Raquel Ércole y Lizardo Díaz, condecorados por su aporte al cine

Raquel Ércole y Lizardo Díaz, condecorados por su aporte al cine

La pareja recibirá, el próximo 6 de octubre, la imposición del Círculo Precolombino, en el marco del Festival de Cine de Bogotá.

03 de octubre 2008 , 12:00 a.m.

Algo más de siete películas y uno que otro documental realizó Lizardo Díaz, mejor conocido como Felipe, el de Los Tolimenses, durante los 20 años que sostuvo la productora del mismo nombre y que actualmente recibe homenajes, por parte del Festival de Cine de Bogotá, por su aporte al séptimo arte.

El pasado 3 de octubre se realizó una exposición fotográfica con algunos de sus títulos más llamativos como La novia dijo, Un ángel de la calle, Amazona para dos aventureros, Amenaza nuclear, El día que Dios nació, Canción de paz, entre otros, en la Casa del Huila, en Bogotá.

Y este 6 de octubre se llevará a cabo, en El museo Nacional, la imposición del Círculo precolombino a la productora. Aunque la empresa ya no existe, Tanto Lizardo como Raquel se sienten honrados de que el Festival de Cine de Bogotá, en sus XXV años, los haya elegido para condecorarlos.

El homenaje le llega a la pareja como un nuevo regalo a la celebración que en junio pasado tuvieron con toda su familia, en Ecuador, por las bodas de oro, al cumplir 50 años de casados.

"Es un premio a la paciencia, la comunicación total, al diálogo constante, a los detalles que jamás perdimos; al respeto por nuestros espacios, y a la dedicación tanto del uno como del otro. Jamás perdimos eso", cuenta la actriz.

Para Raquel, la llamada Sofía Loren colombiana por su parecido físico con la diva extranjera: labios carnosos, ojos grandes y cuerpo voluptuoso, es emocionante recordar sus inicios con 'mi viejo', como lo llama.

Y asegura que antes de conquistarla a ella, Lizardo 'se echo' al bolsillo a los suegros y con eso tuvo para enamorarla.  Fue en Manizales, en una Feria Internacional del Café, cuando él la vio por primera vez y se dijo para sí, 'la voy a conquistar, esa mujer será la esposa mía'. Para ese entonces, ella tenía 16 años y el ya contaba con 28.


Raquel iba con su grupo de ballet y él iba dirigiendo un coro de Adecol de 40 guitarras y 40 voces de música colombiana. 

En esa ocasión, los encuentros no pasaron a más que un saludo de felicitaciones por las presentaciones. Fue en Bogotá donde el popular tolimense se lanzó al agua y buscó la academia donde estudiaba Raquel y la comenzó a llamar. 

Se casaron al año. Tuvieron tres hijos y la actriz asegura que nunca hubo peleas o discusiones tan fuertes que los llevara si quiera a pensar en separarse. "Yo apenas estaba entrando en el mundo de la televisión y a veces le daban celitos, pero entendió fácil. Ahora, tengo que reconocer que él siempre ha sido pacifista y que ha sido él quien me ha aguantado. Yo sí soy mucho más dura", reconoce la actriz. 

Aún así, han sido más los momentos alegres que los tristes. Sus tres hijos, Guido, César Augusto y Patricia fueron concebidos por mutuo acuerdo y el nacimiento de cada uno de sus siete nietos, ha sido 'glorioso', dice ella emocionada. 

Sin embargo, es imposible no recordar la muerte de Jorge, el inseparable compañero de Lizardo en Los Tolimenses. Aunque ya llevaban varios años de separados cuando falleció, esa muerte lo mantuvo en un estado de depresión absoluto y por eso la actriz, que desde sus inicios, con la televisión en blanco y negro y cuando se empezó a hacer en directo, se perfiló como una de las divas de la pantalla, abandonó el oficio y se dedicó a cuidar a su esposo hace algo más de tres años. 

Lo último en lo que apareció fue en El auténtico Rodrigo Leal, en la que interpretó a Alma de Leal, la mamá del protagonista (Martín Kárpan) y desde entonces, su ausencia ha brillado en la pantalla.  No descarta la posibilidad de volver.

Asegura que de vez en cuando añora sus tiempos de actriz, pero está convencida de que la propuesta debe ser en una serie corta en la que no requiera estar largos periodos en los estudios. 

¿Y su belleza?

Ya no es como antes y eso hizo mella en su momento. "La que diga que no le da duro el paso de los años es una mentirosa", pero advierte que la estética ha tenido tantos avances que ha sido maravilloso. "Además, uno recapacita y se da cuenta que tiene hijos, nietos, un esposo maravilloso y que la recompensa de la vida cada día es mejor. He recibido tantas cosas que hoy por hoy me siento satisfecha por todo lo que he hecho", asegura. 

Su paso por la televisión

Comenzó en la TV como bailarina clásica, del grupo de Kyril Pikieris, en 1955. Cuatro años más tarde estuvo en 0597 está ocupado y en 1963 protagonizó la telenovela En nombre del amor. Ha estado en elencos como La pezuña del diablo, Los hijos de los ausentes, Juegos siniestros, El hijo de Ruth, Soledad, Por qué mataron a Betty ..., Pasiones secretas, Si nos dejan, Perro amor, Rauzán, entre otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.