Deportistas retirados y en plena actividad han invertido el dinero ganado para convertirse en empresarios

Deportistas retirados y en plena actividad han invertido el dinero ganado para convertirse en empresarios

Seis ejemplos de organización, responsabilidad y disciplina son el ex pugilista Fidel Bassa, Lucho Herrera, Fabio Parra y Henry Cárdenas, y los beisbolistas Édgar Rentería y Orlando Cabrera.

07 de octubre 2008 , 12:00 a.m.
Ellos lucharon por conseguir sus sueños en el campo deportivo, pero una vez llegó el retiro, en el caso de los cuatro primeros, se dedicaron a invertir bien lo que habían ganado con mucho esfuerzo.

Todos supieron manejar la fama y su dinero. Son modelos a seguir para el resto de los deportistas que en ocasiones no saben qué hacer con lo que ganan o se dedican a despilfarrarlo.

Si hay alguien que ha aprovechado su dinero ese es Fidel Bassa.

El ex campeón mundial mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) supo invertir cada peso que ganó a punta de golpes en el cuadrilátero, escenario que lo convirtió en ídolo del boxeo colombiano en la década del 80.

Bassa, quien nació en El Retén (Magdalena), no se cansa de decir que siempre ha vivido para noquear las vicisitudes de la vida.

Cuando era adolescente, trabajaba en la plaza de mercado de Barranquilla donde vendía pescado para ayudar a su familia. Luego de muchos sacrificios, tuvo la oportunidad de pelear por el título de la categoría mosca de la AMB, que ganó frente al campeón panameño Hilario Zapata, en 1985.

En 1987, en su primera defensa en Belfast (Irlanda), Bassa estuvo a punto de perder frente al retador Dave McAuley, pero un nocaut en el decimosegundo asalto le permitió retener la corona. Cuatro meses más tarde, enfrentó por segunda vez a Zapata; en esta oportunidad los jueces decretaron empate y retuvo el cetro. En 1989 fue despojado en forma definitiva del título de las 112 libras por el venezolano Jesús Rojas.

Bassa fue un boxeador aguerrido y disciplinado, de buena pegada y mucho corazón, quizás eso define hoy su carácter. Al retirarse del pugilismo ya sabía lo que iba a hacer con el dinero que tanto le costó ganar.

"Yo quería ser un empresario de éxito y empecé trayendo electrodomésticos de Estados Unidos. Después, el Grupo Editorial Planeta me invitó para que fuera integrante de su equipo de trabajo, en la parte de relaciones públicas, y convocó a otros deportistas como Willington Ortiz y Martín 'Cochise' Rodríguez. Duré tres años allí y después monté mi empresa Mundo Científico Ltda., con sede en Bogotá y sucursal en Barranquilla", afirma.

El ex monarca mundial empezó en su empresa a distribuir libros de Editorial Planeta.

"Luego de ir a ferias internacionales, me di cuenta que también podía distribuir equipos y materiales educativos a nivel nacional. Viajé a Francia, a España y a Estados Unidos a conseguir contactos en tecnología educativa, y en eso sigo ahora. No ha sido fácil, tampoco difícil, pero he venido trabajando fuertemente, con dedicación y capacitación. Gracias a Dios las cosas me han salido bien".

Bassa no estudió ninguna carrera, pero tiene a sus ángeles de la guarda, como llama a sus amigos.

"Cuando no sé algo acudo a ellos. Me orientan y dan la mano. Conté con un muy buen empresario como William Chams, quien es administrador de empresas, me guió mucho cuando era deportista y hoy en día me da muchos consejos, al igual que Eduardo Verano de la Rosa. Son dos personas a las que he acudido para salir adelante".

Para Fidel lo más importante es ver cómo, por intermedio de su negocio, ha podido ayudar a muchas familias que pueden salir adelante al trabajar con él.

"Para mí, ver a mi gente feliz es mi mayor satisfacción, porque uno viene de abajo y sabe lo difícil que es luchar por algo. Por eso, cuando la meta se consigue hay que trabajar mucho más".

Bassa también piensa montar su escuela de boxeo. "Tengo que ser agradecido con el deporte que me dio todo y transmitir mis conocimientos a quienes lo requieran. Ya tengo los estatutos y, si Dios quiere, a fin de año será inaugurada aquí y en Barranquilla".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.