El rey de España inauguró hoy la 64° Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa en Madrid

El rey de España inauguró hoy la 64° Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa en Madrid

La SIP comenzó, desde el viernes pasado, sus sesiones de trabajo preliminares, en las que se han tratado temas como la responsabilidad de los medios en la protección del medio ambiente.

05 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Además, la integración de las redacciones con la incorporación de las nuevas tecnologías, la autopromoción, los retos de la telefonía móvil, las leyes de acceso a los documentos públicos y la seguridad de los periodistas en el ejercicio de la profesión.

El seminario sobre este tema -Morir para informar- estuvo moderado por el codirector de EL TIEMPO, Enrique Santos Calderón, y contó con la participación de David Dadge, director del Instituto Internacional de la Prensa; Fernando Castelló, presidente de Reporteros sin Fronteras; Niko Price, director editorial para América Latina de la Associated Press, y Giuliana Sgrena, periodista de Il Manifesto, de Italia, que estuvo secuestrada en Irak.

Morir por informar

"No quiero morir por informar", dijo Sgrena. Sabía perfectamente de qué hablaba: en el 2005 estuvo secuestrada en Irak y a un paso de la muerte cuando fue liberada y el carro en que iba hacia el aeropuerto fue tiroteado por tropas estadounidenses.

"Las fuerzas enfrentadas en Irak creen que no debe haber testigos", explicó. Y la única manera más o menos segura de moverse en el territorio es hacerlo con los militares, de manera que se ha institucionalizado el periodista "empotrado".

"No solo no es una manera acertada para conseguir información de manera independiente, sino que tampoco elimina los riesgos: cualquiera puede ser víctima de una bomba también a su lado", señaló.

Sgrena está segura de que el periodismo no debe ceñirse únicamente a mostrar la perspectiva militar: debe informar cómo vive la gente, enseñar a los civiles que también arriesgan sus vidas aunque no combatan. "Si no informamos sobre una situación, no existe", dijo.

Colombia mejora

Durante años Colombia encabezó la lista de países que mayor peligro entrañaba para los periodistas. La violencia contra los profesionales de la información ha disminuido hasta el punto de que el año pasado no hubo ninguno asesinado. "La violencia directa ha bajado, pero la intimidación ha continuado y la impunidad es escandalosa", denunció Santos Calderón.

Durante los últimos 15 años han muerto 900 periodistas, según estadísticas de Reporteros sin Fronteras. De ellos, 212 han sido asesinados en Irak, 70 en Filipinas, 60 en Argelia, 52 en Ruanda y 50 en Colombia.

La situación actual en México es preocupante y se puede comparar con la que sufrió Colombia hace dos décadas. En lo que va del año se han presentado 95 ataques a periodistas, el doble del 2007.

"México es hoy uno de los lugares más peligrosos para los periodistas", dijo Price. "Los medios de comunicación admiten ante la opinión pública que es imposible hacer periodismo por la red de peligros que los rodea".

Según Dadge la importancia de la seguridad de un periodista radica en que garantiza el acceso del público a la información. "Cuando perdemos un periodista no solo perdemos al mensajero sino también el mensaje", concluyó.

JUANITA SAMPER OSPINA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MADRID

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.