Mantega, durante unos 15 minutos.

Por la noche verá otra vez a Mantega en la reunión del G-20 -de las mayores economías del mundo, más la Unión Europea-, que fue convocada de urgencia por Paulson para pronunciarse sobre la crisis.

Por la tarde, Paulson recibirá en grupo a los ministros de Argentina, Colombia, México, Perú, Uruguay y Canadá, quienes llegarán al Tesoro junto con funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo.

El Tesoro informó que no se esperaba un comunicado al término de esta última reunión.

Una semana de oscuros nubarrones

Wall Street concluyó el viernes la peor semana en su historia, con una sesión volátil en la que el Promedio Industrial Dow Jones llegó a variar un margen de 1.000 puntos, antes de cerrar con su mejor desempeño en los últimos días: una caída de más de 100 unidades.

Los inversionistas siguieron abatidos por la parálisis de los mercados de crédito, pero siete días de pérdidas colosales hicieron que muchas acciones resultaran apetecibles para los cazadores de ofertas.
   
Pese a todo eso, el Dow cayó 128 puntos, una baja que en otra época habría sido marcada, pero que fue apenas una variación marginal tras la pérdida de 2.271 unidades por parte del referente durante los ocho días anteriores.

El Dow Jones también tuvo su peor semana en la historia, tanto en términos de puntos como en porcentaje, lo mismo que el Standard & Poor's 500, el indicador más observado por los profesionales del mercado.

El ánimo asustadizo del mercado fue evidente desde la campana que marcó el comienzo de la sesión de este viernes. El Dow se derrumbó 696 puntos en los primeros 15 minutos, se recuperó para tener un avance de 100 unidades antes de que concluyera la primera hora de operaciones y luego se fue abajo otra vez, antes de pasar por una serie de altibajos de cientos de puntos al final de la jornada.

''El temor ha sido grave en todo Wall Street. El temor y la ambición, eso es lo que domina el mercado'', dijo Dave Henderson, corredor de Raven Securities Corp. en la Bolsa de Valores de Nueva York.

De acuerdo con los cálculos preliminares, el Dow Jones cayó 128,00 unidades o 1,49 por ciento, a 8.451,49. En su punto más bajo del viernes, perdió 696 puntos, ubicándose en 7.882,51, apenas 60 abajo del peor momento observado en la última oleada bajista de la bolsa, el 9 de octubre del 2002, cuando el indicador quedó en 7.286,27.

El Dow Jones cruzó la línea que divide las ganancias de las pérdidas en 32 ocasiones durante la sesión, y ha perdido 1.874,19 puntos o 18,2 por ciento en la última semana.

Peor que en la Gran Depresión

La desastrosa semana fue peor que la concluida el 22 de julio de 1933, que incluyó una caída de 17 por ciento. En aquel entonces, durante la Gran Depresión, había seis sesiones a la semana, y aún así, esta semana resultó más devastadora.

Los indicadores más amplios del mercado cerraron mixtos. El Standard & Poor's 500 cayó 10,7 puntos o 1,18 por ciento, a 899,22, mientras que el índice compuesto Nasdaq subió 4,39 unidades o 0,27%, a 1.649,51.

El Russell 2000, que mide el desempeño de las empresas más pequeñas, se incrementó 23,28 puntos o 4,66 por ciento, a 522,48, en lo que quizás fue una buena señal para los inversionistas.

Las acciones de capitalización pequeña suelen ser las primeras en adquirirse cuando los inversionistas piensan que está próxima una recuperación del mercado.

El presidente George W. Bush dijo el viernes que los esfuerzos del Gobierno para rescatar el sector financiero eran suficientes para lograr el éxito, pero advirtió que su implementación total llevaría algún tiempo.

La mayoría de los bancos centrales del mundo redujo las tasas de interés esta semana, luego de que los persistentes problemas en los mercados de crédito provocaron pánico y que los bancos se quedaran sin dinero.

Los analistas han considerado que el miedo vivido esta semana ha llevado a que los inversionistas pongan su dinero en un lugar seguro, ante el temor de que el final de la crisis financiera no esté a la vista.

Una serie de ventas obligó a que las bolsas de Austria, Rusia e Indonesia a suspender las operaciones. Los mercados que siguieron abiertos fueron vapuleados.

La paliza en los mercados australianos hizo que los inversionistas ahí hablaran de un ''viernes negro''. En otros mercados internacionales, el FTSE-100 británico se desplomó 8,85 por ciento, el DAX alemán se derrumbó 7,01 por ciento y el CAC-40 francés colapsó en 7,73 por ciento.

En Asia, el colapso de Yamato Life Insurance en Japón causó que los inversionistas, ya nerviosos, retiraran incluso más dinero del mercado. El Nikkei se hundió 9,6 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.